Conecte con nosotros

Reseñas Discos

Vampire – Rex

Te recomendamos Rex, el último disco de los suecos de Vampire sobre todo si te gusta lo “old school”, el death, el thrash y el black.

Gene Simmons contra los fans jóvenes

Publicado

el

Vampire - Rex

Por Lady Death

La cripta se ha abierto y Vampire ha lanzado su mordida: su tercer material de estudio, llamado Rex.

En este album, que sale a la venta en físico y a través de plataformas digitales el 19 de junio, podemos encontrar 10 temas en donde se muestra la madurez que el grupo sueco ha alcanzado a lo largo de 9 años de carrera.  

Con un sonido totalmente ochentero y siguiendo lo que han hecho desde el principio de su carrera, la banda no decepcionará a sus fans y seguramente cautivará a escuchas nuevos, pues los temas no tienen desperdicio.

El disco comienza con “Prelusion”, una melodía con un riff muy pegadizo que poco a poco va creciendo hasta darle paso al segundo track “Rex”, el cual fue uno de los sencillos que se lanzó para calentar la salida del disco y que fue muy bien recibido por la combinación black-thrash-death que presenta.

En la misma línea se encuentra “Inspiritus”, los riffs de esta canción te harán recordar a Mercyful Fate o Slayer en sus primeros discos.

“Wiru-Akka” fue el primer sencillo que los suecos escogieron como carta de presentación de Rex y no se equivocaron, es uno de los tracks más destacables del disco, desde el grito de entrada, las guitarras, bajo, batería, todo está en armonía y gracias a eso podemos decir que es de lo más poderoso de Rex, una canción a la que vas a querer volver una y otra vez.

En “Rekviem” podemos decir que “no hay piedad“, una de las piezas más agresivas del disco, desde el inicio la batería machacante junto a las guitarras y una voz que llena de poder, algo que nos recuerda más a bandas como Dissection, una fuerte influencia en el grupo.

Casi para finalizar el álbum llega “Anima”, una canción bastante diferente en el catálogo de Vampire, más melódica, y aunque baja las revoluciones de lo que es todo el disco, al final se vuelve bastante oscura, es una muestra de lo que estos suecos pueden hacer juntos y, tal vez, un guiño a lo que harán más adelante.

Para cerrar se encuentra “Melek-Taus”, Vampire hace muestra de un metal crudo, de un sonido muy “raw“, muy brutal, pero al mismo tiempo pulido, trabajado, maduro. Los suecos vuelven a sus raíces y esa batería y guitarras te harán hacer headbanging hasta que tu cuello diga “basta“.

Te recomendamos Vampire sobre todo si te gusta lo “old school“, el death, el thrash y el black.

Egresado de la Universidad Panamericana como Ingeniero en Tecnologías de la Información y Sistemas Inteligentes con maestría en Proyecto. Catedrático en el IMP y Amerike en materias de desarrollo web y aplicaciones. Líder de desarrollo en ProPlayEsports con marcas como Disney, Western Digital y AMD.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *