El Plaza, endulzado por la oscuridad de The Jesus and Mary Chain

Una dosis de oscuridad junto a los hermanos Reid.

La noche del 4 de julio, se presentó ante un impresionante sold out en El Plaza una de las máximas figuras de la música alternativa desde su debut en 1985: la banda escocesa The Jesus and Mary Chain, comandada por los hermanos Jim y William Reid. Tras su paso por el Corona Capital del año pasado como uno de los máximos headliners, finalmente llegaba la oportunidad para que los mortales, pudiésemos escuchar en vivo sus grandes éxitos, así como la continuación de su gira promocional para Damage and Joy, lanzado en 2017.

Pasadas las nueve y ya entrado el ambiente gracias a los temas ochenteros de fondo, una luz cuasi divina se apoderó de la batería. Cada integrante comenzó a subir apenas y saludando a la gente hasta que Jim tomó el liderazgo. Sobrio, denso, rayando en lo lúgubre, así sonó The Jesus and Mary Chain desde sus primeros acordes. Con su elegante traje y peculiar tic de enrollar el cable del micrófono, Jim comenzó la velada con “Amputation”, “April Skies” y “Head On”, tema que años después popularizarían los Pixies.

https://www.facebook.com/revistapolvora/videos/331533541065613/

Atrás quedó la rencilla entre Jim y William que los hizo desaparecer la banda durante tantos años. Los Reid están de vuelta y si el sonido se mantiene con tan excitante energía, ya no podemos esperar escuchar algo más. A pesar de la carente interacción entre ellos o hacia el mismo público (siendo leales a su frialdad), la fuerza fluía en cada una de las canciones interpretadas. “Taste of Cindy”, “Some Candy Talking” y “Between Planets”, sonaron para transportarnos a una carrera con más de tres décadas llenas de oscuridad.

Finalmente, pudimos escuchar a Jim balbucear unas cuantas palabras más allá de un “¿cómo están?”. “La siguiente será la última canción… Pero si quieren más, tendrán que hacer mucho ruido”, mencionó antes de comenzar “Reverence” entre fuertes gritos que coreaban aquel clásico y otrora sedicioso verso, “I want to die just like Jesus Christ”.

Para el encore, The Jesus and Mary Chain interpretó únicamente éxitos. Desde el emblemático “Just Like Honey” que puso a aplaudir a los asistentes, como “In A Hole” y “Cracking Up”. El setlist demostró que una banda puede variar a la perfección sus hits, con lo nuevo y hasta piezas más oscuras de su discografía.

Veinte temas contundentes cerrados por el irónico “I Hate Rock N’ Roll” que le añadió bastante pesadez al concierto. Entre la tenue luz roja de El Plaza, se despidió una de las agrupaciones más queridas por el público nacional, quienes cambiaron el ya habitual celular para grabar todo el tiempo a favor de relucir sus mejores pasos de baile. Sin duda, arrancamos julio con uno de los mejores shows posibles.

Jesus and Mary Chain en El Plaza

Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,228FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan