Conecte con nosotros

Pólvora Live

AniMole y 5 cosas que nos encantaron de la convención

Publicado

el

Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché

Este fin de semana se llevó a cabo la AniMole, la nueva convención de La Mole que une la cultura pop de los cómics que ves generalmente con la sensación del anime y la cultura japonesa. Como ya es sabido, se realizó en el Centro de Convenciones del WTC, abarcando dos pisos: el de abajo donde estaban los luchadores, diseñadores gráficos y muchas tiendas; y el segundo piso en donde estaba la nueva sección X-Alley, las conferencias y conciertos, además de las cosplayers.

Y ahora, les resumimos lo que a nuestro parecer son los puntos fuertes de esta convención…

Astroboy meets David Bowie, una de las joyas de Chucho Rojas / Foto: Andre Dulché
Astroboy meets David Bowie, una de las joyas de Chucho Rojas / Foto: Andre Dulché

1. La gente es la que hace la AniMole tan genial

Dentro de este recinto, podemos encontrar muchas cosplayers que se dedican de lleno a la creación de sus personajes y se nota que le dedican un buen de tiempo, dinero y esfuerzo a crear sus cosplays pues al final de eso es lo que viven (o tratan de vivir). Pero, la verdad, es que la gente que asiste se lleva nuestras palmas…ya que su único propósito es crear un personaje impactante para que todos quieran pedirle una foto.

Esto genera también un ambiente sano entre todos los asistentes: no hay gente mal vibrosa -incluso con las chavas que llegan a portar cosplays un tanto más atrevidos-, todos se sienten a gusto. Algo parecido a lo que pasa en la Comi-Con, en donde los caseros llegan a superar a los profesionales.

AniMole en la CDMX
Deadpool bañaba Otakus gratis en la AniMole / Foto: Andre Dulché
Cosplayers como Athena y Fénix / Foto: Andre Dulché
Cosplayers como Athena y Fénix / Foto: Andre Dulché
Los cosplayers 'amateurs' siempre rifando en la conevnción / Foto: Andre Dulché
Los cosplayers ‘amateurs’ siempre rifando en la conevnción / Foto: Andre Dulché

2. Un lugar digno para los luchadores

Es difícil poder ver a tus luchadores favoritos fuera de las arenas conocidas por los amantes del pancracio, y más difícil es que estos convivan con sus fans. Así que la AniMole creó un espacio para que los luchadores pudieran conocer y también, ganar un poco con su mercancía, autógrafos y fotos. Y es que hay que recordar, que la lucha libre es un deporte en México que no le paga a sus luchadores como es debido, entonces la venta de toda su mercancía los ayuda a poder sobrevivir (solo vean el caso de Kemonito vs CMLL).

Estaban las leyendas de la lucha libre como Tinieblas, Mil Máscaras, Último Dragón o el Rayo de Jalisco Jr, junto a ese talento más joven o independiente pero igual de talentoso como Bandido, Los Galenos del Mal, Demian 666 o Halloween. Una de las mejores partes era que el artista gráfico Portaveritas, realizó un arte para cada uno de los luchadores, entonces por $200 pesos te lo firmaban y algunos hasta aceptaban que te tomaras las fotos.

Como tip para el otro año, estaría genial que hicieran un póster con todos los luchadores -como el mural que está en la Arena México- y que por $500 pesos obtengas las firmas de cinco de ellos.

Tinieblas estuvo repartiendo posters clásicos con firma en la AniMole / Foto: Andrea Quintana
Tinieblas estuvo repartiendo posters clásicos con firma en la AniMole / Foto: Andrea Quintana
Último Dragón desde Japón a la AniMole / Foto: Andrea Quintana
Último Dragón desde Japón a la AniMole / Foto: Andrea Quintana

3. Destacar el talento de los artistas gráficos

Bien dicen por ahí que hay talento, pero solo falta apoyarlo. Y precisamente, este tipo de eventos es una ventana para que los diseñadores, artistas gráficos y demás, puedan mostrar su trabajo. Y la verdad, es brutal la cantidad de talento que puedes observar dándote una vuelta por los espacios designados para ellos.

La creatividad desborda tu cabeza entre pines, calcomanías, figuras de plástico, las famosas impresiones, y ver que cada uno tenía público es lo mejor. Porque, en otros eventos, era triste ver la poca afluencia que tenían, pero aquí todos tenían público. Es lindo acercarte y escuchar lo que tienen que decir de su obra, es por eso que piensa adquirir el pase para los tres días, porque es abrumador tener que recorrer todo en un solo día.

Aplauso aparte al Cartoon Madness donde los veías haciendo su obra al momento.

Arte en vivo en la competencia Cartoon Madness / Foto: Andre Dulché
Arte en vivo en la competencia Cartoon Madness / Foto: Andre Dulché

4. Arte para todos los bolsillos

Una de las grandes incógnitas para mí era ver qué podíamos encontrar con los artistas, porque generalmente nos encanta pasearnos y comprar obras de ellos. Así que es una gran ventaja que puedas encontrar arte y cosas para todos los bolsillos (aunque la verdad, no hay cartera que aguante). Pero, por ejemplo, estuvo Yoshiko Watanabe -conocida en el mundo del manga y la animación por trabajos como Astroboy, La Princesa Caballero, Kimba: El León Blanco, Monkey, Rocky Joe- entonces podías adquirir un print con su firma desde $250 pesos y así no te quedabas con las ganas de tener algo de la artista. Ya si querías algo más elaborado, podías adquirir una lustración desde $1,500 pesos.

Pero también es genial que puedas adquirir una calcomanía o un pin con parte de este arte, y aunque no es mucho el ingreso, sí significa una pequeña ayuda para el artista.

Ysoshiko Watanabe, la mamá de Astroboy estuvo presente / Foto: Andre Dulché
Ysoshiko Watanabe, la mamá de Astroboy estuvo presente / Foto: Andre Dulché

5. El merecido lugar del doblaje mexicano

Hay personajes con los que creciste y no puedes escucharlos con otra voz, porque así es como los conociste y llegaste a amar. Tal es el caso de Cecilia Gispert, voz de Candy Candy; Gerardo Reyero, que da vida a Darien/Tuxedo Mask (Sailor Moon), Freezer (Dragon Ball Z) o el Capitanazo (La Casa de los Dibujos), o Luis Carreño que dobló al famoso Bob Esponja.

Así que si buscas que te autografíen una figura o grabaran el saludo de tu celular, estabas en el lugar correcto. Y es lindo ver que la gente se emociona (estaba atascado en ciertos horarios) al ver a estos personajes, ya que muchas veces minimizan el gran trabajo que realizan los actores de doblaje y que hacen que de cierta manera se ‘mexicanicen’ algunos personajes y sean entrañables para nosotros.

Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché
Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché
Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché
Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché
Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché
Cosplayers de alta costura dentro de la AniMole de la CDMX / Foto: Andre Dulché

Comunicóloga de profesión, cofundadora de Pólvora desde hace 10 años entusiasta del anime y Harry Potter.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *