Conecte con nosotros

Pólvora Live

Elefantes en House of Vans: qué todo el mundo sepa que México los quiere

Durante su regreso a México, Elefantes cerró su paso en la CDMX con un concierto íntimo para sus fans en House of Vans.

Publicado

el

Elefantes en el House of Vans

Hay algo especial de ir a House of Vans. Uno sabe perfecto que los que están ahí, son los más fans, quienes se aferran a conseguir entradas al instante en que son lanzadas. Elefantes fue una elección muy precisa para el venue. Su música se acopla de maravilla a eventos más íntimos y sus fans, forman una comunidad apasionada que asisten sin titubear a donde sea que pise el cuarteto de Barcelona.

Decenas de fans se dieron cita, entusiasmados, con sus bebidas de cortesía en mano (otra bella ventaja del HoV) y pasadas las 9 de la noche del 29 de septiembre, Julio, Hugo, Jordi y el siempre elegante de Shuarma, tomaron el escenario de Mixcoac para derretirnos durante una hora y cuarto. Minutos que todos los presentes, atesoraremos por siempre.

Elefantes en el House of Vans
Fuimos pocos los afortunados en asistir pero ah, cómo nos derretimos de amor. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

“En cada una de las notas que estamos tocando, está muy profundo nuestro agradecimiento”: la noche de Elefantes en House of Vans

“Quizás, no haya nada por qué luchar”, cantó Shuarma con guitarra en mano. Con “Mañana”, sencillo de su último álbum, inició una noche llena de calidez y buen rock. En la pista, no hubo un solo instante que la gente no estuviera ahí coreando cada verso o, para risa de los españoles, gritando “viejo sabroso” al cantante. Lo sé, es irresistible.

Tenía todo un año que no pisaba la sede pero quedé sorprendido de ver lo bien que ya ecualizan el audio. Ni un solo fallo a lo largo de una noche que nos llevo del romance en “Que todo el mundo sepa que te quiero” a la inspiración de “Mis sueños”.

Elefantes en el House of Vans
Jordi aporrea la batería con tremenda fuerza y alegría. Un grande. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

Elefantes sabía que el tiempo estaba sobre ellos así que no hubo muchas palabras hacia el público salvo una frase que marcó la velada: “en cada una de las notas que estamos tocando, está muy profundo nuestro agradecimiento”. Fue a partir de este instante que Shuarma empezó a juguetear más con los asistentes que se encontraban hasta el frente del escenario y juntos, cantamos “Azul” y “Piedad”, mientras a la izquierda, Hugo se acercaba para pegar de guitarrazos.

Entre el ya clásico aplauso coreado de “¡Elefantes!”, la banda ya se había despedido. Varios comenzaron a alejarse cuando alguien hasta el frente, gritó que tocarían una más. Francamente, no esperaba que se tratase de una versión tan distinta de “Duele”, llena de dramatismo, poderosa en la interpretación vocal y con un cierre en los teclados que habría hecho sentir orgulloso a John Cage. Un show breve pero conciso, un sueño para sus fanáticos más leales.

Por ahí se viene la entrevista por esta sacrosanta página donde adelantaron que habrá varias sorpresas para su 30 aniversario y su experiencia teatral con el proyecto de Antoine. Atentos.

Elefantes en el House of Vans
En un mundo ideal, Elefantes sería aún más amado en estos lares. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

Setlist de Elefantes en House of Vans

  1. “Mañana”
  2. “Deja el aire correr”
  3. “Cada vez”
  4. “Que todo el mundo sepa que te quiero”
  5. “Que yo no lo sabía”
  6. “Al olvido”
  7. “Te quiero”
  8. “Azul”
  9. “Mis sueños”
  10. “Piedad”
  11. “Duele”

Fotógrafo y reportero desde 2015, programador del Festival Macabro, profesor de Historia del cine en la FES Acatlán y coordinador de materiales en Filmin Latino.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *