Touché Amore – Lament

Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, y Jeremy Bolm, vocalista de Touché Amore es el perfecto ejemplo de esa afirmación.

En el pasado disco de la banda de post hardcore originaria de Los Angeles, Stage Four, Jeremy nos cuenta su dolor tras el fallecimiento de su mamá debido a cáncer de mama en etapa 4. En esta nueva placa de estudio titulada Lament, Jeremy nos pone al día respecto a lo que ha sido de su vida desde ese trágico evento, poniendo las cosas en perspectiva y tomando un enfoque más positivo a los temas de los que habla pero sin perder ese dramatismo que lo ha caracterizado a lo largo de la trayectoria de la banda. 

Si bien Lament no es un disco conceptual, los temas tienen cierta relación entre sí, pues Bolm lo ha dicho que este el disco más sincero que ha escrito y todos los temas están basados en experiencias personales. En este álbum, Jeremy ha dejado al descubierto sus sentimientos mostrando su lado más vulnerable, acompañado de la mejor versión que la banda ha sido desde su inicio, manteniendo el dinamismo e intensidad que los ha caracterizado en sus materiales previos, mezclando punk, hardcore, emo, etc, mientras exploran nuevos territorios musicales mostrando todo su potencial. 

Y es que superar lo que la banda logró con Stage Four parecía una tarea poco probable de cumplir pero con Lament, no solo cumplieron, también sobrepasaron las expectativas al entregar una placa honesta, cruda, visceral, que termina siendo como una montaña rusa de emociones. Todo esto bajo la producción de Ross Robinson (Korn, Slipknot, At The Drive In) que le dio un toque orgánico al álbum, haciendo que cada integrante de la banda brille por sí mismo sin opacar al resto, creando una atmósfera que se siente casi como estar escuchándo a la banda en vivo. 

Ross Robinson es conocido no solo por darle el sonido peculiar al nü metal en los años 90 durante la explosión del género, también es conocido por sus métodos poco ortodoxos y hasta descabellados para obtener lo que desea de la banda en cuestión para lograr la toma perfecta a la hora de grabar. En esta ocasión, la técnica de Robinson fue juntar a la banda en el estudio y hacer que Jeremy leyera las letras de las canciones a sus compañeros para explicarles lo que cada línea significa y por qué lo escribió así, para de esta forma contagiar al resto de la banda y así hacer que cada quien procesara esa información en un nivel más personal y lograr el mejor trabajo posible. 

El disco abre con Jeremy gritando sin micrófono en “Come Heroin” para explotar inmediatamente después y recordarnos el estilo de Touché Amore que los fans tanto aman: rápido, trepidante y con Bolm gritando a todo pulmón. La canción es una especie de agradecimiento de parte de Bolm a todos aquellos que estuvieron junto a él durante su duelo e incluye a Justice Tripp (Trapped Under Ice/Angel Du$t) haciendo coros en el fondo a los gritos de Jeremy, para dejar en claro que la banda está de vuelta. 

“Lament”,  es la rola que da título al disco y tiene un ambiente más post punk muy fresco que no se le había escuchado antes a la banda mientras Jeremy habla de como la tristeza y la ansiedad se pueden volver parte de la rutina, para dar paso a “Feign” que tiene un beat más punk y acelerando el tempo en el coro mientras Bolm expresa su miedo a defraudar a sus seguidores. 

“Reminders” es sin duda alguna, la canción más pegajosa que la banda ha hecho, acercándose como nunca antes al pop punk y con un coro que te alegra la vida mientras escuchas a Julien Baker (solista/Boygenius) acompañar a Jeremy para darle un toque más pop a la canción.Es fácil visualizar a los fans gritar el coro frente a la banda cuando por fin podamos volver a asistir a conciertos. Esta rola fue lanzada como sencillo recientemente con un video que si no te hace sonreír es simplemente porque no tienes alma.  

El momento más épico del álbum viene con “Limelight”, que no solo fue el primer sencillo de este álbum, también es la canción más larga que la banda ha escrito, llegando a los 5 minutos de duración. Inspirada en la muerte de sus dos perros, y con la colaboración de Andy Hull (Manchester Orchestra), Limelight es oscura y melancólica para terminar en un clímax que te pondrá la piel chinita, dejándote sin aliento. 

El tempo se vuelve a acelerar en “Exit Row” en donde Jeremy expresa su desagrado hacía la prensa que siempre trata de demeritar a todo escritor que se atreva a mostrar vulnerabilidad (como él). Esta rola es la más corta del disco, pero también es de las más intensas. Seguida de “Savoring” que líricamente sigue línea de “Come Heroin” dejando entender la importancia estar junto a tu ser amado. En esta última es importante hacer mención a las habilidades de Elliot detrás de la batería, regalándonos un par de blast beats que harán tu sangre hervir.

El tempo vuelve a bajar con “A Broadcast” en donde Jeremy hace una especie de homenaje a uno de sus escritores favoritos: Leonard Cohen. Es aquí donde la banda muestra una nueva faceta, resaltando el uso de una guitarra de acero con pedal que Nick (guitarrista) ha venido usando recientemente. Si bien, es fácil ver a muchos saltando esta rola, también es fácil imaginar la poderosa reacción que provocará en vivo. 

“I’ll Be Your Host” es otra de las pegajosas con un tono un tanto pop punk, mientras Bolm nos dice abiertamente lo incómodo que es para él que sus fans le pidan consejos para sobrellevar un duelo o la muerte de alguien cercano. Seguida “Deflector” que si bien no se manejó como sencillo, fue la primer canción que se lanzó del álbum en septiembre del año pasado, donde volvemos a escuchar el dinamismo de la banda yendo de tempos acelerados y bajando en el coro como para hacer más claro el mensaje.

En la canción final de Lament, “A Forecast”, encontramos a Jeremy recitar a voz limpia una especia de carta abierta explicando todo lo que ha pasado en su vida desde el fallecimiento de su madre, desde su resentimiento hacía aquellos que se decían ser sus amigos, el cómo encontró paciencia para escuchar jazz, el resentimiento de no haber recibido llamadas/mensajes de apoyo cuando lo necesitaba, para finalizar admitiendo que de vez en cuando aún necesita ayuda, dando un cierre muy emotivo al álbum. 

Sin duda, Lament no solo es uno de los mejores discos de punk/hardcore del año, también es uno de los más emotivos y poderosos de Touché Amore. Expresar los sentimientos propios de una manera tan abierta y sincera requiere mucha fortaleza y Jeremy y compañía han logrado hacerlo de una manera muy efectiva que seguro conectara con muchas personas en un nivel personal mucho más allá del contenido artístico. No por nada, son una de las bandas referentes de la escena emo/punk actual. 

Gerardo Sánchez
Gerardo Sánchez
Amante de la ciencia y el humor negro. La música salvó mi vida y el punk rock me enseñó a vivirla.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,137FansLike
26,658FollowersFollow
11,288FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas