Iron Maiden – Iron Maiden (1980)

Por Sergio Pescador

Antes de comenzar con este análisis del disco de Iron Maiden, checa la introducción.

Cuando el debut homónimo de Iron Maiden llega en 1980, su fundador y único miembro original, Steve Harris, un hombre con una visión, tenía casi una década intentando concretar su concepto personal de una banda de rock.

Desde 1972, con Gypsy’s Kiss, siguiendo con Smiler en 1974 -mostrando un cuestionable gusto en nombres, no tan malo como Leather Charm (Metallica)- hasta 1976 se concreta el nombre que será no un sustantivo, más bien un adjetivo para todo lo pesado, técnico y con alma en el naciente género del heavy metal: Iron Maiden.

El nombre es en honor a la legendaria máquina de tortura, que comprendía una especie de sarcófago con cuchillas o pinchos en su interior. Digamos que en la Edad Media la acupuntura era, quizás, más cruda y posiblemente igual de efectiva que la aplicada por un ejército de charlatanes improvisados actuales.

Contexto

A final de los 70, el mundo de la música experimentaba un cambio de guardia: un abotagado rock progresivo agonizante, una música disco diluida a su mínima calidad y el surgimiento del denominado punk, que más que destruir al rock clásico, se alimenta, a discreción, de él. A la par del punk, surge la NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal) que incluye músicos tan individuales y relevantes como Angel Witch, Saxon, Def Leppard, Blitzkrieg o Raven, conoce a los lunáticos de Newcastle.

Código Genético

La NWOBHM, es una mezcla de diversas influencias, muchos se quedarán en el camino, otros verán las recompensas económicas al hacer su sonido más accesible; la especie que enarbola, aún hoy, la bandera son Iron Maiden.

Toma la ferocidad de The Who, las partes intrincadas de Yes, el hambre creativo de los primeros e irrepetibles seis discos de Black Sabbath, el volumen supersónico de Led Zeppelin, la profundidad lírica de Rush, el ataque a doble guitarra de Judas Priest; el resultado es Iron Maiden.

Marcas de Guerra

La banda ha estado tocando, en clubes, pubs y sitios de poca monta, ganando experiencia, perfeccionado su sonido, movimientos en el escenario y dejando madurar su material. Varias disqueras se interesan en ellos, puesto su reputación crece por la recomendación misma de los fans. Algunas solo les hacen pequeños requisitos: cortarse el cabello y teñirlo como los New Romantics, dejar de usar esos pantalones de mezclilla y chamarras de cuero, uniforme que los identifica con su audiencia y, principalmente, cambiar su sonido. Steve se rehúsa.

40 años después, el tiempo le sigue dando la razón. Misión cumplida.

Debut

Firman con EMI/Capitol. La banda está lista. Una producción correcta de Will Malone. Solo cuatro canciones por cada lado del vinilo. Una duración menor a 40 minutos. Un clásico absoluto. Puedes medir su impacto, en las aún nuevas bandas, quienes siguen alimentándose de la savia de ese árbol de la vida llamado Iron Maiden.

Mascota

Kiss nos enseñó que tu banda puede ser una marca, cuatro personajes inconfundibles integran la banda más grande del mundo.

Iron Maiden, crean un único, pero a la vez metamórfico ser, que cambiara de imagen constantemente y en las situaciones más inverosímiles e impactantes: Eddie The Head es la mascota más reconocida y querida de cualquier banda de heavy metal.

Muchos, antes de siquiera oír al a banda, ya habíamos aprobado el arte de portada. El cabello, casi púas, probable mofa de los fans y músicos que más que componer y arreglar sus canciones, se interesan solo en la imagen. La piel, casi hecha jirones, tiesa y seguramente mal oliente. La mueca amenazadora. El vecindario peligroso de fondo. Igual que con Freddy Krueger, sueña con el amor a primera vista. Todo el arte es cortesía de Derek Riggs.

Logo

Creado por Steve Harris, referencia obvia y directa a su legado.

Gira

Siendo una banda novata, en su posición de abridores, con los majestuosos KISS, comparten cartel con bandas amateurs en general, incluyendo a Urchin o Samson, con quienes incluso compartirán un tiempo su enigmático baterista enmascarado Thunderstick. Esos nombres cobrarán importancia mayor pronto. Su maestría instrumental pondrá en aprietos a los cabezas de cartel, como Van Halen lo hizo con el inofensivo y tambaleante Black Sabbath de 1978.

Canciones

Abriendo con “Prowler”, un medio tiempo apisonador, la voz de Paul Di’Anno dominante, explica la confusión de la juventud ante un destino incierto. “Remember Tomorrow”, no es una balada, huele al blues lento que aprendió Robert Johnson en aquel fatídico cruce de caminos, el tempo lento permite a las guitarras solistas de Dave Murray y Dennis Stratton, expresarse.

Running Free” deja que el bajo de Steve Harris se fusione con la batería de Clive Burr, su elección como primer sencillo es correcta, dándole al grupo merecida exposición, las letras suenan juveniles, describiendo una noche de juerga a final de los 70.

running-free-1980-iron maiden

Phantom Of The Opera” es la corroboración de que la banda no son improvisados, el personaje de Gaston Leroux (1909) cobra vida – lo siento, Andrew Lloyd Weber – un video con la definitiva actuación de Herbert Lom en el clásico de la productora Hammer (1962) debió realizarse: esta épica composición de siete minutos, desde el principio repite su riff, sin jamás sonar aburrido, la parte instrumental media, le enseñará a Kirk Hammett, Jim Matheos, John Petrucci y muchos otros guitarras solistas que pueden componer, literalmente, una canción dentro de otra canción.

Transylvania”, una instrumental de cuatro minutos, es más aterradora que el remake de Nosferatu (1979), todo el Lp suena como un filme con excelente guion. “Strange World” tiene la sombra de George Orwell (1984) en sus crípticas letras, baja el tempo combinando guitarras limpias y distorsionadas; mientras que “Charlotte The Harlot” es la pieza más débil, sin embargo, clasifica como clásico, sus letras, relatando andanzas con ‘las damas de la noche’ será mejor dejarlas en el olvido.

Cerrando con “Iron Maiden”, una de sus canciones más rápidas, no concibo que se le dé tanta importancia a “Ace Of Spades” y se desprecie ésta ráfaga auditiva, las letras describen un encuentro, deseablemente imaginario con Eddie… Vive para contarlo.

Otra gran ventaja, a futuro, es que siendo tan buenas canciones, solo el tema título será obligado para todos sus conciertos, evitando la pena de Ozzy o Dio, condenados por siempre a tocar la mitad de su clásico debut, para compensar su mediocre material más reciente.

Lados B

Algunas canciones son lanzadas fuera del disco, la mejor es “Sanctuary” y debió ir en lugar de “Charlotte”. Es una memorable tajada de poder, tiene una parte donde se puede improvisar con la audiencia en directo. “Burning Ambition” es otro tema que debió aparecer en el Lp, no relegado a la oscuridad, es el gemelo malvado de “Message in a bottle” de The Police.

Visual

No hay videos promocionales, existen bootegs, el mejor es “Live at Ruskin Arms”, donde tocan sin backing tracks, ni cintas pregrabadas, únicamente puro y sin diluir metal.

Conoce a… Steve Harris

Fundador y alma de la banda, igual que los genios creativos, su poderoso galopar en el bajo fundará una escuela de guerreros a las cuatro cuerdas, demostrando que ser bajista no es un punto delegado de talento compositivo y motor humano; humildad es su apellido, siempre dando su lugar a los fans y entregando su alma y honestidad a la banda. Credibilidad y entereza son sus sinónimos.

iron maiden steve harris

Recuerda a… Dennis Stratton

A pesar de solo tocar en este disco, su estilo es cumplidor, al igual que John Rutsey en Rush, estuvo allí cuando la banda lo necesito. Su deseo de explorar tesituras más melódicas hacen que se aleje de la banda, aquí sí es verdad lo de ‘diferencias musicales’; contribuye posteriormente en Praying Mantis o Lionheart.

Blasfemia

En la reedición de 1998, la portada fue cambiada, en una decisión tan brillante como las ediciones especiales de la trilogía original de Star Wars en 1997. La original de Derek Riggs es inmortal.

En 2019 hubo una reunión de la alineación original, confirmando la camaradería existente. 30 años después, Steve apoyara a otros amigos para lanzar su proyecto British Lion. conoce la odisea.

1981 se ve en el horizonte. Espera. Eddie se acerca. ¿Qué trae en la mano?

Sergio Pescador
Sergio Pescadorhttps://sergiogtspescadormuslit.blogspot.com/
Jedi by training. Sith by choice. Metal flows through my veins. Controlled chaos within. Fin me in El Chopo de 13 a 16 hrs

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist