Sheryl Crow – Threads

Sheryl Crow ha dicho que este será su último disco y si lo es, es sencillamente de lo mejor de la bella nativa de Kennett, Misuri. Eso sí, podrá ser su último disco de estudio pero no dejará los escenarios.

Desde que la conocimos en los años 90 Sheryl Crow siempre manejo el rock con sus tintes sureños, era como ver a Daisy Duke tocando rock sin dejar atrás su tierra natal. Sheryl llegó a lo más alto con canciones como “Everyday Is A Widning Road”, “If It Makes You Happy” y claro, “All I Wanna Do”, canciones que nunca salen de su repertorio. Luego la vida la golpeó fuerte y es sobreviviente del cáncer pero por otro lado, uno de sus mayores sueños se hizo realidad al ser mamá, además de ser activista. Todo esto influyó en su vida y su música, por un tiempo dejó el rock y esa escena alternativa y se adentró al country.

Sacó por lo menos dos discos bajo este género bastante puros, esas guitarras distorsionadas que te remiten a Nashville con vivencias hechas canciones. Nada mal para un fanático del género, obviamente los que no siguen su carrera no serán de los discos más emocionantes en su discografía.

Pero todo eso cambió en Threads, este álbum con unos jeans rotos en la portada donde Sheryl sigue mostrando buenas canciones y más allá de los invitados, una mezcla de pasado y presente de su carrera.

Tenemos country puro como ocurre en “Live Wire”, solo le falta cantarla mientras una cuadrilla de baile la acompaña en el escenario. Pero también tenemos unas joyas como “Tell Me When Its Over” en conjunto con Chris Stapleton de The Jompson Brothers que nos recuerda esos discos como The Globe Sessions que tenían lo sureño pero mezclado con rock pop y buenos solos de guitarra.

Siguiendo con otra canción memorable tenemos “Story Of Everything”, donde entra la guitarra mágica del maestro Gary Clarck Jr. aunada a la potente voz de Andra Day y el rap de Chuck D, sí, el mismo de Public Enemy.

Si esos invitados no son suficientes pues que tal un golpe de casi cuatro minutos con Sting (bajo), Eric Clapton (guitarra) y Belinda Carlile en una power ballad de arrancarse las venas, “Beware Of Darkness” o el mismísimo Johnny Cash en una canción que estaba enlatada hasta hoy, “Redemption Day” o Neil Young en “Cross Creek Road”.

Claro, sin dejar de mencionar a Keith Richards de los Rolling Stones tocando como le gusta, libre y bluesero (sus coros son horribles) en “The Worst”; al buen icónico ‘Tío Jesse’, Willie Nelson en “Lonely Alone” o si lo tuyo es el indie rock que tal el nombre St. Vincent para “Wouldn’t Want To Be like You”.

 Las tres  leyendas más grandes del country, Cash, Young y Nelson de invitados en tu disco… ¡Sheryl eres diabólica!

Sin embargo no todo es felicidad, tiene el problema de ser un disco largo, son 17 tracks que en su parte final (las últimas 4 canciones) se hace pesado, sobre todo si no eres fan from hell del country, el puro de guitarra mientras ves pasar la vida en un cobertizo en tu casa de Alabama.

Threads de Sheryl Crow es un disco que vale mucho la pena, las colaboraciones son muy buenas y mezcladas, es el disco soñado de al menos los últimos 10 años en su carrera. Ella seguirá dando conciertos y ojalá se acuerde de Latinoamérica algún día.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist