Las 30 velas de El Haragán y Compañía en el Metropolitan

Fotos: Selene Ortíz Tolentino

Sin duda uno de los referentes más conocidos dentro del rock mexicano es El Haragán que ya con 30 años a cuestas de carrera musical, diversos éxitos, altas y bajas en su carrera pero sobre todo un legado que pocos músicos mexicanos pueden presumir.

Es por ello que la celebración no podía ser menos, ya que el Teatro Metropolitan abrió sus elegantes puertas para tan distinguida fiesta que no solo tuvo invitados de lujo o un público fiel sino también se tuvo la oportunidad de escuchar el disco icónico de El Haragán: Valedores Juveniles.

Justo bajo la premisa de esta producción musical que nació gracias a discos Denver es que llegamos al inicio de la fiesta de los 30 años con la primera canción de este disco titulado “Juan El Descuartizador”, bajo una tela que cubría a los músicos que detrás interpretaban esta pieza.

Con “La Perra Brava”, El Haragán y Compañía daban la bienvenida al respetable a este concierto que prometía sorpresas, canciones y recuerdos en un lugar que lucía un aforo considerable. Para “No Estoy Muerto”, el Haragán recordó a aquellos amigos y seres queridos que se han ido al más allá pero que siguen en la memoria de todos los que los vieron en vida, siendo un gran homenaje que incluso llegó a los visuales de las pantallas en forma de una ofrenda de Día de los Muertos.

Para proseguir con la fiesta llegaría la vida en color verde con “El Chamuco”, que es una oda al consumo de marihuana para después tener al primer invitado especial de la noche con los Rebel Cats para interpretar “Antes Me Gustabas”, una canción muy con estilo rockabilly adecuada para esta mancuerna musical en el escenario del Metropolitan.

Vendrían las canciones “Basuras”, la legendaria “A Toda Velocidad” en medio de miles de luces en el escenario y en el público, “Años 30”, “Morir de noche”, “Purgante de Amor” y “Primer Destino” que nunca dejaron de ser coreadas y celebradas por cada una de las almas presentes en el recinto.

Llegamos a la segunda sorpresa de la noche cuando Moy, hijo de Luis Haragán haría acto de presencia en el escenario para festejar a la banda de su padre con una canción titulada “Rhythm and Blues” junto a su proyecto Los Macizos. Terminando este emotivo momento se interpretaría “En el corazón no hay nada”, “Piénsalo Bien”, “Bandoleros” y “JC de Barrio”.

La fiesta seguía y seguía pero las canciones no faltaba, tanto así que “Bajando en la esquina”, “Yo pensaba qué” con desgarradores coros del público incluidos, “Sobreviví”, “Amor por nada” y “Buscando Amor en la Calle” se encargarían de poner el ambiente entre El Haragán y sus fans.

El ánimo seguía a tope en el Metropolitan pero lamentablemente nos acercabamos al final de este festejo, ya que como en toda buena fiesta el show debe terminar, claro sin antes lanzar lo mejor de la noche con “Él no lo mató”, aquella crónica fallida de delincuencia juvenil y sus consecuencias, “¿Qué va a ser de él, Dios?” y la gran sorpresa de la noche con Sax de la Maldita Vecindad interpretando “Aburrida la vida” y “Muñequita Sintetica”, siendo el broche de oro perfecto para las 30 velas de El Haragán y Compañía, que prometen próximamente conquistar el Auditorio Nacional como último regalo de este trigésimo cumpleaños.

Carlos Trooper
Carlos Trooperhttps://polvora.com.mx
Developer God @ProPlay_Esports / Trooper in @polvorarock / Rockstar in @gamerstylemx. Las opiniones vertidas en estas notas son personales

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,180FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist