El Emo antes de When We Were Young: los orígenes

When We Were Young, el festival más grande y ambicioso de todos los géneros considerados como Emo, vino a ponerle un montón de nostalgia a los nuevos tiempos, pero también, revivió a un chingo de flecos largos que se fueron a refugiar a universidades, oficinas e iglesias una vez que crecieron.

Por ello, trataremos de explicar un poco lo que es el Emo de la mano de los expertos polvorones que durante su juventud, le hicieron al Emotional Hardcore, al Midwest Emo, al Pxndx, y un largo, pero largo etcétera.

Concepto emo

Algo que tenemos los seres humanos es que le buscamos el significado y la definición exacta a todo. Por curiosidad, porque queremos entender más lo desconocido o por simple morbo. Y esta es precisamente una de las palabras más sonadas a mediados de los 2000 en el mundo… sí en el mundo. 

Aunque esta subcultura tuvo su origen en 1980, la estética emo regresó con fuerza y se instaló un buen rato específicamente en Latinoamérica por allá de 2005 – 2010 aproximadamente. Ese boom fue debido a la aparición de bandas que utilizaron como estandarte la estética emo poniéndola de moda entre las generaciones de adolescentes en ese entonces.

when we were young
when we were young Festival con Paramore y My Chemical Romance

En cuanto al significado etimológico de emo, viene de la palabra emotional (en español emocional). Y principalmente define a una corriente musical y estética; misma que se deriva del punk, el hardcore y el rock alternativo. También se podía llamar a este tipo de música como emocore o emotive hardcore. De ser un género meramente musical, cuando se vino la oleada de bandas que suponía identificarse con esos elementos, la palabra emo pasó a definir a la imagen impuesta a mediados del nuevo milenio. 

Así mismo esta curiosa palabra ya contiene más características implícitas. Por ejemplo, si escuchas las siguientes frases: “un emo” o “es emo”. Tu mente inmediatamente te lleva a las personas que vestían con los típicos pantalones entubados, ropa negra, tenis vans o converse, cabello de colores y el fleco largo.

Sin embargo otro punto importante del término viene con la ideología que adoptaban “los emos”. Ser emo se asocia a un carácter emotivo, emocional, sensible, tímido, introvertido e incluso se vio como un sinónimo a la depresión, pero la mayoría de los fanáticos, realmente nunca llegaron a cortarse y mucho menos matarse.

Fugazi
Fugazi

Las primeras bandas Emo

Muchos asocian al emo como una tendencia totalmente dosmilera, pero es una idea errónea del panorama. Para remontarnos a sus orígenes, debemos regresar hasta el underground estadounidense en los años 80, en específico, a la escena de Washington D.C.

Mientras las emisoras de radio y MTV saturaban sus bloques de new wave y glam metal, en la capital estadounidense se gestó un importante movimiento punk impulsado por bandas como Bad Brains y Minor Threat. Sin embargo, entre la actitud predicadora del Straight Edge, la violencia vivida en cada concierto, así como lo reiterativo de los mensajes políticos en una era donde la ultra derecha de Reagan, parecía tener controlada la situación en los últimos años de la Guerra Fría, el público comenzaba a hartarse. Era momento de que las bandas se reinventaran.

El hardcore agresivo, rápido y de tres acordes, comenzó a madurar en estructuras más complejas, con riffs melódicos inspirados por las atmósferas del noise y el post punk donde además, se abordaron temas de índole emocional. Esto daría paso al post hardcore que a su vez, con el énfasis en las letras personales, nacería el emo influenciado por dos grupos de escasos años de vida: Rites of Spring y Embrace (ambas de D.C.), con una producción cruda que fungiría como base para los siguientes años. Cabe destacar que gran parte de estas primeras bandas, fueron retomadas y llevadas a la relevancia ante el mainstream gracias a los tops personales de Kurt Cobain.

Embrace, una de las primeras bandas Emo

Para los 90, el emo abrió su panorama a otras ciudades estadounidenses y tomó su primer giro al tomar elementos pop y de rock alternativo para dar la fórmula que conoceríamos en los 2000. Aquí entra la gran figura a seguir para el resto de agrupaciones en años venideros, los verdaderos encargados de darle forma al género: Fugazi. Y sí, también de D.C.

Con su debut, Repeater, Fugazi lanzó una cargada ira juvenil que denotaba una fuerte preocupación hacia las adicciones, la violencia y el sexo que marcaría a una generación entera. Podemos encontrar esta huella en Saves the Day, Jimmy Eat World y una en particular favorita del autor de estos párrafos, The Get Up Kids.

Más allá de estancarse, el emo siguió en constante metamorfosis. Mientras que algunas retomaron al post hardcore como At The Drive-In (Omar y Cedric antes de ser los amos del progresivo guapachoso), …And You Will Know Us by the Trail of Dead, Quicksand y los canadienses de Silverstein, el emo volvió a reencontrarse con el caos del hardcore punk y a través de cantos concentrados en gritos, nació el screamo como una variación más.

Entre el post hardcore y el screamo, decenas de nombres que ahora vemos en When We Were Young forjaron una historia que a la vez, dio una estética a millones de adolescentes en todo el mundo. A pesar de que varias de estas bandas rechazan la etiqueta al considerarlo un estigma generacional, similar al caso del nu metal.

rites of spring
rites of spring una de las primeras bandas emo

La estética Emo

Sombra, aquí, sombra allá…la estética de los emos estaba basada en el color negro, por eso muchos adolescentes utilizaban mucho delineador o sombra negra alrededor de los ojos, acompañado de un maquillaje más blanco en la cara para parecer más sombrío y deprimido.

En cuanto al peinado, tanto hombres como mujeres usan largos flequillos cubriendo uno o ambos ojos. En cuanto a la vestimenta, tomaron un poco de aquí y allá. Se destacan del resto ya que generalmente usaban pantalones entubados (herencia de los punks), pelo un tanto con crepé como los góticos, tenis tipo Vans o Converse, cinturones con estoperoles, pulseras de piel o muñequeras, playeras de sus bandas favoritas, y en su mayoría de color negro.

Como cualquier otra subcultura de la que hablemos -punks, heavy metaleros, rock and roll- se trata de romper con lo establecido por la sociedad para no encajar en los moldes que los adultos imponen a los adolescentes. Y claro, para acompañar este estilo, también se pusieron de moda los piercings, que al final es una forma de crear un look de impacto.

El emo hoy día no está muerto, de hecho, un montón de gente seguimos en el tren del mame, aunque ya somos adultos que debemos comportarnos en una sociedad que, desde entonces, juramos destruir. Pero ni pedo, por lo menos ahora tenemos dinero para ir a festivales.

Y que si tenemos… apenas empezó la venta para el When We Were Young, aquello se agotó en cuestión de minutos, por lo que decidieron abrir una segunda fecha con las mismas bandas y… de nueva cuenta, se agotó en segundos.

No sabemos si sólo se trata de un simple destello nostálgico, o hay un revival del género en todo el mundo, pero si quieres encontrar buen Emo el día de hoy, todavía puedes hacerlo en forma de easycore, de metalcore, y un sinfín de géneros que desde su globalización, armaron de nuevo un frente dentro del underground.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,232FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan