30 años, 60 mil personas y cumpliendo desde los 90: Cafe Tacvba en el Foro Sol

Texto: Sergio Pescador / Fotos: André Dulché

Los eventos multitudinarios en México, son desgraciadamente aún carne de cañón para vándalos, ladrones y escoria cobarde oculta en el anonimato. Solo pregunta a Evanescence o Slipknot en el reprobable caos Knotfest/Forcefest.

El 7 de diciembre, Café Tacvba en el foro Sol fue diametralmente opuesto. Un concierto íntimo con los musicalmente avanzados nativos de Ciudad Satélite y algunos 60 mil amigos cercanos.

cafe tacvba

Debido a un error de logística, tuve que recorrer todo el recinto por su interior, esto sirvió de excusa para atestiguar lo bien organizado y la amabilidad del personal. Es un sitio imponente. Pude ver mujeres de todas las edades interactuando pacífica y principalmente, seguras, con amigos y familia, una nota buena para Ocesa.

El concierto empezó 30 minutos después, no vi ningún letrero de sold out en ningún lado, pero el sitio estaba lleno.

Como en los tiempos prehispánicos inmemoriales… la ceremonia comienza.

El escenario tenía dos inmensas pantallas, y cuatro individuales detrás que plasmaban imágenes acordes a la música, durante el evento hubo leves fallas al cambiar de tomas, pero las diestras manos de los directores de video y las luces estaban bien coordinadas. Había muy poca decoración extra (Props) los cuales ni se notaron, fue un festín visual pero mayoritariamente auditivo.

El audio fue correcto, no ensordecedor, es difícil ecualizar con condiciones de gélidos vientos y frío extremo, me pareció ver un pingüino, pero pudo ser un vendedor del popular producto congelado; que una banda suene bien al aire libre es complicado, aquí fue muy logrado.

La participación de la audiencia no decepcionó, podías escuchar diversas tráqueas replicando cada frase, no sólo los hits, dicho fervor no puede comprarse. El concierto duró más de tres horas, no se sintió, como con The Irishman, la última joya cinematográfica de Scorsese.

El plato fuerte, fue el set list, 38 piezas cuidadosamente bordadas cual huipil de Yucatán, abrir con “Seguir Siendo” y “Tengo Todo” fue correcto, sentías subir la expectativa, mezclando clásicos con material más reciente. “Labios Jaguar” fue un rugido rupestre, la suite de cinco partes de “Revés/Yo soy”, incluyendo la belleza de tema título dejó descansar sus voces y emuló al concierto del ambiente británico de Lull que jamás escucharemos ante tanta gente.

cafe tacvba

Puntos Cardinales” detuvo el espectáculo, “Las Flores” convirtió el foro en un manicomio y La chica banda”, rayos, supongo sigue estudiando.

Varios invitados aparecieron, una correcta “Ojalá que llueva café”, aquí no llovió café, llovió gozo. La aparición de Los Tres fue maravillosa, tocaron tres canciones, obviamente, no daba crédito al escuchar “La Torre de Babel”, la imperdonable omisión en Vale Callampa; durante “Déjate Caer”, Café Tacvba recreó su ridícula pero sublime coreografía, tan sexy como el strip-tease de Angus Young.

El primer encore incluyó una impresionante y melódica “Eres”, durante “El baile y el salón” nadie permaneció sentado. En el segundo encore, apareció “Zopilotes” una verdadera gema perdida; “María” te transportó al Parque Hidalgo en el centro histórico de Coyoacán y, finalmente cerraron con….

cafe tacvba

Spoiler alert: Andrea Echeverri acompañó en una nueva antimisoginos, “La Ingrata”, la cual fue divertida y te deja reflexionar.

Rubén hizo algunas declaraciones políticas y sociales, algunos lo abuchearon, yo no concuerdo, ni tú deberías, en todo lo que él dice. ¿Debe la música informar? Checa nuestro reporte. ¿Por qué no? Mientras practiques lo que predicas.

Emmanuel, Quique y Joselo usaron distintos instrumentos, innegable su valía como orfebres auditivos, acompañados con otros músicos en el escenario, había ocasiones donde, Rubén incluido, podías oír hasta cuatro guitarras tocando melodías distintas sazonando el platillo. Un defecto menor, fue no presentar a sus músicos de acompañamiento, todos ellos muy eficientes, en particular, el sólido y preciso baterista.

cafe tacvba

Rubén hizo varios cambios de vestuario, desde su kimono – por llamarlo de alguna manera – hasta el disfraz de zopilote, que debería participar en el zoológico que es The Flaming Lips en directo, es su sello y amamos que lo haga.

Las voces, pues todos cantan en algún momento, jamás presentaron algún “gallo-gas”, la sutil voz de Emmanuel y los coros de los hermanos Rangel satisficieron. Igual que con Iron Maiden, siempre es un placer verlos en el escenario, pero queremos nuevo material.

Un cordial saludo, en hora buena, por las décadas que siguen.

cafe tacvba
cafe tacvba
cafe tacvba

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist