Home Cine Roberto Baggio: Il Divino Codino, una terrible decepción de película

Roberto Baggio: Il Divino Codino, una terrible decepción de película

Roberto Baggio, ‘El Divino’, el gran 10 de Italia que fue marcado por las tragedias dentro del campo pero con una brutal admiración y amor por parte de los tifosis, llega a Netflix con una película biográfica. La cual nos queda muchísimo a deber.

Roberto Baggio es de esos jugadores que marcaron época, de esos talentos que hay uno en un millón y que tuvo que remar contracorriente desde joven, con fuertes lesiones que hubieran terminado la carrera de cualquiera al primer impacto. En su caso, la más fuerte y que lo acompañó por mucho tiempo ocurrió a los 17 años, cuando jugaba en divisiones inferiores en el Vicenza.

Para personas de 35 años en adelante que gustan del futbol saben quién es y para los más jóvenes les diremos que es equiparable con jugadores de la talla de Totti, Iniesta o ‘Kun’ Agüero, para que se den una idea.

Muchos de nosotros lo vimos en el Mundial de Estados Unidos 94 con una generación bastante aferrada de Italia, ellos dirigidos por Arrigo Sacchi y donde Baggio se echó el equipo al hombro, tristemente el mismo equipo lo dejó morir en soledad en la tanda de penales frente al Brasil de Romario y Dunga. Años después se retiró en el modesto Brescia, donde fue un ídolo y hasta el día de hoy se encuentra alejado de los reflectores.

‘Me siento incómodo al juzgar otros jugadores, es por ello que no hago programas de T.V. Veo colegas que nunca pudieron completar tres dribles condenar jugadores al aire’.

Roberto Baggio
Andrea Arcangeli como Roberto Baggio

La falla, la decepción, la pérdida de tiempo

Pero bueno, basta de futbol, lo importante es la película que se encuentra desde ya en Netflix, titulado Roberto Baggio: Il Divino Codino. Dirigida por Letizia Lamartire y con el actor Andrea Arcangeli como protagonista.

Así que cuando lo veas en tu dispositivo te debemos advertir, no encontrarás nada parecido a la joya de Steven Gerard, ni siquiera un buen biopic como el de Allen Iverson, encontrarás una película similar a la serie de Luis Miguel o aquella cinta llamada Goal! con Kuno Becker pero sin cameo alguno de jugadores reales, puro fake.

Aquí encontramos una historia basada en Baggio desde su juventud, con los problemas de estar en una familia con 7 hermanos más y un padre poco afectivo. Siendo el único con ganas de triunfar en el futbol, con el talento y realmente el deporte pasa a ser secundario para la directora, increíblemente. Todo se basa en su relación con su padre y cómo ésta le afecta hasta el día de hoy. Para bien y para mal. Todo bajo una promesa de que Baggio le dijo a su papá que ganaría el mundial frente a Brasil.

De estas palabras que se volvieron en un juramento, se desata una hora y media de sin sabores. Con un drama poco creíble a pesar del buen trabajo de Arcangeli (su parecido es brutal) lo demás no funciona. Vemos actuaciones de telenovela a su alrededor y bueno, casi un nulo apoyo de elementos externos que nos den un ambiente a lo que veremos; puras recreaciones absurdas tipo comercial de bebida energética de ‘juegos’ donde las canchas brillan de pulcritud y la gente no suda ni se ensucia a pesar de que en diálogos se diga que hay lodo. La porra más insípida posible. Falla tremenda.

Roberto Baggio: Il Divino Codino

Otro sabor bastante amargo, es que a pesar de que Baggio siempre se le hizo fama por ser un tanto difícil sus compañeros de la azurri y equipos donde estuvo como Fiorentina o Juventus (los cuales solo se mencionan si pones atención) la verdad es que estrellas como Maldini, Baresi, Casiraghi o Del Piero siempre le mostraron cariño y eso solo lo verás en segundos en los créditos finales, ya que no existe ninguna conexión, diálogo, presencia de otros jugadores. Solo su pésima relación con Sacchi y en ese aspecto es todo muy plano.

Muestran un Baggio budista desde joven que solo ve por sí mismo y todo a su alrededor va demasiado rápido: su carrera, su familia, sus lesiones y recuperaciones y fin. Lo más rescatable termina siendo la recreación del vestuario.

Como película deportiva falla terriblemente, no hay identificación por ningún personaje, tampoco se demuestra el talento que tenía, así que si esperas ver un poco de su magia mejor búscalo en YouTube. Lo más valioso de la cinta llega cuando está al borde del retiro en el Brescia, lo demás es como ver la televisión a la hora de la comida en una fonda, no te pierdes de nada.

Tache Netflix, con Roberto Baggio: Il Divino Codino desperdiciaste una gran historia para terminar en una historia que solo se enfoca a padre hijo de forma drama de telenovela. Si amas el futbol, NO LA VEAS.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.