Strung Out en el Alicia, entre puros punk rockers de la vieja escuela

Por: Gerardo Sánchez
Fotos: Alejandra Caballero

Estaba yo parado entre la multitud, cuando veo que el godín a mi lado le da su chela a su amigo, se quita su camisa blanca con rayas y se va con todo al slam, para después de un par de rolas salir bañado en sudor y secarse con su camisa junto a una sonrisa incomparable en su rostro. Es el sentimiento de tener menos de 20 años otra vez. Eso es lo que ocasionó Strung Out en su más reciente visita a México.

Strung Out está por cumplir 30 años de carrera y sus fans, obviamente, ya no son tan jóvenes. Muchos seguramente ya tienen familias, trabajos de oficina y muchas otras responsabilidades. Pero, como la nostalgia puede más que nuestras responsabilidades actuales, todos los punk rockers de la vieja escuela salieron a recordar esos bellos tiempos noventeros.

strung out

La cita fue anunciada en el flyer a las 8:00 p.m. y llegué puntual para encontrar que aún no abrían las puertas, y al preguntar a qué hora empezaba el acceso la respuesta del tipo de la entrada fue “pos a ver si ahí como a las ocho y media o nueve abrimos”. Ya saben, por alguna maldita razón nunca podrá haber un evento a tiempo en el Alicia. Al fin que son un venue independiente y pueden hacer lo que quieran siempre llenos de arrogancia.

El acceso fue poco antes de las 8:30 p.m. para que faltando veinte minutos para las nueve empezara el cotorreo con los locales Skinner Bastard. Poco a poco los fans fueron entrando, para buscar lugar o para ir por una chela, también se veían varios reencuentros entre amigos que parecían no haberse visto en mucho tiempo mientras la banda local se rifaba unas rolas de su nuevo disco Lobos con una mezcla entre punk rock y hardcore para que fueramos entrando en calor.

strung out

Mientras tanto, yo me entretenía viendo los diferentes personajes que iban llegando al recinto. Fue curioso notar que la mayoría de los asistentes se veían cuarentones pero con mucha actitud. Unos cuantos con el estilo skater de bermuda y calcetas largas, otros tantos con chaleco o chamarra de mezclilla, los godines de camisita y suetercito… vaya, hasta alcancé a ver a una Avril Lavigne región 4. Pero el look es lo de menos, de verdad me dio mucho gusto ver tantos punk rockers ya no tan jóvenes emocionados por ver a una de esas bandas con las que crecieron.

Por ahí de las 9:30 p.m. era el turno de Dischord, originarios de Caracas, Venezuela. Los latinos llegaron con muy buena actitud a darnos una buena dosis de hardcore-punk que nos hizo mover la cabeza a todos los presentes mientras muchos más seguían llegando al lugar. La presentación de los venezolanos fue breve pero potente, justo lo que necesitábamos antes del platillo fuerte. La temperatura en el lugar iba subiendo poco a poco, parte por la presencia de más gente, parte por la nula ventilación de la sala. 

strung out

Después de las 10:00 p.m. Chris (bajo), Rob y Jake (guitarras) salieron al escenario para hacer un par de pruebas seguidos por Robert (batería). Varios minutos de afinación y pruebas para que al fin saliera Jason Cruz (voz). Un trago de tequila directo de la botella para darse valor y sonó “Nowhersville” seguida de “Too Close To See” que desató la brincadera y los aventones por todos lados. Al fin Strung Out estaba otra vez en México. 

A apartir de ahí, todo fue felicidad, empujones y brincos. Los presentes estaban extasiados de ver a los californianos. Y es que la banda estadounidense aprovechó la oportunidad para repasar toda su discografía en apenas una hora. Del Suburban Teenage Wasteland Blues sonaron favoritas como “Better Days”, “Bring Out Your Dead” y “Firecracker”. Del Twisted By Design disfrutamos “Mind Of My Own” y “Ultimate Devotion”. El slam no paró desde el primer momento, incluso hubo un par de surfers y muchos grabando y tomando fotos con sus teléfono. El lugar estaba tan caliente que sudabas sin importar si entrabas al pit o no. 

strung out

La banda interactuaba con sus fans incitándolos a brincar, aplaudir y cantar a todo pulmón. No hablaron mucho, pero sí se tomaron un momento para mencionar que estaban muy contentos de pasar el 4 de julio (día de la independencia en EUA) en México. También aprovecharon un momento para echarse otro buen shot de tequila para poder continuar. Continuando con la música, nos consintieron al tocar su más reciente sencillo “Daggers” en vivo por primera vez. Lo momentos más agresivos de la noche fueron durante “Velvet Alley” y “Razor Sex” de aquel album del 2002 titulado An American Paradox. 

Pero el que quizá fue el momento más emotivo de la noche fue cuando tocaron “Soulmate”, sí, un cover de No Use For A Name para recordar al buen Tony Sly que se nos fue en 2012. La noche llegaría al final no sin antes recetarnos otra de las siempre favoritas: “Matchbook”.  Así, sin darnos cuenta, se nos fue una hora con Strung Out, ante el público pidiendo una canción más. Nos echaron las luces del lugar, no hubo encore, pero al final la banda se quedó para saludar y convivir un poco con sus fans. 

strung out

Una noche para el recuerdo para muchos, no sólo por la música, también por la nostalgia, el volver a ver a viejos amigos, el olvidarse por un momento de las preocupaciones y el estrés de ser adulto. Porque al final el tiempo pasará pero los buenos momentos permanecerán y ¿qué mejor manera de tener buenos recuerdos que con música de por medio?

strung out
Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist