Hotel Mumbai: El Atentado

El 26 de noviembre de 2008 en Mumbai, India comenzaron una serie de despiadados ataques terroristas que duraron varios días y dejaron un saldo de 174 personas muertas y más de 300 heridas. Uno de los blancos fue el Taj Hotel, lugar en el que trabajadores y huéspedes fueron sometidos a los horrores perpetrados por los atacantes. Esta película es una recreación del suceso y el terror psicológico que se vivió.

Hotel Mumbai: El Atentado son dos horas de estrés puro en las que el debutante director Anthony Maras te toma del cuello, te abofetea y te sacude. Pides piedad pero no la hay. Más de una vez me encontré teniendo que componerme para soltar el aire que la película no me dejaba expulsar y confieso que en algún punto temblé de miedo en mi asiento.

Cada balazo te estremece, cada explosión te quita el aliento. Hotel Mumbai es un filme muy difícil de ver en el que la tensión está al tope durante prácticamente toda su duración y tras el cual te sentirás física y mentalmente agotado. Maras es implacable con sus movimientos de cámara y enfoque en la acción, logrando el que supongo era su objetivo primario: transportarnos al lugar de los hechos y hacernos sentir un poco del terror que las víctimas de esta horripilante tragedia sintieron. Los seis terroristas son pesadillas caminantes, tienen el control total de la situación y da la sensación de que no hay nada que se pueda hacer el respecto. El manejo de Maras es excelente, y la constante utilización de pietaje de noticias (que sospecho es material transmitido durante los acontecimientos reales), crea la sensación de que, por momentos, estás viendo un documental.

Y es que en su núcleo, Hotel Mumbai: El Atentado es un filme de terror porque estas metido en una atmósfera de tensión total de la cuál no existe escapatoria… y peor aún, sabes que la masacre presentada ante tus ojos no fue inventada y tuvo sus bases en algo real: cada asesinato a sangre fría, cada orden despiadada de los terroristas es un recordatorio de que la maldad pura existe en el mundo y podría estar a la vuelta de la esquina.

A lo largo del filme seguimos a varios personajes e historias, como para intentar comprender el contexto del atentado desde distintos puntos. Está Arjun (Dev Patel), un empleado del hotel que tiene en casa a un hijo y a una esposa embarazada. David (Armie Hammer) y su esposa Zahra (Nazanin Boniadi) están desesperados por reunirse con su bebé (cuyo llanto es fuente de excruciante drama) y la valiente niñera que lo cuida (Tilda Cobham-Hervey). Hermant Oberoi (Anupam Kher), el chef jefe del hotel, determinado a cumplir con el lema del Taj Hotel (‘El invitado es Dios’) y rescatar a tantos invitados como sea posible. Y por ahí también anda Jason Isaacs interpretando a un arrogante empresario ruso que llega a darnos el ocasional acto heroico.

Claro, todos estos personajes están ahí para transmitir el terror del acontecimiento, aunque algunos (como Armie Hammer) se sienten demasiado ‘hollywoodenses’: llegué a pensar que la película solo los tuvo ahí para cautivar la atención del público estadounidense. Eso sí, todas las actuaciones son fantásticas, destacando lo de Dev Patel (Lion), cuyos ojos siempre reflejan la intensidad y total desesperación de la situación. Anupam Kher (The Big Sick) también se queda cerca de robarse la película con su motivado performance. También llegamos a conocer un poco de la mentalidad de los terroristas, algo plasmado con enorme impacto gracias a las escalofriantes actuaciones de Amandeep Singh y Suhail Nayyar. Y sí, aquí podemos anotarle otra palomita al director Maras por manejar a la perfección a su amplio elenco.

Definitivamente lo que hace Anthony Maras es aplastante, me atrevería a decir que es técnicamente impecable y estoy muy interesado en ver sus próximos proyectos, pero… no sé si Hotel Mumbai: El Atentado sea algo que el planeta necesita. No sé si pueda recomendar esta película o si sea sabio revivir tal tragedia tan pronto. Tal vez es importante recordar que el ser humano es capaz de cosas terribles y que la intolerancia – en cualquiera de sus formas – es la fuente de horrores indescriptibles, pero también puedo ver que muchas personas van a tomar lo peor de esta historia para apoyar sus propias creencias y cultivar su intolerancia. Hotel Mumbai produce miedo y angustia, pero eso es lo único que hace y en el fondo creo que verla no sirve de mucho, pues no nos provee de un contexto para comprender el por qué del ataque terrorista, privandonos de otras percepciones y más bien alentando a la violencia entre humanos, dejándome la sensación de que la única respuesta a la situación era más violencia y por lo tanto, quedé pensando que Hotel Mumbai no es más que una película irresponsable.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist