Conecte con nosotros

Cine

Indiana Jones y El Dial del Destino, el nostálgico adiós a Harrison Ford

Indiana Jones y el Dial del Destino de James Mangold es un homenaje visual a la saga, con énfasis en la nostalgia.

Publicado

el

Indiana Jones y el Dial del Destino
4 Reviewer
Calificación

Luego de un magnífico cierre para una de las sagas más populares del siglo XX con Indiana Jones y el Reino de la calavera de cristal, pensar en una quinta entrega se veía no solo poco probable, sino que era casi un sacrilegio para los seguidores del mítico explorador.  

No hay plazo que no se cumpla y por fin, se estrenó Indiana Jones y el dial del destino del director James Mangold, quien se sacó el tigre de la rifa pues es difícil dirigir una franquicia tan arraigada al estilo de Steven Spielberg y poder darle una despedida digna del tamaño de su leyenda.

Indiana Jones y el paso del tiempo en vida real

Una de las mayores interrogantes que teníamos sobre esta película era en cómo darle continuidad a algo que tuvo un cierre perfecto, y en eso Mangold supo resolverlo muy bien, la historia no solo vuelve a la Segunda Guerra Mundial sino que además, lo hace de la mejor forma posible con un estilo que nos remite a Hellboy 1 y a las historias de la edad de plata del Capitán América, lo cual se agradece bastante. Jones (Harrison Ford) junto a Basil (Toby Jones) enfrentan al Tercer Reich para evitar que utilice objetos de enorme valor arqueológico (y poder místico) para sus planes malévolos.

Ahora el objeto perseguido es un singular artefacto creado por Arquímedes, que, según la Gestapo tiene un poder que va más allá de su utilidad para hacer precisos cálculos matemáticos o predecir terremotos. Resulta que el aparato también es capaz de encontrar y ubicar fisuras en el tiempo, por lo que el dúo de arqueólogos sabe lo que significa que semejante artículo caiga en manos de los nazis, sobre todo de Jürgen Voller (Mads Mikkelsen), un brillante pero siniestro físico con ideas muy claras sobre cómo utilizar ese poder para cambiar el rumbo de la historia.

Mads Mikkelsen como Jürgen Voller busca recuperar el nazismo
Mads Mikkelsen como Jürgen Voller busca recuperar el nazismo

De ahí da un salto en el tiempo hasta 1969, donde vemos a un Dr. Jones lejos de sus épocas gloriosas, no solo en lo que a acción se refiere sino también en lo académico pues no solo vive en un modesto departamento con vecinos ruidosos, ahora da clases en una universidad de poca monta en Nueva York, donde está a punto de retirarse o al menos eso pensaba.

La entrada en escena de Helena (Phoebe Waller-Bridge) es el punto de partida de la película, y a partir de ahí se alinea lo más parecido al habitual tono de la franquicia. Hija de Basil, y ahijada Jones, Helena será la encargada de llevar a la trama del dial del destino, aun cuando el personaje carece de verdadera sustancia. Su misión es ser la salvadora de Indiana, insinuando que sus intenciones no son del todo nobles, ni honestas por lo que esa ambigüedad le da un toque de interés.

Por su parte, El Voller de Mikkelsen regresa del pasado en busca del extraño objeto, que se pensaba se había perdido en un rio luego del final de la guerra, y aunque no se menciona como tal, es un claro beneficiario de la Operación Paperclip (esa en la que los científicos nazis fueron reclutados por el tío Sam en diferentes áreas de la NASA) ya instalado EE. UU. trabaja para el gobierno, pero sin ningún propósito de enmienda, al contrario, busca restituir el nazismo por cualquier medio.

Harrison Ford y Phoebe Waller-Bridge estelarizan Indiana Jones y el Dial del Destino
Harrison Ford y Phoebe Waller-Bridge estelarizan Indiana Jones y el Dial del Destino

La vida no es más que un largo adiós

Algo que quizás incomode a algunos es que la historia no busca profundizar en la leyenda de Jones ni en sus éxitos como parte de su historia. En su lugar recurre a incluir todo tipo de guiños a distintas partes de la saga que serán la delicia de los fanáticos, (incluidos algunos entrañables personajes del pasado).

Mientras que en las entregas anteriores de Indiana Jones se la pasan desafiando a la muerte, en esta cinta Indy reflexiona sobre la muerte y el inexorable paso del tiempo, un toque que refleja no solo la evolución del personaje también su culminación. En cuatro películas le preocupaban muy poco la mortalidad, la fugacidad de la vida y su trascendencia, pero ahora en lo que parece la culminación del camino de la legendaria figura acepta con dignidad su retiro.

Indiana Jones y el Dial del Destino de James Mangold es un homenaje visual a la saga, con énfasis en la nostalgia, no apta para quienes esperan que sea por siempre joven o que deje el camino allanado para un posible sucesor(a).

Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *