Izal: ‘Vamos por todo, hay un riesgo y vamos a dedicar nuestras vidas para conseguirlo’

Tres años después del lanzamiento de “Autoterapia”, el último álbum de los españoles de Izal; llega un nuevo proyecto bajo el título Hogar y con él, su sencillo “Meiuqèr”. Esta rola es un canto a la vida, un regalo para todas las personas que damos nuestra ayuda sin esperar algo a cambio. Para ellos significa renacer y volver con más fuerza y con algo menos de miedo.

El vídeo que acompaña a la canción, dirigido por AfterliVe Films. Es el primero de una serie de fotografías en movimiento que reflejan la cotidianidad además, del paso del tiempo como una suma de momentos que, a priori, parecen pasar desapercibidos a lo largo de una vida. Pero que en esencia, forman la columna vertebral de la misma.

‘Meiuqér, mucha gente se ha dado cuenta de que es la palabra réquiem al revés y esto tiene mucho que ver con el significado, no es una canción al difunto., es una al vivo; al que se levanta para volver a coger las riendas de su vida, seguir adelante y vencer al miedo. Se nos ocurrió darle la vuelta a la palabra y este concepto nos está gustando bastante porque se está formando una palabra nueva’.

Mikel Izal en entrevista para Pólvora

Así que esto es motivo más que suficiente para platicar con Mikel Izal y Gato, dos de los fundadores del proyecto, uno que en poco tiempo ha subido como la espuma en España, siendo de los actos consentidos de una generación de recambio con bandas como Vetusta Morla.

Tocando en estadios que parecían un sueño como el Camp Nou o el Wanda Metropolitano de Madrid; saliendo y buscando conquistar otros lugares como México y tratando de siempre ser fieles a ellos, renovándose y siempre aterrizados. Aquí la pequeña charla con ellos desde un punto recóndito y secreto en España:

Son relativamente nuevos, en un inicio como arrancó la aventura de Izal, ¿cuáles eran sus pretensiones?

Mikel: Cada uno se uniría al proyecto con unas expectativas, la mía era que estaba trabajando de ingeniero y no me hacía feliz, lo era cuando compartía canciones tocando en bares y vi claro que esa era mi vocación y el intento que debía hacer de vida. Los cinco tenemos en común que queríamos dedica la vida a la música, las circunstancias personales ya son diferentes. Desde luego, la fama y chicas no estaban en la lista de deseos o al menos los obvios. La fama no tiene nada positivo, nunca.

Gato: Yo siempre me he dedicado a la música, tuve suerte de encontrarme con gente con quien pueda elegir y el camino te lleva con las personas adecuadas. Desde mi perspectiva el momento fue con un cantautor con ansias de banda de rock y al final, todos nos sumamos a eso. Yo conocí a Mikel porque ganó un concurso en Madrid, había un respaldo en el proyecto y creíamos en lo que podía salir adelante. Nadie se imagina el éxito que nos ha tocado vivir, pero, es un sueño de niños.

Mikel: En el proyecto siempre ha habido disciplina, seriedad y ambición en el sentido que cuando alguien hacía una prueba para entrar a la banda la perspectiva era ‘aquí no vamos a jugar’, vamos a ir por todas, hay un riesgo y vamos a dedicar nuestras vidas para ver si lo conseguimos. Hay mucha gente afuera haciendo música y si no ponemos toda la carne al asador no vamos a hacer nada y los cinco estuvimos muy alineados con eso.

Izal en el Sala 2019
Izal en el Sala 2019

Hablando de la fama y lo mal que puede jugarte en la vida, ¿a ustedes quién los aterriza?

Gato: Desde fuera se ve diferente, siempre digo que si nos hubiera tocado esto 20 años antes otro gallo cantaría, sería de otra manera. Algo que nos ayuda es que todos venimos de trabajar, unos con más suerte que otros, pero siempre trabajando para vivir. Eso hace que tengas los pies en la tierra. También todo de fuera se ve mucho más grande, al final todo es como uno lo quiera tomar; hay cosas que pueden ser molestas como que te reconozcan en las calles, pero se puede llevar bien al día a día.

Mikel: Tiene que ver mucho con la educación de cada uno, hemos caído cinco personas bien educadas, hemos conocido a los padres de todos; todos venimos de familia trabajadora y que sabemos poner en perspectiva lo que resulta de la música, lo cual es un trabajo popular. Conocen tus canciones y la gente te para por la calle y te da cariño, pero si te dedicas a hacer lo mismo de siempre, canciones, no somos seres especiales. Lo importante es que lo sepamos nosotros cinco.

¿Cómo se preparan mentalmente para un disco, más cuando el antecesor fue una bomba mediática y popular para ustedes?

Mikel: Nunca hemos pensado en el disco anterior para el siguiente. Lo importante para un disco nuevo es que nos interese, que no nos aburra, buscar lugares musicales. Desde luego que es verdad que sacar disco tras disco (todos funcionaron muy bien) y eso es maravilloso, es mejor venir de un disco que funcionó a uno que no, esa presión debe ser mucho peor ya que te tendrías que remontar o volver a emocionar a la gente como antes. Ahora, lo que tiene que ser el disco es ser distinto, es la clave, el disco nuevo que sea ‘nuevo’ en todos los sentidos. Que la novedad sea suficiente para no aburrirnos de nosotros mismos y de las canciones.

Gato: Hay una sensación para todos nosotros en los discos, terminas de grabar todo y piensas ‘esto va a ser difícil de superar’ y en el disco siguiente dices exactamente lo mismo. Esa sensación de la perfección como artista no debe pasarte nunca.

Izal en el Sala 2019
Izal en el Sala 2019

Hogar, el nuevo disco. Usando el nombre para ustedes ¿Dónde es el verdadero Hogar?

Mikel: Una de las claves es que Hogar lo entendemos más conceptualmente como grupo de personas o momentos y experiencias más que un sitio físico.  Yo defino hogar como ese grupo de personas donde puedes ser tú mismo, sin censura, con defectos y virtudes, pero sin tener que aparentar nada. Esa gente que ya te conoce bien, que se apoyan mutuamente, te ayuda cuando las cosas van mal y que celebran contigo cuando las cosas van bien. Es utópico pero la vida, en nuestra pasar por ella, esas son las personas con las cuales estarías en la intemperie, al estar con ellas tu vida irá bien tarde o temprano.

Gato: La gente y las sensaciones que hemos pasado como banda. Aunque parezca raro las habitaciones donde nos quedamos tras un concierto, es la sensación de hogar que más he tenido. Lo he vuelto a valorar con la pandemia, extraño esa sensación de estar en la ruta, de la normalidad.

Con este disco Hogar, ¿Qué tanto hay de realidad y de ficción? Tomando en cuenta la pandemia y que poco se ha podido experimentar fuera de casa.

Mikel: Paradójicamente por lo que has dicho, este es el disco con más verdad e intimidad y realidad, menos ficción, menos metáfora en la cual esconderte o menso historias que me contaron. Hay amor romántico desde hace mucho que no había, aunque el primer disco tenía algo de aquello porque me pilló con una relación. “Meiuqer” es una canción ejemplar para eso, con mucho sentimiento íntimo. Vivido en pandemia y pre-pandemia. Normalmente para que escriba algo debo asimilarlo, haberlo vivido, sufrido o disfrutado, puesto en perspectiva o analizado. Habla de muchas cosas que me han pasado toda la vida, cosas para pensar como defectos, virtudes, anhelos. Conforme iban pasando los álbumes, como compositor creo me he ido quitando corazas o capas de protección. Vas intentando esconderte menos de ti mismo para ser más real.

Izal en el Sala 2019
Izal en el Sala 2019

Y después de todo estos discos, ¿ustedes son una banda que escuchen sus propias canciones?

Gato: A mí me gusta de vez en cuando tomándolo con calma escuchar el disco entero, pero eso pasa como cada medio año. Y es de escoger solo un disco, pero creo que ninguno de nosotros somos de escuchar música de este estilo. Últimamente estoy alejado del pop rock, busco sonidos más modernos, más urbanos. Al final es como una persona que tiene un restaurante de parrilla, cuando sale a comer lo que menos quiere es uno como el suyo, para eso mejor lo como en casa.

Mikel: Nos sorprende o nos divierte más algo que no sepamos hacer, sonidos urbanos o un rock anglosajón con sintetizadores de forma que no hacemos, ahí el artista quiere escuchar eso, no lo que sabes hacer o los lugares que has estado.

Han estado tocando en estadios como el Camp Nou de Barcelona o el Wanda Metropolitano (antes Vicente Calderón) en Madrid cumpliendo sueños, luego viajan a México y aunque hay menos gente se vibra de forma diferente. ¿Cómo recuerdan estas visitas a México?

Mikel: Los españoles son fogosos, que no venimos de un país de pecho frío, es verdad que hay mucha pluralidad cultural de norte a sur, pero sabemos pasarla bien. Pero México tiene un punto extra diferente, en cuanto a volumen, conseguir en una sala esa capacidad torácica, el nivel de gritos es espectacular, nunca nos había hecho daño el oído hasta que fuimos al Indie Rocks, eso fue de ‘ostras, eso va a estar intenso’. Además, entiendes que tu música en España puede llegar fácil, no te sorprende triunfar ahí pero no te parece tan lógico que eso te pase en México, el ‘¡porqué hay mexicanos que se saben todas nuestras canciones’, al final estamos muy lejos y eso tiene un puntazo.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,178FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist