Hay conciertos chidos y el de la Tokyo Skapara

Hay días en los que solamente llevo un cosa en la cabeza y me refiero a cualquier canción que, de alguna u otra forma se metió en las entrañas de mi cerebro, sin ganas de apartarse pronto de la memoria. En ese momento queda una sola cosa por hacer: tararear hasta que por arte de magia se nos olvide.

Hace un par de días, como si se tratase de una premonición, no podía desprenderme de la pegajosa sección de viento en ‘Jamaica Ska’, canción que diera reconocimiento mundial a Byron Lee y sus Dragonaires en 1964.

No era coincidencia que aquellos ritmos provenientes de la música afro antillana, el jazz y el blues fueran mucho más necios a medida que se acercaba la prefiesta del Non Stop Ska Festival 2019.

Tokyo Ska Paradise Orchestra. Fotografía: Gustavo Azem.

Prefiesta del Non Stop Ska Paradise Orchestra 2019

Los encargados de abrir las hostilidades eran, confirmado, Tokyo Ska Paradise Orchestra.

Por alguna razón aún desconocida llegó poca gente, cosa que auguraba malos números para el desarrollo del evento, pero nada más alejado de la realidad, los dos días de fiesta estuvieron atascados de rude boys, rude girls, skinheads, punks, skatos y un largo etcétera.

A pesar de todo, los oriundos de Japón dieron uno de los mejores conciertos que se les ha visto en territorio nacional. Su selección de setlist fue magistral, acompañado de varias tributos y reversiones provocaron escalofríos de los chidos cada uno de sus fanáticos.

Debo decir que la decisión de ponerlos a tocar en solitario, como ante sala del festival especializado más importante del centro del país, fue acertada. Dos horas de puro fusión hubiesen sido impensables dentro del cartel oficial.

‘Skaravan’, ‘5 days of tequila’, ‘Glorious’, ‘Ska Me Crazy’, ‘Sekaichizu’ y ‘Pride of lions’ fueron algunas de las rolas elegidas para zapatear, con chela en mano, hasta que el pinche concreto se rompiera por la mitad.

Qué tranza con la chela, 120 pesos doble y Corona. Qué tranza con las temdencias, ya venden Clamatos, Micheladas y hasta Gomichelas. Carajo; ¿somos punks o payasos/patadas?

‘Cielito lindo’, ‘Speak Softly, Love’, ‘One Step Beyond’ y, claro, Jamaica Ska’, fueron algunos de los tributos a grandes momentos del género a lo largo de la historia. Esa última, fue reversionada por al menos un quinteto de bandas a lo largo del festival.

Sin duda la rola más tocada después de ‘Caravan’, ‘One Step Beyond’ y hasta ‘2-Tone Army’. Clásicos.

El sonido: bueno a secas, disfrutable, sin fallas técnicas, pero no excelso. La galera donde te avientan a escuchar conciertos no es precisamente la mejor, estar envuelto en láminas expuestas a los rayos del sol provoca que te suden todos los hoyos del cuerpo, pero también convierten el sonido en algo inaudible a ratos, sobre todo si la banda trae una mala ecualización desde los controles.

No fue el caso de la Tokyo Skapara, aunque varias bandas lo sufrieron en grande durante sus presentaciones en el Non Stop. Hablaremos de ello más tarde, pero ¡SPOILER! qué mal estuvo el Ska Reggae Sinfónico.

Al final tanto la banda eriza que se dejó caer, hasta los japoneses más queridos de México, derrocharon pasión y entrega los primeros, así como talento y actitud rock los segundos.

Esperemos encontrar otras gratas sorpresas en el segundo día de festival. Quiero ver con ansias a Lollypop Lorry, West Standard Time Ska Orchestra y a Inspecter 7…

Gustavo Azem
No tan guapo como Brad Pitt, ni tan simpático como Chespirito.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,210FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist