Pal’ Norte 2019: segundo día con The Hives, A Day To Remember , Santana y Good Charlotte

Por: Mario Serrato
Fotos: Abraham Chávez

Sábado, mediodía, ya algo descansados pero aún con cruda, decidimos partir rumbo al segundo día del Pal Norte, claro no sin antes chingarnos unos tacos de chicharrón de La Ramos, total, llegamos justo a ver a Los Blenders y Charles Ans, para ser las 2 de la tarde ya se empezaba a ver una decente cantidad de público considerando el típico sol de Monterrey.

El regreso de Bengala no fue suficiente razón para quedarnos en ese escenario y mejor fuimos a dar la vuelta y nos topamos a Chk Chk Chk, con un show muy prendido, después pasamos un rato a ver a Reyno que a pesar de que su vocalista Christian estaba lesionado, no fue impedimento para salir avantes; al igual que el día anterior había horarios empalmados y muchos dilemas.

El primero del día fue entre Siddhartha e Inspector, y nos decidimos por los regiomontanos. Es impresionante verlos tocar en su casa y con su gente, los ya 25 años de trayectoria de la banda se notan en su sonido, interpretaron temas de su nueva producción Páginas En Blanco, además  de sus temas ya clásicos, pero lo que más desató la euforia fue ver a Big Javy junto a Rubén Albarrán interpretar “Amnesia”, si hay alguna banda que si es profeta en su tierra definitivamente es Inspector.

Al igual que un día anterior hubo cosas que de plano no se nos antojó para nada ver, Karol G (reggaetón), Alan Walker (EDM), Lany (Demasiado millennial) y en su lugar pisamos el Pilo’s Bar, escenario que lleva su nombre en honor a ese mítico bar en Guadalupe que vio nacer a los más chingones de la música norteña, y ahí nos topamos a Jonáz, a quién seguro conocen por proyectos como Plastilina Mosh y A Band Of Bitches. Literal se quedó mucha gente afuera del Pilo’s Bar ya que es un espacio cerrado y en lugar de agüitarse siguieron la fiesta al grito de guerra de 45 grados y un chingo de cerveza…, Jonáz aprovechó para estrenar un tema con acordeón llamado ‘El cotorreo es mío’.

Segundo dilema del día estaba entre el combo de Enanitos Verdes y Hombres G o peinarlos el fleco de ladito y ver a Good Charlotte, la batalla la ganó nuestro emo interior, porque estamos viejos pero no tanto tampoco, fue una grata sorpresa ver a los gemelos Madden sonando tan bien después de tantos años, además tocando un set con lo más clásico de Good Charlotte, nuestro emo interior dejó de cortarse las venas con galletas de animalitos y fue más que feliz. Un día antes hicieron lo mismo pero en acústico.

Ya prendidos no dejamos descansar a nuestro emo interior y le seguimos con A Day To Remember, los años pasan y suenan cada vez más brutal, desde que iniciaron su set con ‘The Downfall Of Us’ se desató la locura y el moshpit no se hizo esperar, luego sonó “Since U Been Gone” a la que debería renunciar Kelly Clarkson ya que suena muchísimo mejor con ADTR. Durante espacio de casi una hora el moshpit no paraba, terminamos hechos mierda, con el rímel corrido, pero más que complacidos.

Siguiente dilema: Santana vs Residente, será muy bueno Residente en lo suyo, pero la jerarquía del de Jalisco se respetaa nivel mundial. Apenas rasgó su guitarra y ese característico olor a monte quemado se hizo presente, y el viaje comenzaba, “Evil Ways”, “Soul Sacrifice” y “Black Magic Woman” sonaron seguidas, más astral no se podía poner la cosa, para después disfrutar a ritmo de mambo con “Oye Como Va” de Tito Puente, para los que les gusta lo más comercial del guitarrista sonaron “Smooth” y “Corazón Espinado”, pero la gran sorpresa de la noche fue escucharlo tocar “September” de Earth, Wind and Fire, Santana es ese tío pocho que no ves tan seguido pero siempre es chingón verlo y te trae uno que otro regalillo, vuelva pronto tío.

Lo que hizo The Hives en Pal Norte lo recordaremos como una de las mejores presentaciones en la historia del festival, desde que salió su staff vestidos de ninjas a acomodar el escenario ya se habían ganado la simpatía de los regios, vestidos a blanco y negro como es característico de los suecos y con una energía impresionante dieron cátedra de lo que debe ser un concierto de punk rock. “Come On”, “Walk Idiot Walk” y “Main Offender” daban inicio a su épica presentación, Howling Pelle contagia solo de verlo brincar por todo el escenario; “Won’t Be Long” y sobre todo “Hate To Say I Told You So”, fueron el punto cumbre de un set atascado de dinamita pura, si alguien de The Hives lee esto (Ni de pedo), por favor no se mamen y no tarden otros 10 años en volver, los ‘tqm’.

Para cierre nos chutamos a Kings Of Leon, no queremos ser injustos con ellos, ejecutaron bien, su setlist era una buena mezcla entre lo nuevo, lo clásico y lo que los fans de hueso colorado pedían, peeeeeero, después de haber visto a The Hives comerse así el escenario, cualquier cosa se nos hacía pequeña. Pero bueno, para que nos hacemos güeyes, obvio cantamos a todo pulmón “Sex On Fire” y ya después dimos por cumplida la misión.

Monterrey, que chingón festival tienen, nos vemos en Pal Norte 2020.

Andre Dulche
Andre Dulche
Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan