Nacido Para Ser Rey / The Kid Who Would Be King

Una sorprendente aventura para toda la familia.

El Rey Arturo, las caballeros de la mesa redonda, Merlín, Morgana, Excalibur… Elementos más que conocidos por todos por su repetición hasta el cansancio en cuanto medio podamos recordar. Y sí, Nacido para ser rey, estreno de fantasía de esta semana, aborda estos mismos temas, esta vez llevado a un contexto actual donde un niño, deberá proteger al mundo de la latente amenaza de un mal antiguo. Con las actuaciones de Louis Ashbourne Serkis, Rebecca Ferguson y su majestad, Patrick Stewart, el filme es dirigido y escrito por Joe Cornish, reconocido por la joya del 2011, Attack The Block.

En Londres, Alex es el típico niño que recién entra a secundaria, donde sufre el bullying de sus nefastos compañeros, Lance y Kaye. Junto a su mejor amigo, Bedders, descubre en una construcción la legendaria espada Excalibur, misma que logra retirar de la piedra donde se encontraba. Esto despertará a la maligna hechicera Morgana, quien deberá ser detenida antes de que ocurra un eclipse solar. De lo contrario, esclavizará a toda Inglaterra. Ahora Alex deberá aliarse a sus rivales y emprender una cruzada para derrotarla.

Sí, el relato es de lo más convencional, una mera adaptación contemporánea de La espada en la piedra del héroe que se alía a sus férreos enemigos, tiene un leal patiño y todos emprenden una odisea cuya mayor recompensa es el crecimiento. Sin embargo, pocas películas tienen el corazón y personalidad que posee Nacido para ser rey. Incluso es lo suficiente crítica como para mofarse de sus propios clichés. El mejor de todos es cuando Alex, descubre que es el elegido para poseer la Excalibur. “Eres un niño sin padre como Harry Potter, claro que serás un héroe”, dice su leal compinche.

Hay una enorme imaginativa, un carisma nato e inventiva para sus secuencias de acción, diálogos y un clímax que emocionaría a cualquier niño y enternecerán a un par de adultos. Digo, ¿quién no quisiera comandar su propia armada?

En contra tiene unos efectos especiales deficientes, algunas secuencias que se extienden demasiado (restando cierto atractivo) y el indeciso tono entre aventura cómica o inclinarse hacia el lado oscuro del relato. A diferencia de clásicos ochenteros del género como Laberinto o Leyenda que poseían una línea dramática concreta, aquí se deambula en la indecisión de una construcción propia, sin tomar elementos ajenos que tanto abundan ultimamente. De igual forma el antagonismo representado por Morgana, es de una simpleza tremenda, sin ahondar en motivaciones más allá del genérico “extender el mal al mundo”.

Hay momentos que inevitablemente caen en el melodrama, una vía fácil a la conmoción. Pero al conjugarse con un par de giros agradables, lo entrañable de los personajes y sus peripecias, así como la naturalidad con la que fluyen las aventuras, dan como resultado una excelente película, ideal para ir con toda la familia. La personalidad, las divertidas actuaciones y por supuesto, ver al capitán Picard/Charles Xavier como la figura guía de Merlín, respaldan una honestidad a la obra de Cornish. Si son amargados, que no los desaliente esto último. Las hazañas son lo suficientemente entretenidas como para negarse a su encanto.

Calificación: 8.0

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist