Tears for Fears: 35 años de Songs From The Big Chair

Fue un 25 de febrero de 1985 cuando Songs from the Big Chair llegó las tiendas y con él uno de los temas más icónicos de los codiciosos años 80, “Everybody Wants to Rule the World” y el álbum más vendido de los Tears for Fears, que les abrió las puertas del mercado estadounidense, una auténtico clásico con un total de cinco singles que se colaron en el top 5 en EEUU, dos de ellos no.1.

Después de lanzar “Mothers Talk” y “Shout”, dos estupendos singles, Tears for Fears publica en febrero de 1985 su segundo trabajo de estudio, bautizado por Roland Orzabal como Songs From the Big Chair, profundamente influido por el melodrama de Sybil, donde la protagonista es una mujer (Sally Field) que tiene distintas personalidades que se sentaba con su psiquiatra (Joanne Woodward) en una “gran silla” para hablar de sus problemas y aflicciones.

Cada canción del álbum se integra como una pieza de para formar un rompecabezas sonoro y los Fears echan mano de todos los métodos revolucionarios de los ochenta, con inteligencia musical sublime. Con el trabajo del gran Chris Hughes, la percusión fue decisiva en la creación del concepto musical, es el artífice de las maravillosas construcciones sonoras, en materia de arreglos, acordes y percusión. Broken es un buen ejemplo. Después de este álbum Chris fue “devorado” por Robert Plant, Paul Mc Cartney, Peter Gabriel y fagocitado por Trevor Horn. Es Increíble como toca la batería en ‘Shout’, todo un espectáculo, dirige y guía la canción a voluntad.

Tristemente Hughes nunca tuvo fama por su trabajo como batería en Adam and the Ant, pero a él se le debe todo ese sonido de percusión increíble que el daba toda la personalidad.

Songs from the Big Chair tears for fears

Pero la gran magia del álbum está en el hechizo de una canción como Everybody wants to rule the world. Otra vez Hughes es decisivo, según la leyenda cuando le dieron la maqueta era un tema a cuatro por cuatro, lo más lógico era el pop, pero fue a Chris a quien se le ocurrió pasarla a tres por cuatro y conducirla a territorios no explorados.

Aunque parece simple, no es fácil crear éxitos con un tres por cuatro, sin embargo, la canción están tan sublime que peca de originalidad. Michael Jackson probó a tres por cuatro en The way you make me feel, en Bad. A Jackson le fascinaba este tema de Tears For Fears, que llegó al número uno en nuestro vecino del norte en la Billboard Hot 100.

Roland Orzabal nunca le dio importancia a esa pequeña melodía, letra y música que había desarrollado el gran Ian Stanley, (entonces uno de los miembros del grupo). Ni siquiera consideró incluirla en el álbum, pero Chris se empeñó y fue la última incorporación al “Songs”, fue decisivo pues resultó ser la obra maestra de Roland Orzaba y Chris Hughes, el que le dio la vuelta al mundo con un extraordinario tema. Por eso, él firmó también la autoría con Orzabal y Stanley.

Tras su primer lanzamiento, pasó 30 semanas en la lista de los diez mejores álbumes del Reino Unido, grabado en una SSL, con analógico y digital, Songs from the Big Chair es una de las joyas del siglo XX. Todavía no ha perdido ni relevancia ni elegancia. Felices 35 primaveras.

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,181FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist