Los inicios del cine mexicano: cuándo comenzó el séptimo arte en nuestro país

El 6 de agosto de 1896 en el Castillo de Chapultepec se exhibe por primera vez una película de cine en México. Bon Bernard y Gabriel Vayre representantes de los hermanos Louis y August Lumière, presentaron al Presidente de la República Porfirio Díaz y algunos familiares los cortometrajes Llegada de un tren a la estación de Lyon, Montañas rusas, Demolición de una pared y Los bañadores, entre otras cintas.

El mandatario queda fascinado con el invento y pide a los franceses lo filmen paseando por la capital del país.

Unas semanas después, Porfirio convoca a su gabinete el 27 de agosto en el Castillo de Chapultepec, para mostrar la primera producción fílmica del país donde por supuesto él protagoniza: El General Díaz paseando a caballo en el Bosque de Chapultepec. Quedando atónitos por un momento los políticos responden como siempre lo hacen ante su jefe, con aplausos. Ese mismo día se exhibe esa cinta en la droguería Plateros ante un público diverso que también queda impresionado.

Porfirio Díaz en el filme El General Díaz paseando a caballo en el Bosque de Chapultepec.

Con ese cortometraje, el Presidente mexicano será el primer político en el mundo que utiliza un medio de comunicación para la manipulación de las masas, la propaganda política en su más pura expresión. Un arma tecnológica digna de Maquiavelo que la utilizaría para esconder su tiranía.

El cine evolucionaría de ser cortometrajes documentales hasta largometrajes de ficción donde se desarrollaron diversos géneros que siguen vigentes:

  • Melodrama sentimental.
  • Melodrama familiar.
  • Melodrama prostibulario.
  • Melodrama rural.
  • Melodrama patriótico.
  • Melodrama religioso.
  • Aventuras.
  • Comedias.

Hace 100 años se filmaron muy pocas cintas, una fue El hombre sin patria de Miguel Contreras Torres que trata sobre de la vida de Rodolfo, un mujeriego muy rico, al cual su padre cansado de su comportamiento lo corre de su casa con mil dólares con los que se va a Estados Unidos. Después de gastarse el dinero, trabaja en la construcción de un tren, donde defendiéndose mata al capataz de la obra por lo que tiene que huir a México, donde se regenera porque se enamora.

Miguel Contreras Torres, productor, con actores durante la filmación de la película El hombre sin patria / Foto: mediateca.inah.gob.mx

Otro melodrama romántico es Amor de Froylán Torres, que se publicitaba con la frase: “El amor para los hombres no es más que un episodio, para las mujeres toda una vida”.

Los tres melodramas rurales son El sueño del caporal, dirigida por Miguel Contreras Torres, Juan Canals De Homs y Rafael Bermúdez Zatarain para la productora Aztlan Films. Fulguración de una raza de Gómez cuya trama es el contraste entre la vida citadina y la calma del campo; y El señor alcalde de Enrique Castilla.

El melodrama familiar que se filma es El último sueño, dirigida por los hermanos Bell de lo cual solamente hay registro en algunos libros, pero ninguna imagen.

El documental del cual poco se sabe que se filma en esos días es Fiestas de Chalma, dirigida por Ramón Díaz Ordaz para el Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnología.

Abel Montaño
Abel Montaño
Fan de The Beatles, aprendiz de fotógrafo, seguidor del teatro de las ideas cuya meta no es solo producir sino ser feliz

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,225FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan