Crítica: El Irlandés (The Irishman)

Tras años de planeación y a través de la distribución de Netflix, el gran Martin Scorsese reúne a Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci para presentar El Irlandés, una película biográfica sobre Frank Sheeran , un veterano de la Segunda Guerra Mundial que en los 60’s se convierte en importante elemento de la Mafia y amigo cercano del famoso líder sindicalista, Jimmy Hoffa.

Lo primero que debes saber es que la duración de “El Irlandés” es de tres horas y media. Eso suena intimidante, pero debes recordar que estás en manos de Scorsese, De Niro, Pacino, Pesci y la edición de la maestra tres veces ganadora del Oscar, Thelma Schoonmaker. Con la magia de tales eruditos del séptimo arte, este filme se mueve a gran ritmo, absorbiendo tu atención con picantes diálogos, interesantes personajes, humor negro, violencia, y por supuesto, excelentes actuaciones protagónicas.

El Irlandés hace un gran trabajo de ilustrarnos el panorama político de Estados Unidos en los 60’s y 70’s, tomando puntos históricos como el ascenso de Fidel Castro en Cuba y el asesinato de John F. Kennedy para relacionarlos al crimen organizado de la época, acentuando así la importancia de su personaje principal, Frank Sheeran. Sin embargo, no todo es crimen, balazos y política, pues El Irlandés te lleva por caminos que no hubieras esperado para culminar con un final increíble y reflexivo que le da un radical giro al significado de la película, haciendo de éste, un relato muy humano sobre amistad, vejez y arrepentimiento. El último cuadro de este filme es cinema en la máxima de sus expresiones.

Al centro de todo esto tenemos a Robert de Niro (Joker), quien con una magistral interpretación retrata la fascinante vida de Frank Sheeran, un sujeto trabajador, callado e inteligente. La belleza en la actuación de De Niro radica en su sutileza, pues no lo vemos gritando rimbombantes líneas o pintando la pantalla con sangre: él comanda atención a través de pequeñas miradas y susurros que capturan tu atención. Los minutos finales de El Irlandés bien podrían ser recordados como la más poderosa muestra del talento de Robert De Niro. 

El semi-retirado Joe Pesci (Raging Bull) es un total maestro, cuya interpretación de Russell Bufalino es silenciosamente poderosa. Pesci es el jefe mafioso perfecto; con tan solo una mirada, es capaz de lucir como el ser más amenazante del planeta. Su personaje es un contraste total al exuberante y gritón Jimmy Hoffa de Al Pacino (Scarface) quien casi se roba la película gracias a la desbordante electricidad que proyecta en cada una de sus líneas. No me sorprende que sea Pacino el que esté recibiendo más halagos para Oscar, pues su personaje es el más ‘ruidoso’ de los tres papeles principales.

Para contarnos la larga historia de Frank Sheeran, gran parte del presupuesto del filme fue destinado a la utilización de tecnología para rejuvenecer a Robert de Niro (entre otros personajes) y los resultados son muy buenos; al principio notas algo extraño en su rostro, y después de un rato todo luce impecable. La película hace muchos saltos de tiempo y la muy buena ambientación ayuda a ubicarte sin necesidad de diálogo. Mención especial al diseño de vestuario de Sandy Powell (The Favourite), clave para este propósito.

el-irlandes-pacino

Aunque gran parte de El Irlandés se pasa como agua, tres horas y media es demasiado y definitivamente vas a sentir el rigor de tan largo compromiso. Qué tanto lo ames dependerá de tu estado de ánimo, tu gusto por el cine de Scorsese y la manera en cómo la veas: con tantos personajes, temas políticos y una edición tan dinámica, ésta es una cinta que te puede castigar por no ponerle la suficiente atención, y no sé si Netflix sea la plataforma adecuada para disfrutarla. Por su pesada duración, puedo imaginar que muchas personas van a verla en partes, van a interrumpirla constantemente para ir al baño, cocina o yo-qué-sé, o estarán con un ojo en la pantalla y el otro en el celular. Todo esto mermará la experiencia de muchos y creo que eso afectará la percepción general hacia la historia.

Apenas comienza la temporada de premios y me da la impresión de que El Irlandés no podrá llevarse el Oscar a Mejor Película. Sí, ésta es tal vez la más grande pieza cinematográfica del año, y seguro tendrá múltiples nominaciones, pero – por lo explicado en el párrafo anterior – no creo que logre resonar con audiencias de la misma manera que otros filmes en competencia. Ya veremos si me equivoco.

El Irlandés es el trabajo de alguien que ama al cine con todo su corazón, es una obra en la que Martin Scorsese exhibe cualidades magistrales de dirección, utilizando su voz para plasmar con lujo de detalle la fascinante historia de un hombre clave en la historia norteamericana. Estamos ante un filme maduro y muy sabio sobre crimen, mortalidad, paternidad y amistad que exhibe tremendos elementos técnicos pero cuya duración es excesiva y le pesará a más de uno. Eso sí, Scorsese recompensa tu paciencia con un último acto que no olvidarás.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,197FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist