Dime Cuando Tú: una valiosa comedia mexicana para cerrar el año

Esta navidad, llega a salas la comedia mexicana Dime cuando tú, dirigida por Gerardo Gatica (productor de la maravillosa Museo) y protagonizada por Jesús Zavala, Ximena Romo, con participaciones especiales de Verónica Castro y Héctor Bonilla. Contra todo pronóstico, en especial después del patético tráiler donde se esforzaron por resaltar sus peores defectos (tener un cameo de Manolo Caro no es de sentirse orgulloso, créanme), la película es un sorprendente y ameno rato que vale mucho la pena compartir en familia. ¡En serio!

Will es un joven estadounidense de familia mexicana que siempre se ha esforzado por obtener grandes logros laborales y académicos. Esto lo lleva claro a tener una descuidada vida personal. Cuando su abuelo, el único amigo que tiene, fallece, este le hereda una lista de cosas por hacer en la Ciudad de México para conectarse con sus raíces mexicanas. En un impulso anormal de romper la rutina, Will emprende una aventura que no solo lo llevará a conocer las mejores atracciones turísticas de la ciudad, sino a enamorarse de una bella aspirante a actriz.

Por más predecible que suene todo el párrafo de arriba, Dime cuando tú es divertida, conmovedora, una búsqueda por el amor propio a la par de celebrar las raíces mexicanas sin caer en necios estereotipos (o al menos no en tantos). Aunque algunos momentos cómicos carecen de remate, tiene otras escenas de gran inteligencia, apoyados por su ingeniosa edición.

Dime cuando tú

Este andar del personaje retraído junto a polos opuestos como su interés romántico y el amigo gay, dan destellos de simpatía, que a veces raya en una cinta inteligente y neurótica a la Woody Allen. Una comparación hacia el director estadounidense que traspasa también a la manera tan romántica de mostrar cada rincón importante de la ciudad: de CU al Kiosko Morisco, pasando por el Teatro Fru Fru y refugiándose en Coyoacán. Por si fuera poco, la ambigüedad del final es excelente, nada de soluciones espontáneas a favor de una madurez en los protagonistas. ¡Más comedias nacionales así, por favor!

Sin embargo… También cae en varios errores clásicos de nuestra cinematografía en su búsqueda de apelar a un público masivo. De entrada… Maldito soundtrack para chavorruco kit Telcel que aún encuentra gracioso escuchar “Procura coquetearme más” al relacionarlo con algo bien mexicanote. Gente, el país es más diverso que sus sonidos guapachosos. El uso de la música es de lo más quemado que puedan concebir, salvo el clímax con cierta canción (pista, vean el título) donde se logra algo decente.

De ahí pasamos a la única actuación de la película que está mal: la Vero Castro. Disfrazada de abuelita, hablando con un acento falso de “ay mijito” que cae en la farsa, rompe el genial tono marcado por el collage de folclóricos personajes pochos. Lo peor es que ni siquiera es consistente, pues en escenas se le olvida y es cuando de verdad, da un mejor papel. Finalmente, como se comentó al inicio, consagrar la figura de Manolo Caro cual si fuese el actual mesías del cine mexicano… ¿Pero qué necesidad?

Dime cuando tú muestra un nivel de dignidad admirable, sin dejarse llevar por las tendencias de hace 10 años que a algún tío le pareció novedoso compartir en su grupo de WhatsApp. Con buenas actuaciones, ritmo entretenido y una fotografía excelente, es buena opción para despabilarse después del recalentado. Muy bien.

Calificación: 7.5

Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,038FansLike
26,658FollowersFollow
11,275FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas