Don’t Look Up, el estreno de Netflix que ha dividido al público

“El cine no es Netflix”, leí mientras vagaba en redes. ¡Vaya momento para estar vivo! Hacía mucho no veía a una película dividir tanto a la audiencia cuando la misma, es la obra perfecta sobre lo fragmentados que nos encontramos como sociedad. Don’t Look Up es el nuevo trabajo de Adam McKay, especialista en obtener reacciones mezcladas de sus películas como ocurrió con Vice en su momento.

Los argumentos en contra son entendibles, pues muchos son atraídos por el enorme elenco con expectativas igual de variadas, ya sea con la esperanza de encontrar actuaciones desgarradoras o carcajadas a granel, así como la perfecta sátira cuando está lejos de serlo (vaya, ni siquiera lo es). Pero debajo de todo el fastuoso exterior, la publicidad y sus recientes nominaciones a los Golden Globes, está el mejor retrato de lo que ha sido la humanidad durante casi dos años de pandemia y la ridícula posibilidad de vivir un apocalipsis entre el negacionismo y la enajenación. Lo cual esperemos, el tiempo sepa darle la razón a McKay.

Don't Look Up reseña
Imagen: Netflix.

Don’t Look Up o un documental sobre 2021

En Don’t Look Up conocemos la historia de dos astrónomos, Kate Dibiasky y el doctor Randall Mindy. Una noche, ella descubre un cometa que seis meses después, impactará con la Tierra. A pesar de las irrefutables pruebas, son rechazadas en la Casa Blanca por venir de una universidad “menor”.

Desesperados, infiltran la noticia y no tarda en convertirse en un circo mediático donde el problema, pierde toda la seriedad. Incluso, Mindy es seducido por la fama para prostituirse a favor de los intereses del Estado. Cuando el gobierno finalmente decide tomar cartas en el asunto, la plutocracia ataca cuando el tecnócrata remedo de Zuckerberg/Bezos/Musk, encuentra valiosos recursos para amasar una mayor fortuna… Dejando que el cometa choque.

De entrada hay que quitarnos una idea de la cabeza: es imposible que esto sea una sátira de la vida estadounidense. Al contrario, es la gran tragedia del siglo XXI y el retroceso a la edad media acompañada del monolito del espejo negro. Películas que aborden con humor negro la distopía inminente existen a montones, mi favorita siempre siendo Idiocracia de Mike Judge. Pero esta es la primera vez donde las viñetas logran ser muy incómodas por la cercanía con la que vivimos estas situaciones. No es una película futurista, es sobre el presente.

Un ejemplo es el acierto de reclutar a Ariana Grande en el elenco como la máxima estrella pop que conmueve al mundo por su ruptura y posterior reconciliación con Kid Cudi. Su canción en apoyo al cometa, es una de las estupideces más grandes que haya visto y todo con el propósito de recordarnos que clase de prioridades tenemos al usar redes. Nos encanta el chisme, nos da confort pero nos aleja de lo importante.

Otra escena jocosa es la primera entrevista que tienen los personajes de DiCaprio y Lawrence en uno de esos clásicos noticieros gringos donde la noticia top, siempre será algún video de gatitos. “¿Hay vida en otros planetas?”, le pregunta el presentador (el siempre genial Tyler Perry) en plan de mofa. DiCaprio, incómodo, no sabe como reaccionar, ser más liviano sin perder la seriedad. Al final, el cometa pasa a segundo plano porque es el “científico más sexy del mundo” y las redes se inundan solo en aclamaciones hacia su físico.

El elenco funciona casi a la perfección donde vemos a Meryl Streep como la presidenta envuelta en escándalos sexuales despreocupada de la vida. Ron Perlman jamás defrauda, ahora como un redneck “de otra generación” incapaz de conocer los conceptos nuevos sobre los que funciona la vida moderna. El típico cowboy exagerado que a momentos, recuerda al personaje del Major Kong en Dr. Strangelove. Finalmente, aunque sus escenas son escasas, que agradable es ver a Melanie Lynskey, una actriz que siempre llena de carisma la pantalla.

Don't Look Up reseña
Imagen: Netflix.

¿Recuerdan que dije que no era perfecta? Para el tercer acto, la película comienza a repetir demasiado sus intenciones y citando Family Guy, se convierte en “un discurso liberal de Hollywood”. McKay no logra ocultar sus propias intenciones políticas, a pesar de lo conmovedor que pueda resultar la última secuencia en familia. Entre escenas, nos da estos cortes a postales exóticas alrededor del mundo para recordarnos su grandeza… Ok.

Más que proponer, queda en la observación, lo cual dista de este espíritu en teoría irreverente de su argumento. Para el tratamiento del relato, queda incompleto, pues al final deja igual de dividido al público sin una inspiración de que rumbo podríamos tomar.

Ni que decir del tercer acto que joder, se extiende innecesariamente con la inclusión de un personaje que nada aporta a la trama: Timothée Chalamet. ¡Qué raro de este niño! Incluso parte del impacto de la escena final, se pierde porque nos lleva a un epílogo moralino que iuck, debió quedar como una broma para la imaginación.

Conclusión

Con Don’t Look Up, damos un incómodo vistazo hacia nuestra realidad, el odio, indiferencia y lo efímero de vivir en 2021, el cometa como la gran alegoría del Covid y el calentamiento global, con Streep como esta efigie de Trump guiando a todos a la perdición. Es una película que puede ser demasiado divertida si se asimila esta mentalidad del norteamericano y sus estereotipos de la mano de excelentes actuaciones.

Pero hay una moraleja mayor en todo esto que espero, hasta el más hater sepa aprovecharla sin pretensiones: dejar de descalificar a los demás solo por no compartir la misma opinión. Por ello la película es tan trascendental, pareciese que ya no sabemos vivir en comunión y solo el fin absoluto, acabaría con ese odio sin sentido. Si la intolerancia no sigue acaparando terreno en los próximos años, esperemos pueda ser reapreciada en un futuro por la lección que comparte. Cruzo los dedos.

Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,222FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan

Don't Look Up, el estreno de Netflix que ha dividido al público "El cine no es Netflix", leí mientras vagaba en redes. ¡Vaya momento para estar vivo! Hacía mucho no veía a una película dividir tanto a la audiencia cuando la misma, es la obra perfecta sobre lo fragmentados que nos encontramos como sociedad. Don't Look...