Conecte con nosotros

Pólvora Live

Tame Impala en el Palacio de los Deportes: Ni una cadera rota detuvo esta extraordinaria tocada

Tame Impala se presentó con todo y la cadera rota de su vocalista Kevin Parker, a quien no le importo y dio un grandioso espectáculo para sus fans.

Mitvalk

Publicado

el

pantalla concierto de tame impala

¿Cuántas veces te pedí una? Dirían en los deportes, ya que tenía buen rato que Tame Impala no se presentaba en la CDMX, sí en México en festivales, pero la capirucha tenía una cita que se vino postergando desde hace ya más de cuatro años (cochina pandemia).

Y es que ya nos andábamos preocupando los fans cuando no hace más de tres días se anunciaba en las noticias que el vocalista Kevin Parker se había fracturado la cadera en un maratón, ahí salía todo feliz y entubado en el hospital.

Las alarmas comenzaron a sonar y por ahí más de un incrédulo, (me incluyo) ya nos veíamos todos tristes sin poder tener la oportunidad de ver a Tame Impala con su tour The Slow Rush. Pero nada de eso sobrinos, mi primo el Kevin dijo, “esto no se va a cancelar, ni que tocara la batería en una banda punk” y mocos, que anuncia que su tocada en México y en Latam no se iba a posponer.

No fue MGMT, pero Cuco estuvo muy a la altura

Como recordaran, el concierto que tenía pendiente el Tame Impala venía acompañado de la banda estadunidense MGMT, sin embargo por las razones ya conocidas, esto ya no sería posible, sin embargo al barco de Tame Impala subió Cuco, una propuesta orgullosamente mexicana (y un poquito gabacha) que trae una propuesta experimental bastante interesante.

El chiste es que ya eran pasaditas las 9pm cuando Omar Banos y compañía salieron a amenizar la noche para toda la pandilla que esperaba a los de Tame Impala. “¿Cómo se la están pasando, listos para Tame Impala?” decía Omar para precalentar los motores.

Después de una buena presentación en donde pudimos escuchar parte de su repertorio y además rolitas nuevas,  Banos anunciaba la última canción, no sin antes preocuparse por la bandita que estaba en el público, “¿Están bien ahí, necesitan ayuda?” al ver que (o al menos eso creyó) que alguien se había desmayado.

“Perdón, me espanté, pensé que se desmayó alguien, ok les tengo la última canción aquí” acto seguido y después de un vitoreo masivo, Cuco tocó “Lo que siento” para despedirse de un muy buen público que los acompaño.

Tame Impala, el Palacio nunca tuvo tanta energía psicodélica junta

Llegaba el tiempo de contestar todas las preguntas, ¿Kevin saldría en camilla?, ¿en una silla de ruedas?, ¿habría un directo desde el hospital? Pues nada de eso sobrinas Kevin y compañía salieron pasada la hora del cuarto de las diez de la noche, el bueno del Parker con humildad y con un par de muletas que lo acompañaban.

KEvin parker con muletas
Queda en la historia de los grandes Don Kevin Parker, por rifarse a salir a cantar con todo y la cadera rota, aquí la prueba de que hasta con muletas salio || Foto: Toni Francois

La raza sabia esta situación, por lo que muy a la mexicana le dieron la bienvenida como cuando llegan a tu casa con tamales, muy ameno y hospitalarios, no me cabe duda que la impresión de este público dejo encantados a los de Australia.

Después del tremendo vitoreo las luces se apagaron y comenzó el cotorreo de inmediato;  después del video con las advertencias de una chica que decía que podíamos experimentar el Slow Rush, se dejaron caer los bombazos, “One More Year”, “Borderline” y “Mind Mischief” de dejaron escuchar como de las primeras invitadas.

La raza ya estaba en desconecte total, unos valedores brincando, la chela consumiéndose y hasta un pequeñuelo por ahí en brazos de su padre desfrutaban la velada (sin embargo el pequeñín no aguanto el rigor y se salieron de la pista)

Breve recordatorio de que no lleven a infantes sin sus buenos protectores auditivos raza, recuerden que no escuchamos a frecuencias iguales por lo que para ellos puede ser una experiencia bastante molesta.

Después de mi comercial que no es patrocinado por la Secretaria de Salud, procedo a continuar platicándoles sobre el momento en que en verdad se incendió el cerro, y es que todo estaba en onda baladita hasta que “Elephant” hizo su llegada, lásers humo y brincadera acompañaron este himno de Tame Impala.

Para este punto quiero resaltar un par de cosas, la primera de ellas es lo bien que ejecutan estos caballeros, casi casi que en play back, (aunque como ya saben, el audio del Palacio no ayuda mucho).

Y segundo, la entrega que tuvo Kevin Parker fue absoluta, la mayor parte del show estuvo sentado, pero de repente en los momentos de locura se paraba, tomaba sus muletas y caminaba un poco en el escenario para saludar de ambos lados a la razita que lo acompañaba.

Caray, este muchacho me inspira a no darnos por vencidos, y además de todo eso , la andaba disfrutando el valedor “Tengo que darme un masaje, denme un segundo, esto se siente muy bien, denme un segundo” decía mientras se masajeaba la cadera, sabrá Dios si tenía dolor el hombre.

“¿quieren enfiestar? Solo porque estoy lastimado  ahora no significa que no vayamos a enfiestar” , decía el vocalista de la banda, para que noten el nivel de entrega de este compadre.

Después de un primer encore, la banda regreso para tronarse “Gossip”, “Backwards” y “Let It Happen”, rola que la reventó por completo en su versión extendida y que tuvo hasta confeti, aquí quiero hacer una breve acotación sobre los miles de celulares al aire, disfruten amigos, en verdad.

publico en el concierto de Tame Impala
El público estuvo super entregado desde el primer minuto de la primera canción, y fueron recompensados con un gran espectáculo con todo y confeti || Foto: Pólvora – Mitvalk

Fue bien triste ver pura pantalla de celular al momento de “Let It Happen”, sin embargo me decidí cerrar los ojos y disfrutar las vibraciones del audio en conjunto con los reflejos de las luces a través de mis parpados, y pues nada, simplemente llegue al nirvana.

Las asistentes no me dejaran mentir que este espectáculo dejó más que satisfechos a todos, la espera valió completamente la pena y sin duda alguna lo que se vivió en el Palacio de los Deportes esta noche fue algo extraordinariamente agradable.

Una buena tocada por parte de Tame Impala que llega para reforzar lo que todos ya sabemos, y que marca una palomita más a sus múltiples visitas a la capirucha mexa.

Setlist de Tame Impala en su visita a CDMX

Intro
One More Year
Borderline
Nangs
Mind Mischief
Breathe Deeper
Posthumous Forgiveness
Elephant
Lost In Yesterday
Apocalypse Dream

Gossip
Let It Happen
Feels Like We Only Go Backwards
Glimmer
Eventually
Runway Houses City Clouds
New Person, Same Old Mistakes

The Less I Know The Better
One More Hour

Master de la fina grosería, amante empedernido del videojuego y secuaz de todo lo bello que se haga en fotografía. Que vivan los 2000, la música y el juguito de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *