El difícil camino de Brian ‘Head’ Welch para dejar y volver a Korn

Brian “Head” Welch cofundó Korn, la banda con la que alcanzó la fama, pero mientras vendían 40 millones de discos en todo el mundo, se volvió adicto a la metanfetamina y en 2005 renunció a Korn para buscar ayuda y encontró a esto en la religión, a lo largo del camino perdió todo y regresó para ayudar a otros.

Brian ha escrito dos libros después de todo lo que pasó desde que tocó fondo y decidió dejar Korn, su segundo libro es del que nos habló durante su reciente visita a México con Korn, titulado: “Con los Ojos Bien Abiertos”, que gracias a Harper Collins México lo tenemos traducido al español y de venta en México con una segunda edición muy especial para sus fans, ya que Brian escribió una pequeña carta para sus lectores mexicanos y Latinoamericanos. Así que si no tienes esta edición te recomendamos ir por ella. 

Head platicó con nosotros sobre su libro y en todo momento se mostró sencillo, relajado y abierto a responder todas nuestras preguntas, nos contó que estaba muy feliz porque “Con los Ojos Bien Abiertos” ha sido traducido a idiomas como el francés y español el cuál le emociona mucho ya que comenta ‘Con Korn siempre hemos conectado muy bien con la comunidad hispana, hemos venido a México desde finales de los 90 y regresado continuamente. Siempre nos hemos conectado bien, siempre ha sido especial. Quiero aprender un poco de español dentro de los próximos dos años, al menos quisiera poder entenderlo‘.

Brian, mejor conocido como Head nos contó de qué trata “Con los Ojos Bien Abiertos”‘el libro trata acerca de mi hija y yo, el negocio del entretenimiento y tratar de maniobrar entre la vida con éxito, fracasos, adicciones, paternidad y cosas por las que todos pasamos. Ya sea que trabajes en una tienda de abarrotes o seas un rockstar, todos tratamos de hacer lo mejor que podamos con nuestras vidas y solo porque haces dinero no significa que todos tus problemas van a desaparecer, confíen en mí cuando digo eso. Conozco mucha gente con mucho dinero y sus problemas no han terminado. Los problemas económicos pueden terminar, pero hay muchos otros problemas y yo solo quería compartir eso y mi experiencia, es difícil escribir un libro y toma mucho tiempo, debes buscar mucho en tu memoria y debes tener ayuda de alguien más para lograrlo pero estoy muy contento con el resultado’. 

Escribió este libro mientras estuvo de gira por Australia y Japón con Korn y en el estudio mientras trabajaba con ellos en la grabación del disco Serenity Of Suffering, comentó que una de las partes más difíciles de escribir fue cuando la parte sobre la depresión de su hija Jennea. ‘La adolescencia es muy difícil y cuando estaba escribiendo esa parte del libro tenía que parar por momentos porque me escurrían lágrimas sobre mi computadora’, comentó, incluso al contarnos se notó cómo solo recordar esa parte le dolía.    

Preguntamos a Brian sobre la opinión de su hija Jennea de su regreso a Korn, Head suspiró, parece que los recuerdos le vinieron a la mente de inmediato y nos respondió: ‘Estuve mucho tiempo fuera de Korn y se sintió como si hubiera sido la mitad de mi vida porque estaba tan borracho la mayor parte que cuando estuve sobrio me sentí como si fuera otra persona y cuando en repetidas ocasiones me preguntó el manager de Korn si quería volver, yo siempre decía “no”, pero esa vez, cuando le pregunté a mi hija, se iluminó su cara y dijo sonriendo: “estaría bien, ¿tú qué piensas?”.  Creo que cuando ella era más joven y  yo le preguntaba qué opinaba ella siempre decía no porque quería que yo estuviera en casa, pero cuando ya era una adolescente ella pensaba “estaría genial que estuvieras otra vez en una banda” así que ella fue parte muy importante de que yo volviera a Korn. Ahora tiene 20 años, es una locura’.  

No podíamos despedirnos de él sin preguntarle sobre aquel concierto donde se reencontró con Korn y subió a tocar “Blind” y el emblemático abrazo entre Jonathan Davis y él, Brian sonrió y feliz y nos contó: ‘Korn dio un concierto en Carolina del Norte y fui a visitarlos porque mi hija quería ir a un concierto de rock, tenía mucho que no los veía. Platicamos y ellos me invitaron a tocar en el escenario y después del show me pidieron que regresara. Días después les llamé y les pregunté “¿en realidad está pasando esto?” y Jonathan me decía, “Sí, está pasando, ¡qué loco!”. Nunca lo vi venir pero fue un momento increíble y especial. En realidad ellos me dijeron “estamos grabando un disco, si quieres venir y hacer un par de canciones, tal vez no regresar, pero un par de canciones y ver qué pasa…” Después todo hizo clic y se fue dando. Mi hija ama a Korn y cuando viene a vernos siempre está al lado en el escenario muy emocionada. Ella estaba en ese show y de repente bajó del escenario y la vi entrar al moshpit, fue muy especial que ella estuviera ahí esa noche y cuando Jonathan me abrazó. Ella estaba muy orgullosa de mí y me dijo “¡eso fue muy bueno!’. 

En su libro nos cuenta la historia sin censuras de lo que tuvo que pasar para rescatar su vida y a su hija, nada fácil y de verdad se nota que recordar ciertos capítulos de su vida le provocan dolor pero logró salir adelante y es lo que quiere compartir con la gente. ‘Estuve ido por tanto tiempo que ahora valoro más todas las oportunidades que he tenido en la vida, como haber trabajado con Corey Taylor, o haber sido parte de la primer banda de Chester Bennington junto con Munky. Estoy muy agradecido y bendecido, es muy especial’, comentó. Incluso ahora le toma otro sentido escuchar las canciones de Korn que durante años ha tocado, ‘Cuando las escribimos las canciones pensábamos “están bien y yo no pensaba mucho en el significado de las letras, tal vez Jonathan sí, pero fue hasta que estuve sobrio que reflexioné acerca de todas las canciones de nuestro primer disco. Los primeros 5-7 años de Korn fueron divertidos porque fuimos creciendo pero fue hasta que nos volvimos realmente grandes, cuando las adicciones y la depresión empezaron a aparecer y comencé a vivir las letras de nuestras canciones, las letras de Jonathan, entendí que tal vez por eso es que mucha gente se identifica tanto con él’.    

Sobre escribir otro libro dijo que está abierto a hacerlo pero no por ahora y afirmó: Al final todos tenemos algo que compartir, ahora día a día puedes escribir algo en las redes sociales y lo que dices llega a cientos de personas al instante, todo lo que dicen afecta de alguna manera a los demás, pero todos somos igual de importantes ante los ojos de Dios’. 

Su camino de salir y regresar a Korn no fue fácil, así como tampoco ser un rockstar con una niña en casa que reclamaba a su papá, pero todos tenemos problemas en mayor o menor sentido, Brian encontró un equilibrio entre Dios y la libertad de ser él mismo. Todo acompañado de la música: ‘La vida sería muy mala sin música, sin importar la música que te guste, nos mueve,  nos hace pensar, nos toca, nos hace sentir. Todos necesitamos un soundtrack para nuestras vidas. Si quitas la música de una película, se vuelve fea, plana sin sentido, así mismo es la vida. Por eso la música es tan importante para mí’.  

https://www.facebook.com/revistapolvora/videos/440760096466005/?__xts__[0]=68.ARBnKGfHXY7EigXVSzVrJQ2VJ-XsdgYc7dBXlLp3enpgiVpohwcHSah5lEhaN-CwbiqdycZuKle5UBu0UwaqtVipHjKFSnnbAf5EVB-K8oZGLsXm9l4icc1FWto2BPVsEt4x5lZ70z15Lu1rumbIJWKAD9YHU7QIsJzP4nYOTQ6JL9y_vDwbBn8fwjwq0QidofrkdeXHqjU-dLluIQp2caQ3UZhZwAfjVmIKsIVWAewVOwKp09n79zdNB2-sTSJVsd-Pf-L3MF8x7puAEIoIRP2xuxW_8y-D_sPIdOnTBtzloKqiG6uI1s2d24AGAQ0ygeTUAWgmZ-hygKzka3HaPP-1regrAnIy-V-UBw&__tn__=-R
Fabiola Hernández
Fabiola Hernández
When the music’s over, Turn out the lights....

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan