El Chivo, el lado alterno de Maligno

Desde Monterrey nos llega El Chivo, el proyecto alterno de dos ejes de Maligno, de Marco Mejía y Stefan Berdem, acompañados por Viin Angelini y Roi Zerda y ¿qué es? Puro y pleno stoner metal del bueno.

El Chivo es denso, se mete a las entrañas con cada riff pero también te mete al viaje, tiene momentos de psicodelia que si Woodstock hubiera tenido maldad estaría reflejada aquí. Ellos acaban de estrenar su disco debut el cual cuenta con ocho tracks que puedes escuchar si le das click aquí.

Pero para conocer más y como dictan las buenas costumbres, platicamos con Marco Mejía para tener todo de primera mano:

¿Es emocionante una nueva aventura ahora como El Chivo?

Sí, definitivamente es una de las primeras cosas por las que decidí empezar a hacer esto del chivo. Después de casi 15 años con Maligno y 5 discos, giras aquí en Estados Unidos y Europa, de repente sientes la necesidad de buscar otras cosas, tratar de hacer otro tipo de música que con Maligno no encajaba de una u otra manera, aunque fuera rock pesado, muchas cosas ya no las puedes meter por ahí porque Maligno ya tiene una fórmula y estilo propio. Y ya era momento de buscar otros aires, no es una ruptura solo es otra banda.

¿Crees que  Maligno sí debe de respetar una fórmula o arriesgarse un poco con nueva música?

No me refiero a un estilo musical, sino una fórmula para componer y que yo llegara con estas ideas y empezar, conjuntar los tiempos, me refiero a este tipo de fórmula, esto es lo que no se está dando en este momento. Y también decidí comenzar con esto del Chivo con otra idea musical y otra concepción, pero no tal cual que fuéramos unos AC/DC que todo suena igual, de hecho cuando escuchas los discos de Maligno hay una diferencia, si no muy notable, sí la hay de disco a disco, siempre tratar de innovar. Y tampoco hice el Chivo por pensar que no iba a dar más en Maligno, solamente es otra idea y concepto. Es como traer novia nueva, por darte una idea.

¿Qué despertó esta nueva aventura? Al fin y al cabo hay un detonante para hacer esto…

Volvernos a aventurar, volver a sentirse animado y con esas ganas, no es mi caso, pero otros integrantes tienen incertidumbres sobre el crecimiento o evoluciona, empiezan a perder el interés: es otra vez arriesgarse, tirarle a lo más alto y a ver qué sucede. Al fin y al cabo es una aventura.

Aunque es empezar de cero, no es igual que cuando empezaste con Maligno, qué ha aprendido de esos días que ahora te resulta más sencillo?

Definitivamente son muchos años, no solo con Maligno sino desde Toxodeath en los 90, estuvimos con BMG Culebra, yo tenía 18 años desde que empecé a tocar con Toxodeath y empezamos a girar con La Lupita, Cuca y Santa Sabina. Ya son años de camino recorrido y son años de experiencia buena y mala, de aprender y no volver a caer en los mismos errores. Inclusive Maligno hace que El Chivo sea más reconocido.

Estabas hablando de la generación Culebra, los cuales eran más unidos, ¿crees que le falta eso a la escena metalera de México?

Es algo extraño y son diferentes épocas, pero yo creo que la Culebra en los 90 fue una gran idea: agarraron lo representativo de Guadalajara, del norte de México, del todo el país, independientemente del género que tocaban y se hizo un movimiento. Yo creo que después del rock en tu idioma allá en los 80, el segundo gran movimiento por así decirlo fue el Culebra y el tercero fue la Avanzada Regia que también generó grandes artistas que ya tienen 15 o 20 años sin parar de carrera, siendo parte de la cultura mexicana y latinoamericana en general.

No sé qué tenga que pasar para que se vuelva a generar algo así, no sé si los astros se tengan que acomodar. Yo creo que son ciclos, en donde de repente no hay nada y de repente hay cosas nuevas; de alguna u otra manera ese ciclo ya tiene que empezar a cocinarse, por lo menos en el tipo de rock que tocamos nosotros, yo pienso que va por muy buen camino.

Hay muy buenas bandas haciendo muy buenas cosas, por ejemplo The Wicked Ones es una banda que no suena como ninguna otra, y eso es lo que se requiere. Que haya bandas que suenen  a ellos y que tengan una identidad, y habiendo unas 5 o 7 se juntan y yo creo que no va a tardar en explotar esta situación. Que se genere un movimiento sin mucha pretensión, que solo salga y la gente lo acepte.

Acerca de sonar diferente, El Chivo suena diferente, que tendrá muchas partes stoner, doom, pero la psicodelia es algo que muchas veces se pierde, ¿de dónde salió todo esto?

En realidad para serte sincero, más o menos traigo una idea en la cabeza de qué es lo que quiero hacer y empezamos con esa idea, luego se va modificando. Encontramos a Viin Angelini y a Stefan Berdem que también toca conmigo en Maligno, ellos tuvieron una banda local hace muchos años, y ya con Viin se completó la alineación y surgió una magia muy extraña, algo que es muy difícil. Yo soy muy afortunado, porque con Maligno se hizo una magia para que sonara a Maligno y El Chivo va por ese lado. La psicodelia se fue amalgamando los estilos y se fue logrando todo; son mezclas de diferentes generaciones, yo a Viin le llevo 10 o 12 años, entonces son otras ideas y concepciones, todo esto se fue juntando y este fue el resultado, que yo creo que se dio muy bien. Con todas las carencias, creo que hicimos algo muy bueno.

Sin ser conceptual, ¿cuál es el eje temático de este disco?

Principalmente al ser el homónimo es el definirnos, de buscar nuestro sonido, y lo logramos poquito a poquito, no estuvimos en la carrera tratando de sacarlo, nos fuimos despacio. Nos juntábamos una vez por semana, todo fue natural. Y en el momento que yo pensé ya en acelerarlo fue a principios de este año que nos metimos a grabar.

De las influencias, no musicales, ¿qué podríamos ver en este material?

Viin a parte de ser cantante es un cinéfilo y amante de las historias, las letras son de él todas, nosotros hicimos correcciones. Entonces tiene mucha onda de lo terrenal, hablando cosas de aquí, pero también tiene mucho lenguaje extraordinario y espiritual. Tiene muchas cosas que te hacen llevarte la mente a otro lugar y muchas cosas también muy aterrizadas, pero no fue algo en que nos pusiéramos de acuerdo y existiera un guion y de ahí se lanzó la línea, si no que más bien todo se dio poco a poco, los extras o los agregados a la base.

¿Desde un inicio se tenía pensado que fueran letras en inglés?

Sí, porque no fue un impedimento, este Viin habla muy bien y estuvo viviendo en Estados Unidos y tiene muy buen lenguaje y escribe muy bien, utilizando un léxico grande, y no solo traducirlas de español a inglés Al ver que este hombre tenía estas cualidades y destrezas dijimos, ‘adelante, vámonos por el inglés’. Además con El Chivo le vamos a tratar de llegar a donde más podamos y ahora con las redes sociales es mucho más fácil.

¿Hasta dónde crees que pueda llegar una banda nacional? ¿Cuál es el tope? Ya que es muy difícil que las bandas salgan del país…

Yo creo que la única limitante somos nosotros mismos, como mexicanos e identidad, todos tenemos las mismas capacidades que otras personas en otras partes del mundo. En mi caso, que he tocado en muchas partes del mundo, no le pedimos nada a absolutamente nadie ni a muchas bandas que se pueden llamar profesionales. EL único tope, es nuestra mente, es la única limitante.

Muchas veces tienes cuestiones culturales o de costumbre que te impiden crecer; la misma gente que consume aquí ha visto a las mismas bandas mexicanas como abridores, músicos de fin de semana, cosas de ese estilo, por lo cual muchos músicos muy buenos en cualquier parte del país desafortunadamente se tuvieron que dedicar a otros estilos por esa ideología, penando que de esto no se podía vivir. Fuera del rock pesado han encontrado su nicho, su reconocimiento y su manera de vivir, yo creo que es mental. Lo que tú quieras, no hay límites, a lo mejor no era al final de día lo que pensabas, pero estoy seguro que si piensas y tienes una ideología de esa manera vas a llegar mucho más lejos.

Parte de esa cultura la vemos en los festivales, que los nacionales son para abrir…

O en escenarios buenos, nosotros con el trabajo que hemos hecho hablando de Maligno, de alguna manera hemos roto esa barrera ya que nos han metido en horarios estelares, y han visto los organizadores la respuesta del público. Y también te puedo hablar de bandas como Ágora, Strike Master, etc., pero no dejan de ser contadas con los dedos y te sobran dedos, eso es lo que tenemos que modificar de alguna manera. Que la gente que haga discos lo haga bien, que se dediquen con todo y le echen todo, y ya el resultado a ver qué pasa; pero sin esa manera de pensar es mejor  qu eno hagas un disco o toques en la cochera de tus amigos.

El Chivo - Entrevista Pólvora

Acerca del internet, ya avanzaron las cosas de cuando empezaste, pero ¿crees que han muerto las revistas, es difícil encontrar medios clavados en esto? ¿se apoya el metal mexicano o se refugian en lo ya conocido o extranjero?

Sí ha habido una evolución, de alguna manera lo que evoluciona es la forma, el fondo sigue siendo el mismo y también cambian las formas. Hace 12 años bajar una rola o ver una foto en alta resolución era casi una fantasía, ahorita es una realidad. Yo creo que hay que aprovechar todos estos beneficios y tratar de lograr de llegar a más lugares. Y estas herramientas también nos están abriendo puertas, por ejemplo yo estoy viendo fanzines que veía en los 80, que ahora retomaron pero en el formato digital con blogs, páginas de facebook, programas en youtube en vivo.

Yo creo que si en un momento hubo una ruptura, ahora se están fusionando y volviendo híbridos con estas tecnologías digitales. Y también vuelven las cosas impresas, no sé si te acuerdas, hubo unos cuatro o cinco años en que a nadie le interesaban los discos solo a los fans de culto, y ahorita vuelve ese interés poco a poco, el vinilo ha tenido un crecimiento del 1000% en relación a cero porque no hubo en muchísimos años, ha tenido un crecimiento enorme.

De alguna manera si lo ves, analizando como el avance de la tecnología musical: en los 60 y 70 fue el bulbo, fueron los sintetizadores análogos, etc, y fue un éxito. En los 80 se rompió esa conexión eliminado todo eso y entran los principios de la era digital de loa amplificadores y el transistor, cambió de lo análogo a lo digital y duró 10 años, hasta que se dieron cuenta que ninguno era mejor sino sacarle provecho a ambos y a la fecha eso es lo que funciona. Y por ahí va la cosa de los medios y la revista, que se haga una fusión entre cómo se hacían en el pasado las cosas con ahorita para sacar algo chico o agarrar lo mejor de las diferentes tocadas.

El Chivo - Entrevista Pólvora
Andre Dulche
Andre Dulche
Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist