Conecte con nosotros

Reseñas Discos

DevilDriver – Dealing With Demons I

Publicado

el

Devildriver - Dealing with Demons reseña

Tras un interesante álbum de covers a himnos country con varios invitados especiales, DevilDriver regresa con Dealing With Demons I, primera parte de un ambicioso proyecto concebido durante la pandemia que en palabras de su líder, Dez Fafara, llega como un llamado a la hermandad en tiempos difíciles. Desconozco si su idea era hacerlo con brutales gruñidos pero el resultado final, aunque alejado de su propósito, es una demoledora y cumplidora placa.

Las expectativas comenzaron a descender desde el inicio. ¿Por qué? Fafara declaró que este sería uno de los álbumes más reflexivos de la banda; un lado que jamás titubeaba en salir durante sus años con Coal Chamber. Sin embargo, en lo lírico no se aleja mucho del clásico discurso de odio, inseguridades y venganza que han manejado siempre. Salvo “Wishing”, una desesperada proclama en busca de compañía al final de los tiempos, no existe tanto esa ansiedad que tanto parloteaba el hombre. En este aspecto sigue mucho la línea de Trust No One y a menos que por dentro sigas siendo un adolescente inseguro con deseo de resonar el “Pumped Up Kicks” en tu clase, ya resulta aburrido. No así el aspecto musical y como siempre, es la mayor virtud de DevilDriver.

Tras el calmo arpegio inicial de “Keep Away From me”, uno de los pocos momentos tranquilos de Dealing With Demons, la voz entra a máxima potencia. Son contadas las ocasiones en que el grupo baja la intensidad. ¡Se agradece semejante esfuerzo para mantenernos agitando la mata! Aquí hay claros ejemplos de temas hechos para explotar al máximo su potencial en el moshpit, como “Vengeance is Clear” y “Dealing With Demons”. Caos absoluto, doble bombo bien tronado y coros por acompañar. Genial.

De las mejores es “Nest of Vipers”, un riff interesante con poderoso wah, una distorsión distinta, un excelente solo y la constante pregunta de “¿morirías por mi?”. Más inmersa en la atmósfera es “Iona”, lanzada como sencillo. Una oda de tétrico horror bien sureño donde escuchamos un par de versos a voz limpia para la variedad. Son canciones así las que siempre han sido interesantes del grupo, pues demuestran su verdadera personalidad. Si DevilDriver supiera explotar esta oscuridad en vez de tanto riff estilo groove, quizá serían más grandes de lo que son.

“Wishing” es sobresaliente no solo por lo distinto de la temática, sino por sus grandes aciertos musicales. La voz limpia en los versos, con un ligero reverb, asoma entre acordes pesados antes de lamentarse porque ese alguien, no se encuentra a su lado. Lástima que el siguiente track, “You Give Me A Reason To Drink”, el momento familiar donde Dez comparte micrófonos con su hijo, explota un poco de esa fórmula. No así “Witches”, directa desde el primer segundo, bien encaminada para el pegadizo coro que invita al aquelarre contra el individualismo y los redobles feroces en tarola.

Con Dealing With Demons, DevilDriver juega a la segura con buenos resultados. Sin duda, se siente un esfuerzo más colaborativo entre Spretizer y el guitarrista Neal Tiemann, quien apenas entró en 2015. Fans de la aguardientosa y en ocasiones, macabra voz de Fafara, lo disfrutarán. Sin embargo, considerando que esta es la primera parte del proyecto, queda la duda de que terrenos explorarán a futuro. Mientras no sea una extensión conformista de esto, perfecto. ¡No tendría caso lanzar dos discos exactamente iguales! Quedamos abiertos a la sorpresa.

Fotógrafo y reportero desde 2015, programador del Festival Macabro, profesor de Historia del cine en la FES Acatlán y coordinador de materiales en Filmin Latino.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *