Re-sumiendo el Force Fest 2019

El Force o cómo resolver problemas sobre la marcha y aún así quedar mal

Texto: Rochío Vargas/Fotos: Daniel Márquez

¿Recuerdan que el año pasado en el Force Fest nos llenamos de lodo?… pues cambiaría todo el desman de este año por un poco de lodo en mis botas. 

La gente llegaba al Deportivo Oceanía con cara de incertidumbre porque después de lo que había pasado en el KnotFest ya no sabíamos si las puertas abrirían. La fila era igual de enorme que el día anterior con la diferencia de que las puertas del lugar abrieron hasta las 3pm, entre enojos y varios nombres de bandas que cancelaban su participación, algunos fans prefirieron irse decepcionados a sus casas.

Pero… ¿si todo comenzaría hasta la tarde, qué iba a pasar con las bandas que tocaban desde temprano? Nadie sabía, ni los integrantes, pues bandas como Tamadre, Obesity, Los Blujeays y Jet Jaguar llegaron a su llamado para tocar y darlo todo en el escenario del festival, pero se toparon con la sorpresa de que en los horarios actualizados ya no estaban sus nombres y así de fácil los habían bajado como a muchas otras. 

El cartel de Force Fest pasó de tener 40 bandas confirmadas a 22 que realmente tocarían el domingo, eso lo supimos después de que en redes sociales todos pidieran el nuevo horario ya que eso de estar cachando qué banda estaba en el escenario era muy trve. 

Al final todos fuimos esperando no pasara nada malo pero prevenidos para lo peor. El Force Fest 2019 comenzó a fluir y los asistentes disfrutaban del rock, la comida, el vendedor de gorras que se había colado, la niña de 14 años que te vendía papitas y que también se coló… pero eso sí, las vallas ya estaban bien puestas y hasta había de más, todo sea por la seguridad. Aunque no sé si a los que les robaron el cel sintieron esa “seguridad”.

Llegando estaba Nexus, quienes subieron de último minuto al escenario al escenario más pequeño y concentraron a la gente que iba apenas ingresando. Sacaron lo mejor de su rock progre y mostraron porqué ganaron un premio hace algunos años, aprovecharon al máximo sus 30 min y el público reaccionó bien. Oficialmente el Force comenzaba.

Nos fuimos moviendo y sin horarios definidos Kilcrops estaba en el segundo escenario pero los problemas con el audio comenzaron, por lo que regresamos al primer stage y nos echamos unos rolones de Beneath The Horror quienes dejaron en claro que la gente es la que hace salir adelante los festivales pese a todo, pues sin ellos las bandas serían nada.

Por fin, Kilcrops tuvo el audio a tono y los originarios de Colombia dieron un gran show, además expusieron su sentir por lo que acontece en su país, pues Hooseman Adame (vocal) vestía una playera con la leyenda ‘El estado mató a Dilan’ formando la palabra ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios), y que nos recordó que la música también sirve para quejarse de las formas de un gobierno.

También vimos al Strike Master, que con “Up For The Massacre” comenzaba a formar el slam pero que fue interrumpido pues el tiempo para la banda de thrash metal mexa fue recortado para darle entrada a otras bandas como Chasing After Alice o Koyi K Utho quienes pelearon para poder tocar luego de viajar desde Texas y Bogotá respectivamente.

Así es, nuevamente el Force Fest hizo cambios sobre la marcha, y si nos metemos más a fondo y vemos todo a detalle, el sonido tuvo bastantes fallos, desde el baterista sin monitor y que iba desfasado, hasta tener un delayed de 5 segundos que te hacía sentir como el Sonido La Changa. El volumen a veces bajo y otras veces tan fuerte que había un punto medio donde podías escuchar un mix de 2 escenarios. 

Con todo eso, no hemos mencionado que curiosamente el único lugar sin fallos grandes fue donde Transmetal, Espécimen, La Lupita y La Castañeda se presentaron. Aunque Héctor Quijada y compañía acabaron antes su show. En dicho stage, el público fue muy participativo y llenaron el espacio casi a reventar. Además algunos integrantes de las bandas convivieron con sus fans. Un toque de romanticismo surrealista digno de Dalí.

Accept fue, a nuestro parecer, la única banda que sonó bien, Mark Tornillo y Wolf Hoffman deleitaron a propios y extraños con diez rolitas, desde “Die by The Sword”, “Pandemic” y la siempre poderosa “Balls to The Wall”. Realmente de los mejores shows del día en el Force.

No todas las presentaciones tuvieron la misma suerte, algunas eran caóticas pero no por las bandas, W.A.S.P. salió 15 minutos tarde y a la cuarta rola dijeron ‘gracias, bye‘ pues se les fue la energía eléctrica en el escenario, Blackie se enojó como cuando te cierran la puerta del metro en plena bajada porque todos suben sin dejar salir.

Lo mismo pasó con Ghostemane que llevaba 50min de retraso por el audio, aunque ya no supimos si tardó más porque Rob Zombie sí iba a comenzar en punto, como pasó con Exodus e In Flames quienes siempre agradecieron a la producción de Robert Cummings (Zombie pues), jamás mencionaron al festival. Inserte meme de Tommy Pickles diciendo ‘baia baia’.

El escenario principal estuvo cerrado la mayor parte del tiempo, pues sólo tocarían Exodus, In flames y Rob Zombie, sí nuestro “Dragula Ecoloco” tocó durante una hora y prendió a todos los presentes y a los del puente vehicular, no importaba si era una de sus rolas o un cover, todos cantamos hasta no poder más.

Al grito de “otra, otra” se prendieron las luces y supimos que era momento de salir a comprar la playera a $50 o buscar los hotdogs de 3x$35. 

¿Nos vemos en el 2020? (ya vendían el early bird, já)

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist