Un cuarto de siglo sin Ingo Schwichtenberg (Helloween)

Por Sergio Pescador

Antes del streaming y los Mp3, la música tenía cara. Los discos, portadas. Los músicos tenían rostros y nombres. Si eras fanático de una banda, estabas obligado a memorizar, como en un equipo deportivo, todos los jugadores y su posición (instrumento). Algunos apellidos eran bastante complicados de aprender. Especialmente los alemanes.

Ingo Schwichtenberg

Ride The Sky” (1986)

Helloween es fundado por un grupo de amigos, sin audiciones o miembros preseleccionados.

Cuando lanzas tu primer Lp, después de pelear en las trincheras de los pubs y bares de poca monta, la gran mayoría te recordará por la primera canción de la primera cara (casetes o vinilos). Aquí, se incorpora la brutalidad y rapidez en los riffs de “Hit The Lights” (Metallica) con el estilo melódico de “Dynamite” (Scorpions) evitando la suciedad del punk: el power metal alemán nace.

Future World” (1987)

La sonrisa de Ingo es su característica, poco sospechamos que conlleva un secreto. El optimista tema, describe un sitio lleno de paz y armonía; suena hoy aún más fantasioso, con nuestras urbes saturadas y naciones con excesiva polución. Un ritmo de medio tiempo donde Ingo demuestra que agrega un groove único en los tambores.

I Want Out” (1988)

Este tema, es su mayor éxito internacional, musicalmente son reconocidos hasta por Iron Maiden: Helloween actualiza la fórmula preparándola para la nueva década. La letra te invita a quejarte en situaciones adversas. Tristemente, mucha gente no lo hace. O no sabe cómo.

Kids Of The Century” (1990)

Un ecléctico tema de un variado material. La potencia de la batería es total y la melodía vocal, insuperable. Todas las ambiciones que describe la letra serán incumplidas. Ingo sufre de depresión, pero la situación empeorará.

When The Sinner” (1993)

Un caleidoscopio de sonidos, el disco más incomprendido de la banda. Ingo establece unos patrones rítmicos sin recurrir a velocidad sin sentido. En ese mismo sentir, Ingo sufre de esquizofrenia. La gente con esta condición debe estar medicada todo el tiempo o puede dañar a los demás, o a sí mismo. Ingo decide tomar su vida.

Sus excompañeros le rinden tributos:

  • Helloween le dedica su material de 1996.
  • Michael Kiske lo recuerda en “Always” (1996).
  • Gamma Ray, hace lo mismo con “Afterlife” (1995).

Su trabajo en la primera década de Helloween es aún referente, si lo dudas, convéncete. Descansa en paz, Ingo.

Sergio Pescador
Sergio Pescadorhttps://sergiogtspescadormuslit.blogspot.com/
Jedi by training. Sith by choice. Metal flows through my veins. Controlled chaos within. Fin me in El Chopo de 13 a 16 hrs

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist