Scott Pilgrim vs The World: The Game, el complemento que hace justicia

Por fin, el tesoro perdido de Scott Pilgrim volvió a estar entre nosotros, el videojuego que fue descontinuado por derechos de autor y que solamente algunos afortunados podían disfrutar en su versión pirata: Scott Pilgrim Vs The World: The Game.

Este juego regresa bajo el poder de Ubisoft y sí, los fanáticos de la obra creada por Bryan Lee O’Malley podrán tener un complemento acorde a lo original, algo que haga mucho mayor justicia que la fallida película.

Sabemos que muchos de ustedes no sabía nque hubo un cómic que generó todo, la mayoría conoció a este personaje por la cinta estelarizada (patéticamente) por Michael Cera, Mary Elizabeth Winstead como Ramona y que por alguna razón se convirtió en un modelo a seguir de jovencitas por sus cambios de look y bueno, un sinfín de cameos de gente que hoy en día es muy famosa como Brie Larson o Chris Evans, aunque en esos días no lo eran tanto.

El cómic y la película tienen ciertas similitudes, sin embargo, el filme queda muy corto y con tal de agradar a un público estadounidense dejó fuera lo principal: una aventura plenamente canadiense (con sus usos y costumbres), un Scott que solo le falta salir a la calle con palos de hockey y el mundo de 8 bits inmerso en cada respiro. Ahí es donde el videojuego entra como campeón.

Hablemos de lo bueno de este juego. En primera el precio, salvo sus ediciones especiales de tienda donde en Estados Unidos es bastante accesible, sabemos que en México esto no es así y solo va para verdaderos fans del cómic, ya que trae un mapa y cosas extra que puedes vivir tranquilamente sin ellas. Para Xbox y Switch cuesta $299 pesos, digital para PS4 y PS5 está en $15 dólares y $279 para PC.  

Por cierto, Kamite (editorial en México que tiene los derechos del cómic) está llenándose los bolsillos tras años de no importarle un carajo la serie que tenían varios números descontinuados.

El estilo Beat Em’ Up es lo más importante aquí, sencillamente paso y destruyo cual juego de arcade ochentero / noventero. Es como regresar al SuperNes y tener juegos como Final Fight, Double Dragon o TMNT. Esto también nos acarrea uno de sus mayores deficiencias, la jugabilidad.

Muchos dicen es la dificultad, pero si estás acostumbrado a juegos como Megan Man X pues no es difícil. El problema recae en lo lento de la reacción en los personajes. Puedes elegir a Scott, Ramona o Wallace, cada uno con sus pros y contras, algunos más fuerte y otros más rápidos pero más débiles, lo normal. El problema recae en que no mejoraron ese aspecto (tuvieron más de 10 años para ello) donde si eres golpeado, la pandemia puede acabar y tener otro rebrote y tú seguirás en el suelo siendo apaleado sin poder reaccionar al respecto, similar a los primeros juegos de Castlevania.

Los rivales tienen una resistencia impresionante y se vuelve un tanto tedioso cada escenario. Por suerte van modificando los personajes según la escena. Ahora, este estilo de juego se basa en el prueba y error, así que la paciencia debe ser tu aliado o de lo contrario cometerás los mismos errores una y otra vez. Por cierto, el stage tiene su vida propia ya que hay muchas tiendas para regenerarte comprando burritos o refrescos, similar a River City Ransom.

Sobre los enemigos que llueven a montones, lo ideal es siempre mantener una ‘sana distancia’ de lo contrario la vas a pasar mal. En cambio los 7 novios de Ramona que debes ir venciendo, por alguna razón no están tan difíciles a comparación de los chalanes del mal que aman el amontonamiento. Recuerda, todos son patrones de comportamiento, no es que vayan a hacer algo súper inesperado.

Otro buen punto de Scott Pilgrim vs The World: The Game es el modo multiplayer, pueden ser hasta cuatro a la vez y eso hará más feliz la aventura, manteniendo ese aspecto retro. Además, es la forma más rápida de subir a tus personajes de nivel y de adquirir nuevos movimientos.

Algo que si queda un poco corto es la historia, hasta el de The Simpsons cuando el Señor Burns se roba a Maggie con un diamante como chupón tiene más narrativa. Aquí solo apareces a romper caras y golpear exnovios, así que si no conoces la trama pues no sabes bien para que estés ahí. Entre escenarios tampoco hay nada, muy a la Mario que solo avanzas porque así está puesto en pantalla.

Al final de cuentas, Scott Pilgrim vs The World: The Game cumple su cometido, entretener. Pasas un buen rato, mejoras entre más lo practicas ya sea en historia normal o los pequeños juegos extra que sirven más que nada para conocer a tu personaje preferido. Tiene buenos detalles como el cambio de pelo en Ramona y playeras de Scott donde solo le falta el logo de los Smashing Pumpkins. Sin embargo, queda esa espina clavada de que pudieron meterle mano y mejorarlo, así como las versiones modernas de Double Dragon, tanto en jugabilidad como en sonidos y música, la cual puede hartarte rápido. No avanzas ni medio escenario y ya quieres que se calle la monotonía.

¿Te gusta el cómic? CÓMPRALO. ¿Te gusta la película? Tienes mal gusto pero te va a gustar también. Solo ten en cuenta algo, puede ser un juego que dejes en el olvido para mitad del año.

Andre Dulche
Niñero, editor y fotógrafo en Pólvora con alma noventera. Campeón de tres anillos de NFL Fantasy 🏈 Le doy sabroso a la NBA, NHL, lucha y cómics 😎

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,214FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist