Steven Wilson – The Future Bites

EN CORTO

Nos encanta que Wilson experimente con lo que se le da la gana, con una brutal, se nota el esfuerzo. Aunque hay tantos géneros y texturas musicales en tan poco tiempo que parece de repente que el disco no tiene ningún sentido.

Steven Wilson nos escupe en la cara “El futuro es hoy, oíste ¿viejo?” con su nuevo disco The Future Bites (TFB), el cual se lanza este viernes 29 de enero.

A lo largo de 41 minutos condensados en nueve canciones, el músico inglés nos deja ver la evolución y la curiosidad musical que siempre ha caracterizado al ex Porcupine Tree, sólo que ahora dejó de lado (la mayor parte del tiempo) las guitarras y se clavó en los sintetizadores y teclados.

Desde su disco To The Bone (2017), el multinstrumentista ya había experimentado con el pop-rock, pero ahora olvida eso para sumergirse en lo industrial, electrónico, synthpop… aunque esas raíces progresivas no pueden salir completamente de él.

Si bien The Future Bites iba a salir en 2020, Wilson decidió posponerlo para principios del 2021, ya que ha planeado una estrategia comercial a gran escala, ha lanzado en su página una preventa con un blu-ray, viniles, cassettes, playeras y boletos para un tour en otoño de este año por Europa, que, esperemos, se le cumpla.

El disco toca temas como el consumismo, la pérdida de la identidad en la era del internet, el uso de la tecnología, todo esto inspirado en libros de ciencia ficción de autores como Aldous Huxley o George Orwell, pintando un futuro distópico.

Hablando de los temas, todo empieza con el intro “Unself”, una melodía muy tranquila donde apenas si escuchamos la voz de Steven para continuar con “Self”, la cual nos muestra lo que vendrá musicalmente en el álbum de Steven Wilson: coros súper pegajosos y canciones movidas que navegan entre el synthpop y el industrial.

Seguimos con “King Ghost”, una rola bien producida, en donde la voz de Wilson destaca, una pieza más atmosférica que se convirtió, sorpresivamente en uno de los sencillos más gustados de TFB y que fue acompañado por un video muy colorido realizado por Jess Cope.

El siguiente track es “12 Things I Forgot”, quizá la rola más orgánica, donde la guitarra predomina y que nos recuerda mucho a To The Bone y lo que hacía con BlackField, con una letra muy pegajosa, pero muy llegadora.

“Eminet Sleaze” fue el segundo sencillo del álbum, muy electrónica que tiene una atmósfera hasta sensual y oscura, con un coro femenino que nos hace cantar y hasta pararnos de la silla, una melodía super catchy con un bajo que destaca y un solo muy a la Pink Floyd que termina dándole un toque también industrial y progre.

Un bajón emocional viene con “Man Of The People”, una rola que nos puede recordar a cosas que se hacían con Porcupine Tree, con una interpretación bastante emotiva, triste, melancólica… justo el Steven que conocimos y nos enamoró a la mayoría con cosas como “Trains”.

Y después de esto llega “Personal Shopper” una rola industrial, techno, funky, con muchísimas texturas y es que en 9:49 minutos que dura, se nota que el inglés se dio vuelo experimentado con todo lo que podía, más el regalito de tener a Sir Elton John narrando a la mitad de la canción todo lo que la gente quiere adquirir en la era del consumismo.

“Follower”es la octava rola y es demasiado pegajosa, si ya llegaste hasta aquí, seguro ésta te va a encantar, es popera y rockera al mismo tiempo, la batería y un solo de guitarra son muy restacables, el coro definitivamente de lo mejor del disco.

Para cerrar llega “Count Of Unease”, súper melancólica, podría haber sido incluida en el disco The Raven That Refused To Sing, un cierre un poco flojo a mi parecer para lo que se manejó en el álbum.

Podrá o no gustarte TFB, lo que sí nadie puede negar es que la producción del álbum es impecable, se nota que Wilson es un perfeccionista, que pasó hooooras en el estudio “jugando” con todos sus instrumentos, buscando la manera de ir más allá y no repetirse con sus trabajos anteriores.

Los fans de Porcupine Tree y de los primeros discos de Steven Wilson seguro odiarán este material, que tal vez sólo sea un capricho musical del inglés por experimentar en su carrera, dejando de lado lo que opinen de él.

Lady Death
Lady Death
Amante del periodismo rosa y del metal lleno de blast beats. Soy un seudónimo porque soy una agente encubierta.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist