Hombres al agua / Le Grand Bain

Llega a México una de las mejores comedias de la década.

Estrenada fuera de competencia en el festival de Cannes del año pasado, Hombres al agua es una simpática pieza que llega este fin de semana a salas nacionales. Ópera prima del actor francés Gilles Lellouche, famoso por la brillante cinta Little White Lies donde participó junto a Marion Cotillard y Jean Dujardin, este es uno de los mejores debuts que hemos visto en años y es una película que deben correr a verla. Posteriormente, ir a comprar el DVD o Blu Ray cuando salga y repetirla hasta el cansancio.

Un grupo de poco agraciados hombres con diversas crisis de la edad media, comienzan a asistir a clases de nado sincronizado, una disciplina dominada totalmente por mujeres, con tal de darse un respiro a la tragedia de sus vidas. Bajo la tutela de Delphine, otrora estrella condenada al fracaso en la natación, emprenden una cruzada para mejorar no solo su espectáculo, sino sus vidas.

Hombres al agua es una de las mejores comedias de la década. Es honesta, brutal, divertida y con un ritmo ágil. No hay desperdicio en ninguna escena, toda carga con una consecuencia ya sea humorística o para dar resolución a sus incontables problemas. Las actuaciones son de primer nivel, destacando el sensancional Mathieu Amalric (recordado por ser el villano Bond en Quantum of Solace) y del comediante belga Benoit Poelvoorde, como el peor empresario que pudiese existir. Encima el soundtrack está compuesto por grandes himnos ochenteros, ¿qué más se puede pedir?

Tal como el propio eslogan del filme lo anticipa, esta es una versión semejante en su construcción al clásico británico de 1997, The Full Monty. Varios hombres con problemas diferentes retratan desde la depresión, la bancarrota económica, la incapacidad de entablar una relación afectiva, las adicciones y los ataques de ira. Todos tenemos problemas, la cuestión es llegar a la forma de enfrentarlos antes de que nos consuman.

Las peripecias que cada uno vive van de lo hilarante a lo conmovedor, a la impotencia y al entendimiento. Hay un contexto para cada uno, sin dejar cabo suelto. La única excepción a la regla es el personaje del árabe regordete, quien cumple con su cuota de comic relief por su nula habilidad para hablar francés.

La perfección del filme radica en el balance entre cada uno de los personajes, sus aspiraciones y frustraciones plasmadas hasta llegar a su esperanzadora conclusión. Hombres al agua demuestra con creces como debe hacerse un planteamiento dramático, con el equilibrio necesario entre partes estéticas, bromas, intercambio de diálogos y crecimiento de los protagonistas. No hay un solo giro gratuito, solo una evolución en estos hombres de los cuales, es imposible no caer rendido. Son entrañables, simpáticos y cada uno posee un ansia de sobresalir, fácil de empatizar.

De lo mejor que verán este año, es diversión absoluta.

Calificación: 10

Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,500FollowersFollow
11,182FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas