NJPW G1 Climax 29: Un análisis de todos los competidores del torneo

Ha concluido el G1 Climax 29, un torneo que fue magistral de inicio a fin, que nos entregó inolvidables luchas, importantes momentos de desarrollo de personaje y una visión completa del elenco élite de la empresa. Cada competidor aportó algo distinto al torneo y a través de sus desempeños, total de puntos y empuje es que podemos intentar leer qué le depara el futuro a cada uno de ellos. Así que vamos a analizar qué pasó con cada uno de los 20 luchadores que integraron el torneo, tomando en cuenta calidad luchística*, historia y posición en su bloque. 

*Cada luchador tiene el promedio de calificaciones obtenido a lo largo de sus 9 luchas en el torneo, y además agregué un promedio en el que no se toma en cuenta las luchas contra Bad Luck Fale y Yano, quienes por obvias razones no iban a ser lo mejores oponentes para tener luchas clásicas.

Bloque A

Lance Archer

Puntos: 6

Promedio de calificaciones: 3.61 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.62)

Mejor lucha: vs. Ospreay (Noche 1)

Archer fue una de las historias más sorprendentes y agradables del torneo, pues el hombre tuvo una actuación soberbia, se encumbró en toda arena y nos voló la mente con movidas atléticas que un hombre de su tamaño no debería de poder realizar. Aunque su puntaje no lo refleje, Archer aprovechó al máximo su tiempo en el G1 Climax 29 y no solo aseguró su posición como midcarder de New Japan, sino que – en mi opinión – se ganó un push que lo lleve a reemplazar a Fale como el monstruo local #1 de la empresa. 

EVIL

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.69 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.75)

Mejor lucha: vs. Okada (Noche 15)

EVIL tuvo un excelente torneo y nos comprobó que tiene las herramientas necesarias para pisarle los talones a los estelaristas de la empresa. También, EVIL se convirtió en uno de los mejores cerradores de la empresa, pues la mayoría de sus luchas acabaron con frenéticos y emocionantes intercambios, elevando su trabajo y convirtiéndose en uno de los elementos consistentemente más entretenidos de este Bloque. Sus luchas contra Ibushi, Ospreay y Okada fueron fenomenales y sin duda están entre lo mejor del torneo.

SANADA

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.61 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.78)

Mejor lucha: vs. Okada (Noche 13)

Siempre he tenido dudas sobre SANADA, quien tiene tremendo look pero nunca ha terminado de conectar con el público a causa de su falta de carisma y arsenal torpe de movimientos. Todo eso cambió en este torneo. Por primera vez, vi a una estrella en SANADA: el hombre manipuló al público con maestría, utilizó astutamente sus movidas para generar drama y ahora sí, lució lleno de carisma. Su arranque en el torneo fue muy bueno, pero SANADA se fue cayendo con el paso de las fechas y tuvo un par de contiendas muy secas frente a KENTA y Tanahashi, sin embargo en la Noche 13, SANADA se consolidó como potencial estelarista al derrotar al Campeón IWGP, Kazuchika Okada en una inolvidable, dramática y fenomenal Contendiente a Lucha del Año que provocó éxtasis orgásmico en Osaka. SANADA utilizó al G1 para llegar al siguiente nivel, aunque es interesante notar que el hombre no pudo superar la cantidad de puntos de su compañero Ingobernable, EVIL.

Bad Luck Fale

Puntos: 8

Promedio de calificaciones:  2.86

Mejor lucha: Ninguna.

Fácilmente el peor luchador de TODO el torneo… de hecho, creo que es la peor actuación que he visto en un G1 desde hace muchos años. Fale apestó: todas sus luchas fueron iguales, y era claro que el hombre apenas si lo estaba intentando. Durante las primeras dos jornadas trabajó duro, sacando luchas buenas con EVIL y Archer, pero después se hartó y entre interferencias, finales tontos y abominables periodos de control, Fale nos hizo sufrir durante este G1 Climax 29. No lo quiero volver a ver luchar en mi vida.

KENTA

Puntos: 8

Promedio de calificaciones:  3.33 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.53)

Mejor lucha: vs. Zack Sabre Jr. (Final Bloque A)

A pesar de mis propias crítica, KENTA tuvo un muy buen torneo que nos dejó mucho por analizar. Hace más de una década que KENTA estaba en la cima del puroresu y tanto la pequeña ‘excursión’ a Estados Unidos, las lesiones y la edad han frenado su accionar dentro del cuadrilátero. No, no vamos a tener al legendario KENTA que tenía clásicos en el Budokan Hall, pero en este G1 Climax sí tuvimos a un KENTA agresivo, que luchaba con intensidad y ganas de lastimar. Lamentablemente su falta de movilidad fue muy notoria, particularmente cuando intentaba seguirle el ritmo a gente como Ospreay y Okada; KENTA lució torpe en secuencias finales, cometiendo más de una equivocación de timing y varias veces, frenando las luchas en seco. También es importante notar que varios públicos japoneses rechazaron a KENTA y la reacción japonesa en redes sociales a su persona fue muy negativa. ¿Será ese un factor para que New Japan no vuelva a llamar a KENTA? Lo sabremos muy pronto.

Zack Sabre Jr.

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.75 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.78)

Mejor lucha: vs. Will Ospreay (Noche 11)

Un excelente torneo de Zack Sabre Jr., quien de repente parecía desaparecido a causa de la gran cantidad de derrotas que acumuló temprano en el torneo. Pero con todo y los malos resultados, Zack siguió encumbrándose a través de sus divertidos y berrinchudos promos, generando mucho ruido en redes sociales. Zack tuvo no tuvo ni una lucha mediocre en el torneo, y consistentemente nos entregó actuaciones de 3.75 o 4 estrellas, destacando aquellas contra Ospreay, Okada, SANADA, Ibushi y KENTA. Ojo, éste es el puntaje más bajo que ha tenido ZSJ en un G1 Climax y podría ser indicador de su posición en la empresa: en lo alto de la midcard, pero sin ningún push importante a la vista.

Hiroshi Tanahashi

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.83 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.90)

Mejor lucha: vs. Will Ospreay (Final Bloque A)

Año tras año lo decimos: en este G1, por fin veremos a Tanahashi frenar. El pronóstico – que siempre falla – por fin se hizo realidad este año, pues Tanahashi quedó eliminado del torneo antes de la fecha final, algo que hace muchísimos años no sucedía. La historia de Tana a lo largo del torneo se revolvió alrededor de su edad; primero lo veíamos dubitativo al intentar High Fly Flows, provocando que iniciara con dos derrotas el torneo; cuando Tanahashi comenzó a utilizar la movida, las victorias aparecieron y también los excelsos promos en los que el as hacía referencia al dolor en sus rodillas causado por utilizar su legendaria maniobra. Después de ser derrotado y eliminado del torneo por Ibushi, la historia de Tanahashi se convirtió en una de tristeza y deseo por aferrarse al deseo de continuar venciendo al padre tiempo, culminando en una inolvidable batalla que representó una especie de paso de antorcha frente a Will Ospreay. 

Will Ospreay

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 4.05 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 4.21)

Mejor lucha: vs. Kazuchika Okada (Noche 7)

Un fenómeno. Ospreay es el mejor luchador del planeta y ni siquiera es justo. Después de romperla en el Best of the Super Juniors con una decena de luchas imperdibles, Ospreay continuó su racha de calidad regalándonos un montón de obras de arte a lo largo del G1 Climax, incluyendo dos Contendientes a Lucha del Año, una de ellas posiblemente la mejor lucha de todo el torneo. Las únicas luchas que tengo de Ospreay por debajo de 4 estrellas son vs. Fale (2.75) y vs. KENTA (3.25), cabe aclarar que Ospreay cargó con el peso total de esta última lucha, demostrando que no solo es capaz de combinarse con todo tipo de oponentes, sino también cargar a luchadores que están muy por debajo de su nivel. 

La victoria sobre Tanahashi en la última fecha es un indicativo de que New Japan Pro Wrestling va a impulsar a este hombre en la luna y debemos sentirnos privilegiados de poder ver su ascenso rumbo a su eventual conquista de la empresa.

Kazuchika Okada

Puntos: 14

Promedio de calificaciones: 4.02 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 4.18)

Mejor lucha: vs. Will Ospreay (Noche 7)

Okada fue uno de los MVP’s del torneo, pues – quitando el inevitable desastre contra Fale – tuvo muy buenas o excelentes luchas cada noche, destacando un par de magistrales Contendientes a Lucha del Año frente a Ospreay y SANADA; hay que destacar que Okada ayudó exitosamente a elevar a algunos de los luchadores más importantes y prometedores de la empresa como Ospreay, EVIL y SANADA, en el proceso encumbrando más la importancia de su IWGP Heavyweight Championship. Okada no habrá ganado el torneo, pero sin duda alguna nos demostró por qué es uno de los mejores luchadores de todos los tiempos.

Kota Ibushi

Puntos: 14 

Promedio de calificaciones: 3.86 (sin lucha vs. Bad Luck Fale: 3.96)

Mejor lucha: vs. Jay White (Final

Kota Ibushi tuvo un arco fabuloso a lo largo del torneo: comenzó con dos derrotas consecutivas y una pequeña lesión que le impedía desempeñarse al máximo. Ibushi se convirtió en una especie de underdog cuyo espíritu de pelea lo fue impulsando poco a poco hasta toparse en la final con su opuesto: Jay White. El amado Ibushi contra el rufián que utiliza tácticas occidentales para ganar… todo el arco desarrollado durante 9 luchas provocó que el Budokan Hall viera a Kota Ibushi como el héroe salvador, apuesto y perfecto, el ser destinado a vencer el mal que Jay White personificaba. Ibushi fue New Japan Pro Wrestling personificado durante el G1 Climax 29 y además de regalarnos poéticos encuentros, se encumbró en lo máximo como un merecido vencedor.

Bloque B

Yano Toru

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 2.94

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 14)

El G1 Climax 29 de Yano fue exactamente lo que tenía que ser: humor repetitivo, sorpresas, una pizca de creatividad y un refresque para los luchadores. Al ser el luchador ‘payaso’ que puede vencer a cualquier oponente a través de trampas, Yano fue una pieza clave para agregarle picante a la distribución de puntos en este Bloque, sobre todo por el hecho de que venció a Naito y Moxley, provocando caos en quinielas por doquier y poniendo en aprietos al Bloque entero. Hay que destacar que Yano tuvo muy buenas luchas con Ishii, Taichi y Moxley, en las que no solo mostró su destreza en lucha amateur sino que se salió del molde y brindó más creatividad a la mesa.

Jeff Cobb

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.25 (sin lucha vs. Yano: 3.34)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 2)

Si hiciéramos un ponderado de luchadores que salieron más encumbrados de lo que entraron al G1, Cobb estaría en lo más bajo. El hawaiano no tuvo un mal torneo, pero la mayoría de sus luchas fueron del montón, algo que es muy común en él. Algo que me llamó la atención es que dos de sus mejores luchas vinieron frente a hombres que ya conoce bien: Shingo Takagi (PWG BOLA) y Taichi; claro, por mucho su mejor noche fue su debut en el torneo cuando enfrentó a Tomohiro Ishii, quien le sacó la mejor lucha de su carrera y una de las más emocionantes de este torneo.

Taichi

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.58 (sin lucha vs. Yano: 3.56)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Final Bloque B)

Taichi tuvo un buen y consistente torneo en el que no tuvo una lucha fea, nos deleitó excelentes promos y dio una actuación redonda contra gente como Naito y Cobb, sacando a relucir muy buenas cualidades psicológicas. Y claro, en el cierre del G1 tuvo un soberbia lucha frente a Tomohiro Ishii, quien lo obligó a elevar su nivel y sacar todo el talento. Muy importante destacar la victoria contra Naito, que seguramente lo llevará a retar por cosas más importantes. Todo bien con Taichi, a quien espero volvamos a ver en el G1 del próximo año.

Tomohiro Ishii

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 4.25 (sin lucha vs. Yano: 4.31)

Mejor lucha: vs. Jon Moxley (Noche 6)

El MVP del G1 Climax 29. Un brillante luchador que hizo brillar a todos y cada uno de luchadores de su Bloque con inmensas, dramáticas, orgásmicas, feroces e imperdibles luchas. A excepción de su enfrentamiento con Yano (3.75), todos los demás los tengo de 4 estrellas para arriba. Como muestra vean la sección ‘Mejor lucha’ de todos los competidores de este bloque.

No tengo adjetivos para describir la calidad de este hombre. Solo espero que en 5 años no se nos olvide que tuvimos el privilegio de ver luchar a un dotado súperhumano que cada noche salía a dejar el corazón en el cuadrilátero.

Juice Robinson 

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.44 (sin lucha vs. Yano: 3.56)

Mejor lucha: vs. Jay White (Noche 16)

Un torneo sólido y un tanto decepcionante de Juice, quien no encendió el Bloque con sus luchas ni con sus promos (rara vez habló para las cámaras). Sin embargo, Juice sí fue una sólida presencia que cumplió con la chamba de babyface y cerró de manera fenomenal su participación: tuvo la contienda más psicológica de todo el torneo frente a Jay White y una excelsa demostración de narrativa e intensidad frente a Moxley. Y precisamente ahí comprendemos en dónde radican las virtudes de Juice: cuando hay oportunidad para contar una historia e inyectarle psicología al asunto, Juice es uno de los mejores en la empresa.

Jon Moxley 

Puntos: 10

Promedio de calificaciones: 3.63 (sin lucha vs. Yano: 3.65)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 6)

Una bienvenida bocanada de aire fresco, Moxley se adaptó a todo tipo de rival para brindarnos entretenimiento redondo en todas sus luchas. Aunque en kayfabe Moxley ‘cruzazuleó’ gacho su oportunidad de llegar a la final, el hombre estuvo en boca de todos gracias a su victoria frente a Naito a la mitad del torneo, generando locura en redes sociales e hilarante desesperación en fanáticos Ingobernables. Moxley se sintió como pez en el agua en varios de sus encuentros, y lució más feliz que nunca golpéandose sin cuartel con Tomohiro Ishii en la Noche 6. Además, todos sus promos fueron magníficos y su alianza maestro/tutor con ‘Shooter’ Shota Umino fue una de las mejores y más divertidas historias del G1 29.

Shingo Takagi

Puntos: 8

Promedio de calificaciones: 3.55 (sin lucha vs. Yano: 3.71)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 16)

Estoy en la enorme minoría, pero no amo a Shingo Takagi y de hecho, sus luchas me suelen aburrir; simplemente hay algo en su ofensiva que me parece tedioso y no conecta conmigo. Shingo tuvo un gran torneo, no hay duda alguna… pero no me voló la mente de ninguna manera. Creo que sus luchas con Naito e Ishii fueron excelentes, pero ni cerca de ser las obras maestras que fanáticos aclaman, pero eso tiene que ver más por mi gusto personal. El punto es que Shingo recibió críticas muy positivas por todos lados, estuvo encumbrado por todas las arenas y lució como un verdadero peso pesado; estoy seguro de que será un jugador muy importante en la escena de New Japan durante los próximos años. No le despeguen el ojo.

Hirooki Goto

Puntos: 10

Promedio de calificaciones: 3.55 (sin lucha vs. Yano: 3.71)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 12)

Todavía no puedo creer que Goto haya llegado a 10 puntos, es como si hubiera habido un glitch en las computadoras y de repente este hombre estaba a nada de ganar el Bloque. La historia de Goto rumbo a este torneo era que venía inspirado y reinventado tras pasar tiempo con su amigo Katsuyori Shibata en el Dojo de NJPW en Los Angeles; luego empezó el torneo, y vimos al mismo Goto de siempre. Su ‘clásico’ anual contra Ishii no decepcionó, al igual que su cierre con Shingo en la Final de Bloque, pero fuera de eso Hirooki Goto mostró poco. No me sorprende la baja en su calidad, pues eso viene con la edad, pero sí esperaba una nueva dimensión en su personaje o algo más allá del Goto meco de siempre.

Tetsuya Naito

Puntos: 10

Promedio de calificaciones: 3.5 (sin lucha vs. Yano: 3.625)

Mejor lucha: vs. Tomohiro Ishii (Noche 8

El Ingobernable Tetsuya Naito tuvo un desempeño discreto a comparación con lo hecho en ediciones anteriores del G1 Climax, pero sin duda alguna fue uno de el motor alrededor del cuál se movió todo el Bloque. Su derrota ante Moxley causó ansiedad y generó enorme expectativa en el resto de sus luchas. Su eliminación del torneo a manos de Jay White causó polémica sobre su futuro y mucha desesperación disfrazada de incoherente ira por parte de sus fanáticos. ¿Realmente necesita Naito ganar el G1 Climax? El acto que ya vende boletos y mercancía como pan caliente, ¿necesita el IWGP Heavyweight Championship? Hay muchos factores por analizar en este tema, pero por ahora me parece que la respuesta es no. 

El G1 Climax es una oportunidad dorada para encumbrar a estrellas de manera muy especial y me parece que Naito no necesita nada de eso… y de hecho, creo que su historia ya se cerró. Tetsuya Naito quería la aprobación de los fanáticos japoneses y por eso se puso la máscara de Ingobernable, creando una nueva persona para esconder su tristeza ante la imposibilidad de conectar con la gente. En Wrestle Kingdom 12, Naito perdió la lucha por el IWGP Heavyweight Championship ante la sorpresa de todos, pero… tal vez no nos dimos cuenta de que Naito ganó lo que quería. Esa noche, Naito fue bañado por el amor del público, obteniendo aquello que tanto había anhelado y la razón por la que el Ingobernable nació. Su derrota en el G1 Climax habrá decepcionado a muchos pero creo que es la decisión correcta y la oportunidad para el nacimiento de algo nuevo… o tal vez, Gedo solo disfruta torturar a fanáticos de Naito.

Jay White

Puntos: 12

Promedio de calificaciones: 3.5 (sin lucha vs. Yano: 3.625)

Mejor lucha: vs. Kota Ibushi (Final)

Jay White cambió muchas opiniones en este torneo pero también hizo enojar a muchos fanáticos. Con su poco ortodoxo estilo, insistencia en usar trampas e interferencias, Jay White definitivamente se ha convertido en un luchador divisivo pero la realidad es que el estilo ha funcionado a tal grado que el público japonés lo abuchea con fervor. Jay White genera odio del bueno, del que te ganas con trabajo duro, un personaje pulido y consistente. No es el odio ‘malo’ como el que tuvo KENTA durante el torneo; los japoneses manifiestan ese tipo de odio a través de silencio. Y cuando White sale, lo que escuchamos definitivamente no es silencio, sino todo lo contrario: una oleada de hermoso odio del bueno. 

Y por todo lo anteriormente descrito, Jay White fue el villano perfecto del torneo: mientras todos enfocaban su atención en Moxley y Naito, el neozelandés fue acumulando victorias, regalándonos encuentros psicológicos en el camino y venciendo al favorito del torneo en la última noche. En la final, Jay White hizo brillar a su personaje, alimentándose del odio y plasmando una lucha perfecta para encumbrar a su oponente Kota Ibushi, el ángel hermoso que había venido de atrás en el torneo utilizando el respetado espíritu de pelea. Jay White cumplió con su papel a la perfección, haciéndose odiar como nunca y permitiendo el desarrollo de una clásica historia de héroe contra villano.

Los MVP’s

Ya para terminar, si tuviera que elegir a los ‘Jugadores más valiosos’ del G1 Climax 29, serían los siguientes:

1.- Tomohiro Ishii

2.- Kazuchika Okada

3.- Will Ospreay

4.- Kota Ibushi

5.- Jon Moxley

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,500FollowersFollow
11,182FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas