Las sombras de Hueco sobre Santa María

Un viaje a las entrañas de Santa María con lo mejor del gótico.

No pudo haber mejor sitio para el aquelarre del pasado sábado 7 de diciembre: el Teatro Lúcido, donde vibra un lóbrego corazón ansioso de escuchar notas cargadas de oscuridad… Y un columpio a mitad del patio.

Dos bandas unidas para el Hueco Cabaret, uno de los últimos eventos góticos en la ciudad encabezados por una de los máximos representante mexicanos: Hueco, quienes han mantenido lanzamientos constantes desde 2017 con La negra voz de Dios y Medusa Desnuda, así como tres nuevos sencillos este año, “Cielo negro”, “El suspiro del demonio” y “Madre Rusia”.

Como acto de apertura a la velada, estuvimos con Doña Macabra, un trío de post punk con una vocalista entreñable y de seducción tierna. El bajo es potente, la guitarra sollozante y la batería lleva una serie de ritmos más experimentales al acostumbrado compás del género. Un momento genial fue cuando dedicaron una pesada versión al hit “Train” de Goldfrapp, donde la cantante dio muestras de gran sensibilidad pop.

Sus letras resaltan un mundo onírico envuelto en guiños folclóricos. Ellos apenas están por grabar su primer material discográfico y la mejor forma de apoyarlos, es consiguiendo su mercancía. Vale la pena, es un proyecto prometedor.

Doña Macabra en Teatro Lúcido

Cubierto por una máscara de calavera negra mientras sus compañeros marchaban en procesión hacia sus instrumentos, el buen José comandó a la horda de engendros nocturnos para iniciar su recital. Entre la oscuridad, tomaba su papel cual pergamino antiguo para introducir cada tema con una sombría poesía. Tan oscuro el lugar, que debía tomar su celular para iluminar la lectura. Simpático.

Hueco en el Teatro Lúcido

A la par de la música, algunos visuales comenzaba a asomarse en el proyector para darle más vida a las canciones. Así también se pasearon entre los asistentes una serie de entes que alimentaron un dramatismo al performance. Todos los veían fascinados, convulsionarse a ritmo de las melodías.

Hueco en el Teatro Lúcido

Así igual desfilaron los invitados especiales que Hueco tuvo a lo largo de la noche: el macabro acordeonista Humberto Álvarez, un dueto con Roy Cañedo así como con el vampiro SidNey Robote (a quien pueden ver actualmente en pantalla grande en Esto no es Berlín). Al final, hasta tiempo para dos versiones tuvieron: “Canica (Tren al sur)” de Los Prisioneros, misma que apareció hace un par de años en el jocoso compilado Goth en tu idioma y “Where the Wild Roses Grow” de Nick Cave.

Gran manera de despedir el año en el corazón de Santa María la Ribera, entre unos cuantos aficionados que se entregaron a cada nota y coro, acercándose al final para celebrar el gran aquelarre de Hueco.

Hueco en el Teatro Lúcido
Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist