Home Cine Minions: Nace Un Villano con una onda bien setentera

Minions: Nace Un Villano con una onda bien setentera

minions nace un villano

En el 2010, una nueva productora de animación tendría su primer gran éxito bajo el ala de Universal Pictures. Gracias a las malas pero divertidas mañas de un villano llamado Gru, el estudio Ilumination encontró la luz para explotar una franquicia que lleva ya poco más de una década vigente. La clave fueron unos personajes amarillos con su propio idioma inteligible que resultaban ser el colmo de la torpeza andante: los minions.

Cuatro películas y 12 años después, llega una nueva cinta de este ‘minionverso’, misma que fue pensada como secuela del spin-off donde Kevin, Bob y Stuart, el aparente trío líder de estos secuaces del mal decidían ir a buscar al villano más malo para que fungiera como su deseado jefe al cual rendirle cuentas teniendo pésimos resultados en un relato cuya historia era muy simple y se basaba realmente en explotar la estupidez amarilla en situaciones tan bobas como hilarantes.

minions nace un villano
Andrés Bustamante ‘El Güiri Güiri’ repite como la voz de Gru en Minions: Nace Un Villano

MINIONS: NACE UN VILLANO, MEJOR QUE LA ANTERIOR

Sin embargo, Minions: Nace Un Villano parece tomar un camino antes recorrido, pues no sólo sirve para continuar las aventuras de estas figuras amarillas que uno puede amar u odiar, sino que también funciona como un convencional pero divertido puente entre la búsqueda de los minions por servir a un villano legendario y el ascenso del que se convertirá en el peor de todos (en el sentido más halagador de la palabra), el adorable y odioso, pero aún no calvo, Gru, que busca tener su momento glorioso al formar parte de un grupo criminal legendario conocido como los Vicio6.

Pero como era de esperarse, las cosas no salen como Gru (ni los minions) las planeaban, lo que ocasionará un montón de aventuras ridículas, risas, momentos de crecimiento y un desarrollo confuso pero divertido de una secuela que termina por convertirse en precuela… o algo por el estilo. Todo esto alrededor de un ambiente de época similar al de su antecesora pero que esta vez deja los años 60 en Inglaterra detrás para inclinarse por la década de los 70.

Gran parte de lo que vale la pena en esta nueva entrega de la saga villanesca recae en eso, la reproducción efectiva de una década llena de color, música disco y mucha explotación de género que sirve como gran acompañante para la historia básica que no tiene muchas sorpresas.

Desde el soundtrack de la cinta, esa vibra kitsch alrededor de tracks de Linda Ronstandt, así como de interesantes reinterpretaciones de clásicos como “Funky Town” a cargo de St. Vincent, “Bang Bang” de Caroline Polachek, “Born To Be Alive” en voz de Jackson Wang o el dueto curioso entre Diana Ross y Tame Impala con “Turn Up The Sunshine”, contagian esa nostalgia con algo moderno que le da cierta vida a la animación.

minions nace un villano
Si lo tuyo es ver Minions: Nace Un Villano en inglés, Gru es interpretado por Steve Carrell

A eso sumémosle la adición de un nuevo minion al grupo, el gordito, súper hablador y tremendamente distraído Otto, que trata de convertirse en alguien digno para Gru y formar parte de esos ya establecidos iconos del grupo de los secuaces amarillos con mezclilla, logrando algunos buenos momentos pero que no le alcanzan para formar parte de esa triada sagrada de los gremlins del mal con un buen corazón.

También hay que resaltar esa capacidad de hacer homenaje a una década que fue fundamental culturalmente en los Estados Unidos. Y es que las referencias van más allá de los guiños a la saga misma con la aparición de algunos personajes y muchos detalles que remiten a la, hasta el momento, trilogía de Mi Villano Favorito.

El director Kyle Balda aprovecha para hacer guiños al blackxxxplotation con Dona Disco y su look a lo Pam Grier, al cine de Kung Fu y las alusiones a cintas de Bruce Lee o Jackie Chan y su legado o incluso, a cierta saga de un espía inglés popular que en esa década llevó al límite de lo ridículo a la franquicia para hacerla más divertida entre otros estupendos homenajes.

Aunque la historia no ofrece realmente nada nuevo, pues repite esa irregularidad en su equilibrio entre darle más tiempo a Kevin, Bob y Stuart para hacer de las suyas y complacer a los pequeños o enfocarse en un buen arco de desarrollo de Gru en su nacimiento como el gran villano, repitiendo lo hecho en las secuelas de Mi Villano Favorito, la película resulta bastante divertida si uno se deja llevar por el sinsentido de la misma.

minions nace un villano
Otto, es el nuevo minion que se agrega a la pandilla de Gru

A pesar de ese desequilibrio en su narrativa, si existe un personaje que resalta sobre todos y que se convierte en la mejor adición al universo de Gru y los minions. Ese es Willy Kobra, un villano venido a menos que tiene rencillas con su viejo equipo de malosos cuya deconstrucción de la villanía si tiene un mejor arco, mismo que no deja de ser convencional (como toda la saga lo es) pero que al menos funciona como una pieza interesante que sostiene los diferentes frentes o subtramas de esta secuela/precuela.

La labor de doblaje sigue siendo bastante efectiva. Y aunque es un tanto creepy escuchar a Andrés Bustamante aka El Güiri Güiri haciendo la voz de un Gru de 12 años (cosa que también hace Steve Carrell en inglés), sigue dándole esa identidad ya marcada al personaje. Eso, sumado a Itatí ‘maldita lisiada’ Cantoral como Dona Disco o el talentoso Paco Mauri como Willy Kobra y Maru Guzmán como la Maestra Chow, que son un punto muy destacado en esta labor. No así la labor de Christian Martinoli y Luis García, que pasan totalmente desapercibidos en su labor, dejando en claro que lo suyo no es este oficio.

El estilo de animación sigue siendo el mismo, con mucho color y estridentismo, algo que parece ser ya un sello de Ilumination Studios y que encaja perfectamente con esta visión que tienen en la saga y que ha brindado a otras producciones del estudio. Con todo y esos altos y bajos, la película cumple como un entretenimiento para chicos y grandes que supera a su antecesora en un filme que debía celebrar los 10 años de la franquicia pero que la pandemia orilló a retrasarla hasta esta fecha.

Así, Minions: Nace Un Villano puede ser una cinta tan desastrosa como la existencia de los secuaces de Gru para algunos, pero por otro lado entrega un relato familiar en el que, como muchas otras cintas animadas de Hollywood recientes, ofrece un mensaje donde la amistad, el trabajo en equipo y la confianza pueden hacer de un villano un héroe (sin entrar en los conflictos éticos que eso puede representar, porque de eso ya se ha hablado), entregando un cierre de color amarillo con mezclilla para una franquicia que ha dado todo lo que podía ofrecer.

REVIEW OVERVIEW
Calificación
AJ Navarro
Comunicólogo, amante del cine, la música y todo lo que sea cultura. Forjando una carrera en el medio desde 2018 a la fecha. Colaborador en varios espacios, consciente de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.
minions-nace-un-villano-pelicula-criticaMinions: Nace Un Villano puede ser una cinta tan desastrosa como la existencia de los secuaces de Gru para algunos, pero por otro lado entrega un relato familiar,, de amistad y trabajo en equipo.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.