La importancia de ser Possessed

De El Exorcista al Templo de Samael, repasamos la carrera de los padres del death metal.

El sueño de unos chicos preparatorianos de San Francisco, Larry LaLonde, Danny Boland, Michael Miner y Jeff Becerra, era formar parte de la escena local metalera a la par de bandas como Metallica (con quienes por supuesto, terminarían compartiendo escenario). Siendo Becerra el único miembro constante en sus primeros años, la entrada del guitarrista Mike Torrao terminaría por afianzar la primera encarnación de Possessed, misma que lanzaría dos demos, incluido el ya emblemático Death Metal.

Possesed - Death Metal

Estos demos llegarían a manos del legendario Brian Slagel, fundador de Metal Blade Records, quien primero les daría la oportunidad de incluir uno de sus temas como parte de las clásicas recopilaciones, Metal Massacre. Esto llamaría la atención del sello neoyorquino Combat Records, y bajo la producción de Randy Burns, lanzarían Seven Churches, en 1985.

Un álbum que desde el título, mofa de lo sacro (al ser una referencia a la Siete Iglesias de Asia mencionadas en el Libro de las Revelaciones), Seven Churches es la punta de lanza de lo que se convertiría en uno de los géneros predominantes en el underground americano durante el resto de la década e inicios de los 90’s: el death metal. La voz llena de gruñidos, un beat rapidísimo, un sonido engrosado y temas relacionados a la muerte y el satanismo, fueron base para muchas bandas en años posteriores en todo el mundo.

Possessed se había hecho de un nombre en Norteamérica, en parte gracias a sus enérgicas actuaciones junto a actos extremos de la época como Destruction y Celtic Frost.

Tristemente, el grupo no lograría continuar su éxito y comenzaría una debacle terminada en tragedia. Para 1986, lanzaron Beyond the Gates, un álbum que cambió radicalmente el sonido a un experimento más técnico, mismo que fracasó al no contar con una producción adecuada para lucirlo. Ese mismo año, ahora bajo la tutela de Joe Satriani, lanzarían un EP de cinco canciones donde se incluyó una gran versión a una de sus primeras obras: “Swing of the Axe”.

Aunque el EP demostró ser un regreso más refinado a su fórmula original, la banda se desintegró en el ’87 por rencillas internas. Entre lo inesperado, el guitarrista Larry Lalonde conocería a Les Claypool y juntos fundarían Primus. Y entre la desgracia, sería lo ocurrido al vocalista y bajista, Jeff Becerra.

En 1989, fue a comprar un paquete de cigarrillos a una tienda. Durante su estancia, dos sujetos armados entraron para asaltar el lugar. Jeff se resistiría al robo, recibiendo dos balazos. Tras 45 minutos de espera, una ambulancia finalmente llegó a asistirlo. Quedaría confinado a una silla de ruedas para toda su vida, con una de las balas todavía alojada en su columna. Durante los siguientes cinco años, entraría a una espiral de drogas y alcohol para “olvidar” lo ocurrido.

Por fortuna, Becerra cayó en cuenta de lo sucedido. Asimiló su condición, se rehabilitó y siguió adelante. Terminó una carrera universitaria, formó una familia y para 2007, se sintió listo: era momento de regresar a Possessed. No había mejor escenario para su reaparición, que la meca del metal a nivel mundial: Wacken.

Desde entonces, formó una dupla con el baterista Emilio Marquez (Asesino) quien lo ha acompañado en todas sus aventuras y tras siete años de trabajo, están de regreso con Revelations of Oblivion, el primer LP de Possessed en 33 años lanzado vía Nuclear Blast Records.

Ahora, la mini reseña de Revelations of Oblivion.

Con la épica introducción de “Chant of Oblivion”, se anticipa un regreso en forma a un sonido clásico, una pureza ochentera de iniciar con estas grandes epopeyas instrumentales para alimentar un miedo, un shock value meramente atmosférico. Y eso es justo el álbum: un tributo a sus raíces.

Possessed no buscó emular el death metal brutal genérico que tanto abunda. Al contrario, regresa a esos pininos, a la experimentación de dar el paso del thrash a un sonido más denso. Con una producción muy pulcra, escuchamos blasfemias como “Abandoned”, “No More Room In Hell” (¡cuánto ha empeorado el mundo en 30 años!) y “Omen”. Que decir de “Damned”, uno de los mejores solos en toda su trayectoria.

Al final, el outro acústico de “Temple of Samael” es una tremenda despedida. ¡Acabas de ser devorado por las entrañas del infierno, tu alma puede divagar en paz!

Calificación: 9.0

Possessed - Revelations of Oblivion

No podía faltar: momento de la anécdota random sobre Possessed.

Un amigo y yo estábamos obsesionados con la banda cuando tenía 18 años. Durante esa época, mi amigo recibía llamadas constantes de una supuesta stalker. Por la comedia, le sugerí que cambiara el ringtone de su celular por la intro de “The Exorcist” de Possessed, especificamente asignado a ese número desconocido.

Días después, habíamos olvidado el asunto y tras una noche llena de destilado de caña y películas de horror, “The Exorcist” sonó a la 1 am y después a las 3 am para desconcierto nuestro. Esto volvería a repetirse como al mes. Imposible no relacionar la canción con aquellos turbios aunque jocosos momentos.

Possessed se presentará en Monterrey tras 11 años de ausencia dentro del México Metal Fest IV, a llevarse a cabo el próximo 30 de noviembre en la Explanada de los Sultanes. Deben aprovechar la oportunidad, pues será su único show en México. Los boletos ya se encuentran a la venta a través de Super Boletos.

Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan