Crítica: Campamento extraordinario (Crip Camp: A Disability Revolution)

En 1951 se abrió un espacio para que, durante el verano, personas discapacitadas pudieran congregarse, convivir y compartir experiencias. Este “Campamento extraordinario” cambió al mundo y su importancia es narrada a través de un documental ya disponible en Netflix.

“Campamento extraordinario” te da la oportunidad de conocer una historia humana sobre búsqueda de igualdad que tuvo poca difusión. A través de entrevistas y pietaje de archivo, los directores Nicole Newnham y Jim LeBrecht te llevan al Campamento Jened, un lugar con tintes hippies en donde adolescentes discapacitados encontraron un refugio libre de discriminación. “Ahí éramos hermanos y hermanas”, cuenta uno de los jóvenes que gozó de este espacio igualitario y contrastante con el resto del mundo. Aquí, todos podían expresar sus emociones y ser tratados por igual.

Es fascinante escuchar los testimonios de adolescentes que crecieron espiritualmente en el campamento, no solo desarrollándose de manera plena, sino encontrando su sexualidad y comprendiendo las discapacidades de otros. No estamos ante historias manipuladas ni melodrama: el documental simplemente te permite escuchar la emoción de los asistentes para comprender la enorme importancia que este lugar representaba en sus vidas.

Una vez aterrizado el punto, es hora de volver al mundo real en donde algunos de los asistentes comienzan a utilizar las experiencias adquiridas para cambiar a su comunidad. El documental hace un balance extraordinario entre las historias, dándole el tiempo necesario a cada una y siempre siguiendo un hilo conductor, liderado por la vida de Judy Heumann, mujer clave en la búsqueda de derechos civiles para personas con discapacidad.

Las ideas de autoestima y libertad forjadas en el Campamento Jened se convirtieron en el motor detrás del activismo de Heumann, quien eventualmente lideró una rigurosa ocupación de una oficina federal en San Francisco con el objetivo de exigir la firma de una acta que prometía mejorar los derechos de discapacitados y reducir la discriminación contra ellos. A través de una magistral edición, el documental te muestra el proceso, la lucha y los frustrantes obstáculos que el grupo de protestantes tuvo que enfrentar.

El documental es completamente absorbente, te llena de esperanza y obliga a reflexionar sobre la desigualdad en el mundo y los lentos progresos de la sociedad. Como cereza en el pastel, cuenta con un tremendo soundtrack que incluye a Bob Dylan, Richie Havens y Buffalo Springfield. Ya ganó el Premio de la Audiencia en Sundance 2020 y tiene que ser un contendiente tempranero a ganar el Oscar a Mejor Documental en 2021 (tener a los Obamas como productores ejecutivos sin duda ayudará).

“Campamento extraordinario” es un trabajo emotivo e inspirador para abrir la mente y acercarse a un movimiento histórico que toda persona con un corazón debe conocer. Es un recordatorio de que la pasión y la organización pueden resultar en un cambio y de cómo las pequeñas ideas pueden crecer en revoluciones.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,179FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist