¿Dónde estabas el día que murió Kurt Cobain?

“Mi memoria existe, mi recuerdo vivirá siempre y mi música en la gloria será la salvación del maldito infierno donde habitamos” – Kurt Coabain

De antemano me disculpo porque este no es un texto donde encontrarás datos y nombres que pretenden recordar de manera banal un aniversario más de la muerte de Kurt Cobain, aunque, sí es un modesto homenaje a quien a través de su música compartió su peculiar visión del mundo y sin pensarlo le dejó al rock un legado que más allá de la sobrevaloración o la idolatría, le dio un respiro en una época que estaba en crisis.

En 1994 el sueño neoliberal de Salinas de ingresar al primer mundo vía TLC, se cayó como un castillo de naipes cuando el EZLN irrumpió en la escena pública para recordarnos de un solo golpe 500 años de abandono y marginación de los pueblos indígenas. Además del asesinato del candidato a la presidencia de la república, Luis Donaldo Colosio en Tijuana, el 23 de marzo, se sumaba la muerte de Kurt Cobain, compositor, vocalista, fundador y líder de Nirvana, que esa primavera ingresaba al tristemente célebre Club de los 27.

Cuando los disparos sonaban en Lomas Taurinas, en las radios del país los ecos de la sutil dictadura de anodinos grupos juveniles de pop caracterizados por sus sonidos electrónicos, melodías pegajosas y letras dulces, le ofrecían al público nacional una adictiva forma de evadirse de su realidad. También por aquellas épocas empezaba a surgir la plaga grupera que en los años siguientes se extendería como una infección por todo el país.

kurt-cobain-nirvana-estatua

El 8 de abril de 1994, no parecía ningún día especial, lo más relevante en mi rutina, fue hacer un examen de matemáticas, en el camino de regreso a casa mi mayor preocupación era reprobar, nunca me habría pasado por la cabeza que el tipo que invadía con su furiosa voz mis audífonos y me había devuelto la fe en el rock, había sido encontrado muerto en su casa unas horas antes mientras las parábolas y fórmulas de la geometría analítica me hacían sudar frío.

Me enteré de la noticia por MTV (vaya ironía) pues representa lo que Kurt Cobain más odió en su vida, la frivolidad y la codicia del mundo del espectáculo, el rumor se convertía en presagio cumplido, para dar paso al nacimiento del mito, pues según una nota encontrada en su diario a mediados de 1992, el título original de su álbum póstumo In Utero, era I Hate Myself And I Want to Die.

Como si se tratara de un plan macabro, esa nota parecía un aviso anticipado de la versión oficial: atormentado por la depresión y dependencia de las drogas, Kurt Cobain decidió ponerle fin a su vida de un disparo en la cabeza el 5 de abril. Sin embargo, después saldría a la luz que había más de un motivo para dudar del suicidio pues coincidió convenientemente con que su esposa Courtney Love, quedó como heredera universal de todos sus bienes, única beneficiaria de los seguros de vida, propietaria absoluta de los derechos de las canciones de Nirvana así como de cualquier mercancía relacionada con su suicidado marido.

A 24 años de su controversial partida, no dejo de pensar en ese día cuando salí rumbo a mi colegio, y que mientras repasaba unos ejercicios de mate y escuchaba en el walkman Nevermind, me preguntaba ociosamente, cómo diablos se le ocurrió a Cobain un título tan malo como I Hate Myself and I Want to Die para su siguiente disco si estaba en la cumbre de su carrera, finalmente logré pasar el examen, lo curioso es que no puedo recordar ninguna de las respuestas para aprobarlo.

Cuatro años más tarde, con la salida del documental Kurt & Courtney de Nick Broomfield, se confirmarían los rumores de asesinato que perduran hasta hoy, pero esa es otra historia. ¿Y tú dónde estabas cuando murió Kurt Cobain?

https://www.youtube.com/watch?v=TP06kxW_M3I

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

  1. Yo era una cría en 1994. No supe quién era kurt cobain ni Nirvana hasta muchos años después. No obstante, tengo un recuerdo muy claro de estar en casa viendo la televisión y que saliesen en las noticias las famosas imágenes de invernadero, y hablaban de un rockero rubio que había muerto. Supongo que aquello me impresionó de alguna manera para que siga recordándolo a día de hoy.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist