Cronostasis, un concierto feliz de Allison en el Pepsi Center

Por Bruce Alexander

Dieciséis de septiembre; algunos se encontraban crudos después de las fiestas patrias, algunos festejaban hoy y otros dispuestos a dos días de pachanga ¿El motivo? El regreso a los escenarios en CDMX de Allison, Chingadazo de Kung Fu y May Sunday. Esto sin contar los autoconciertos.

Aunque el ambiente es raro por la situación del Covid se siente una gran nostalgia de volver a vivir momentos con amigos, cantar y corear rolas mientras degustas tu cerveza.

Empezaremos con el acceso al recinto: Se nota todo controlado, pero por desgracia la situación de vacunas en la CDMX y Área Metropolitana no es tan avanzada como muchos deseamos y por consecuencia no se pide un comprobante de vacunación al ingresar; esperemos que para el Corona Capital y otros shows dónde se ha anunciado que el ingreso será con dicho comprobante, ya se cuente con la mayoría de población vacunada.

Dejando de lado esos temas que seguro están hartos de escuchar, tenemos que destacar la organización para el montaje de butacas en pista, sobretodo en la zona B. Aquí se montaron unas gradas dignas de cine y que permitieron una increíble vista sin importar que tan abajo o arriba estuvieras, está tan cómodo que deberían empezar a considerar dejarlas inclusive para los shows post pandemia.

Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera
Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera

Abriendo Pista CON MAY SUNDAY Y CHDKF

Los encargados de calentar los motores fueron los chicos de May Sunday que sin duda se notaban felices de estar en escenario. Con canciones como “Que Vida la Mía” (cover a Reik) y “Serás el Mástil De Mi Barco” lograron llevarse las primeras palmas de los fanáticos, aparte de un pequeño festejo al baterista Beto Calderón quién andaba de manteles largos por su cumpleaños.

Empezaban a llenarse los asientos para el siguiente acto que correría a cargo del Chingadazo de Kung Fu. Marino, Ale y Luis iniciaron bastante fuerte con “3 de Noviembre”; en gradas podíamos ver a un fan de cabellera roja levantando una manta con el logo de la banda, un trío de amigos abrazándose mientras saltaban y cantaban cada palabra de rolas como “Piñas Coladas” y “Rehab”.

Tuvimos la primera vez en vivo de “Los Mejores”; Marino confesó que la primera vez que la tocaron como tal fue en el ensayo que tuvieron la noche anterior y aún así sonó bastante bien.

Los únicos dos detalles negativos de la presentación del Chingadazo es que obviamente no se pudo armar el slam en “No Lo Tomes A Mal” (aunque Ale sugirió que una solución era subirnos a nuestras bancas) y el otro detalle es que al tener el tiempo contado como teloneros del show no pudimos escuchar canciones nuevas como “Todo Puede Ser Mejor” o “Amores Míos”, siendo esta última su más reciente lanzamiento.

ALLISON DEJÓ AFÓNICOS A SUS FANS

Llegaba el momento de que Allison diera inicio a su show: Cronostasis. Las luces se apagaban, el recinto ya se veía a tope y sonaba el potente inicio en batería de “Me Cambió” que inmediatamente puso a todos de pie con un gran juego de luces, papelitos salían disparados al aire y por supuesto, la ya conocida energía de toda la banda.

Queda claro que la agrupación puede tocar temas clásicos para recordar tu época de secundaria como “Algo Que Decir” (2008) o los más recientes como “Rómpase El Vidrio En Caso De Emergencia” (2016) y aún así mostrar la misma energía; porque seamos honestos hay bandas que han evolucionado de buena forma pero cuando tocan temas antiguos (si es que los llegan a tocar) ya lo hacen para complacer y no porque sigan disfrutando de sus obras que los llevaron a la fama, lo cual está bien, dicha evolución se trata de madurar tu sonido, sin embargo, sigue siendo parte de ti y Allison se siente honesto, aunque las letras y sonido de sus primeros discos sean más juveniles ellos disfrutan el interpretar estos éxitos.

No hubo errores en el show y la energía banda/audiencia jamás bajó en ningún momento del show, en “120 km/h” todos en la audiencia echaban el headbanging, guitarra de aire o si se trataba de sonidos más relax como en “Miedo” o “Eres Como El Mar” podíamos ver la pasión de muchos echando lágrima.

Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera
Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera

Las luces se apagaron unos momentos y después se iluminaba a Erik quien era el único integrante que se encontraba en el escenario junto a su guitarra acústica; se rifó un discurso en el que se nos invitaba a abrazar este momento, a disfrutar más la vida porque a veces parece que vamos en un avión a 700 km/h y nos olvidamos de todo, que disfrutemos a todas esas personas que se quedaron y recordemos a los que se fueron con mucho amor.

Al finalizar el emotivo discurso comenzaban las notas de “Baby Please” y a todos se nos puso la piel chinita ya que se sintió como un momento muy íntimo, un tributo a todos aquellos que se fueron y al mismo tiempo a los que siguen con nosotros y nos hacen sentir vivos.

Terminando ese bonito momento acústico se vendrían unos temazos como “16” y “80’s”. Otro gran momento se dio en “Aquí” donde Fear pidió que se apagaran las luces y que nosotros ilumináramos la noche con nuestros celulares o encendedores.

A esta altura de la noche la gente ya andaba tan prendida que algunos se encontraban arriba de sus butacas, en algunas zonas de las gradas se sentía como temblaba gracias los brincos de los más alegres, pero todo se desconectó cuando sonó el cover “Mario Bros.3” original de Taller Para Niños; vasos volando, gritos de los más emo y aplausos llenaban el momento.

VIDEO

La banda se preparaba para despedirse y el cierre fue con los dos clásicos que no podían faltar en el show, “Frágil” y “Memorama”. Con todo y cubrebocas se escuchaban las voces cantar palabra por palabra las líricas, celulares grabando, muchos fanáticos fondeaban su cerveza y otros pocos de plano ya se pasaban a sección A por debajo de las narices de los de seguridad.

Los integrantes daban un enorme agradecimiento a todos y nosotros nos íbamos con una gran sonrisa a casa, entre oídos rumbo a la salida podías escuchar comentarios de felicidad, todos se iban satisfechos con un show que valió la pena cada segundo; lo único negativo que se llegaba era lo obvio y es que no se pudo armar el moshpit pero esperamos que vengan tiempos mejores para que vivamos los conciertos como antes.

Cabe destacar que eran muy pocos los que no acataban las reglas de sanidad, en su mayoría todos portaban su cubrebocas a menos que estuvieran dando un trago a su bebida o dando un pequeño respiro después de cantar a todo pulmón.

Ojalá todos los shows que vengan en esta modalidad sean así porque este se lleva 10 de 10 en: organización, sonido y energía.

Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera
Allison / Foto: Ana Paula Alonso Rivera
Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,178FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist