Crítica: Presencias del mal (The Turning)

Presencias del mal es una película de terror dirigida por Floria Sigismondi y basada en la novela ‘Otra vuelta de tuerca’ de Henry James. Una mujer llamada Kate es contratada por unas personas adineradas para quedarse en una misteriosa mansión y cuidar a dos muy extraños niños, Flora y Miles. Rápidamente, Kate se da cuenta de que hay secretos siniestros alrededor de todo esto.

Lamentablemente, Presencias del mal es muy aburrida, ya que por largos periodos de tiempo parece que nada está pasando. Es como si el primer acto se hubiera extendido para abarcar la duración de la película entera. Da la impresión de que en cualquier momento vamos a avanzar a cosas más interesantes, pero la trama simplemente se queda estancada… hasta que todo culmina en un final tan decepcionante que tal vez debería llamarse de otra manera porque… final no es. Más bien fue un invento flojo de alguien que quería acabar su guión y ya.

Aquí encontrarás muchos clichés de terror, sobre todo cuando hablamos de ‘casas embrujadas’. Típicos ‘jump scares’, fantasmas rondando por las noches y todo eso. Los fanáticos más apasionados de este género seguro saldrán decepcionados.

En el elenco podemos encontrar a Mackenzie Davis de Terminator: Dark Fate, Finn Wolfhard de Stranger Things y a Brooklyn Prince de la soberbia El Proyecto Florida. Esta última es de lo mejor en el filme. Desafortunadamente, tanto Davis como Wolfhard sobreactúan sus escenas, dejando un mal sabor de boca. 

A pesar de prometedores actores y actrices, así como un interesante material fuente, Presencias del Mal es una decepcionante adaptación, atascada de confusión y momentos genéricos cuyo mayor pecado es que se siente incompleta. 

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,500FollowersFollow
11,182FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas