Ghost y su último concierto llamado Muerte

De cuando vino Ghost por primera vez a México ha pasado bastante, han surgido nuevos personajes en la trama, salido varios discos y hasta una serie de demandas entre su líder Tobías Forge con sus antiguos músicos, los Nameless Ghouls.

Esa primera visita fue en el ya extinto Salón Cuervo, era show que levantó muchas expectativas principalmente porque… pues un Santo Pontífice dando misa / concierto (todavía no se sabía nada de la identidad bajo el personaje principal y mucho menos los músicos) y era entretenido saber de qué estaban hechos, su primer disco Opus Eponymous ya había golpeado con tubo en la escena nacional y acababa de salir Infestissumam. Fue un muy buen show.

Luego regresaron pero ya era diferente, la fama había crecido y el mito se había roto. También vinieron al festival Hell & Heaven y la experiencia fue diferente, mucho más masivo y por lo mismo baja la interacción entre banda y público. Lo que si era un hecho, es que se convirtió el fenómeno en más que una simple banda de metal. También no podemos olvidar su visita como banda invitada de Iron Maiden, en la cual le robaron parte de su traje en el aeropuerto a Tobias Forge y salió a tocar bajo un tremendo aguacero, muchos recordarán estar ahí pero pocos dar detalles más allá; casi no se podía ver al escenario debido al agua.

ghost
Foto: Alfredo Alvarado

Ahora el turno sería con Un Último Concierto Llamado Muerte (A Final Gig Named Death), su regreso en solitario en el Domo de Cobre, el Palacio de los Deportes.

Si hay algo que ha caracterizado a Ghost más allá de lo obvio, que es la historia formada bajo el Papá Emeritus y hasta este día, lo forjado por el Cardenal Copia, además de no ser heavy metal per se, su mezcla con el pop los han acercado a un público variado en donde sea que se paren. México no es la excepción. Si te queda alguna duda, solo escucha “I’m A Marionette” que es cover a sus ídolos, los suecos de ABBA.

Algo que ya ocurre en muy contadas ocasiones (pero que hace 10 o más años era común), las filas para entrar a general de fans desde temprana hora. Todavía era la mañana y ya había seguidores de Ghost esperando la apertura de puertas para correr hasta adelante. Eso es algo bonito de la música, sigue despertando pasiones. Te gusten o no.

ghost
Foto: Alfredo Alvarado

A pesar de esto no había tanta parafernalia en las afueras del inmueble, incluso al final del show tampoco había el tumulto de vendedores. Adentro las respectivas oficiales.

Ya de lleno al show, arrancando puntual 8:30 p.m. bajo el intro “Ashes” y como dicta el disco Prequelle el golpe de felicidad con “Rats”. De ahí en adelante la vibra del lugar fueron cantos, celulares al aire y uno, si no el mejor, show que Ghost ha dado en México. Y hablando de show nos referimos a escenografía que era una entrada de iglesia donde los Namelss Ghouls quedaban en la parte alta de los escalones; un total de 7 de ellos. También involucra los objetos externos como fuego, papelitos de felicidad sobre la gente, humo, etc. pero en este caso, la historia alrededor del Cardenal Copia y el nacimiento del Papa Emeritus IV.

Todo marchaba normal, sonaban canciones como “Absolution”, “Faith”, “Mary On A Cross”, “Devil Church” y “Cirice”, entre algunas Copia platicaba con la gente, agradecía y en repetidas ocasiones se disculpó por ‘no venir más seguido’. También hubo el ‘Happy Birthday’ de la gente a Forge y sí, se notaba muy agradecido el sueco ante el detalle. Hasta ese momento canciones de sus últimos dos discos, Meliora y Prequelle mientras Forge lucía un traje colorido digno de César Romero (el primer Joker live action).

ghost
Foto: Alfredo Alvarado

De ahí llegó el turno de que los Nameless Ghouls hicieran aparición en “Miasma” y hubo un ‘duelo’ entre guitarristas que terminó siendo un poco cansado.  Luego todo cambió en “Con Clave Dio” ya que salió el Papa Zero pero murió en pleno escenario tras tocar su saxofón, llegaron los paramédicos y se lo llevaron mientras que en un poderoso triciclo llegaría el Cardenal Copia con su traje blanco y sombrero de gánster a ver qué ocurría. En un instante fue rodeado por unas monjas oscuras y de pronto, ¡PUM! Humo blanco en la casa, sería ascendido y con ello, la nueva era del Papa Emeritus IV daría inicio.

Sonaría “From The Pinnacle To The Pit” y la primeras de las viejas glorias, “Ritual”, “Satan Prayer”, “Year Zero”, la cual sin duda fue de las más cantadas y “He Is”.

Luego un Tobias Forge muy platicador preguntaría si querían canciones de las más pesadas y con alegría la gente gritaba ¡Sí!, por lo que se entonaría “Mummy Dust” y el final estaba cerca, pero sería bajo una celebración de fiesta, había un nuevo Papa y fue en México, casi siempre vemos este tipo de eventos por Internet pero ahora, nos tocó ser parte de.

ghost
Foto: Alfredo Alvarado

Así que las últimas tres canciones, de las más bailables y cantables, “Kiss The Goat”, “Dance Macabre” y “Square Hammer”.

Bien lo decía el cartel de Ghost: Un Último Concierto Llamado Muerte. Tal vez los que era su primer vez al verlos quedaron muchas canciones de sus primeros discos en entonarse, los que repetían sencillamente fueron muy felices. Como diría Frank Miller en Sin City: ‘Un viejo muere, un joven vive… un trato justo’.

Andre Dulche
Andre Dulche
Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist