Conecte con nosotros

Entrevistas

Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor con Fermín IV

Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor de Fermín IV es un libro que nos lleva por la vida del regio y también, un viaje junto a Control Machete.

Publicado

el

Fermín IV en entrevista con Pólvora / Foto: Mario Valencia

Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor de Fermín IV es una biografía que tiene relevancia por varios aspectos, no solo si eres fan del hip hop, el rap o lo que hace el regiomontano, ya que, a base de anécdotas muy bien contadas y fluidas, conocemos más de una escena de la que se habla, pero no se ha documentado.

Podemos conocer un poco de ese Monterrey y como se fue forjando la Avanzada Regia, conocemos más de personajes secundarios como Flip de Jumbo y su previa banda Fuscas y Nopales; los primeros años de El Gran Silencio y claro, como el mundo podía girar alrededor del Control Machete sin que se dieran cuenta. El cómo las disqueras le daban un fuerte empujón a su carrera que iba subiendo por sí sola y se presentaron hasta en Otro Rollo en un momento de más incómodo.

También ahondamos por su pasión por el rap americano, en especial a Cypress Hill y todos aquellos a los que les agradecía en sus primeras grabaciones como dice Fermín, como si fueran los grandes amigos. Obviamente, se habla del post Control Machete hasta su llegada a lo que es hoy, donde ni el dinero lo hará volver a una posible reunión y donde lo más importante para él, es su familia alejado de los excesos del rockstar.

Sí Señor: fuego, sonrisas, realidad y dolor salió bajo el sello B&H Publishing Group y puedes encontrarlo en varias librerías como Ghandi a $338 pesos.

Fermín IV en entrevista con Pólvora / Foto: Mario Valencia
Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor es el libro de Fermín IV / Foto: Mario Valencia

¿Cómo Fermín IV creó su libro, Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor?

Muchos rockeros tienen su autobiografía, pero en el ámbito del rock nacional son pocos los que se han lanzado a contar su historia, por ahí tenemos a Joselo Rangel de Café Tacvba con su libro Crócknicas Marcianas o Estambul, Cuadernos nocturnos que es más un libro de versos y reflexiones de José Manuel Aguilera.

Por eso, es bueno que los propios músicos cuenten su historia, como lo hizo Fermín: “Hice un libro porque la editorial me invitó a hacerlo: se acercaron conmigo, me preguntaron si me gustaría escribir mi historia y ahí fue cuando comenzó a surgir. Aunque siempre he escrito, en realidad, simplemente tomó otra forma y otro medio de comunicación; pero en realidad si lees el libro podría ser cada capítulo una canción en realidad, entonces no sé, yo creo que fue el momento o la oportunidad y y me gustó”.

Pero el proceso de creación de este libro es diferente al de una canción, así que lo primero que hizo fue investigar: “Fue muy interesante abordarlo: leí blogs sobre memorias, leí acerca de personas que te daban tips de qué incluir en tu memoria y qué no, porque al final de cuentas estás contando tu parte de la historia y estás involucrando a otras personas, entonces fue realmente un reto.

Esta investigación fue más allá, fue preguntar si lo que Fermín recordaba era correcto: “Y sabes la memoria te juega trucos, ¿no? Y yo dije: ‘tengo que corroborar si sí es lo que yo recuerdo’ y hablé con mis hermanas, las cuales me confirmaron si mis recuerdos eran verdaderos”.

Yo simplemente esperaba que no les aburriera y dieran vuelta a la página, sino terminaran de leerlo completo”.

Fermín IV

Lo verdaderamente desafiante para Fermín fue hablar de su vida sin crear héroes y villanos: “Lo que me costó mucho trabajo fue que yo no quería hacerme el héroe en el libro sino que quería retratar mi historia y hablar de mi transformación. En ese sentido me apoyé mucho en la editorial en preguntarles cómo iban viendo el material, además de mi familia que leían los capítulos para darme sus opiniones”.

Al final, cada lector va a interpretar el libro a su manera y se va a reflejar en ciertos momentos: “Por ejemplo, escribí un capítulo sobre la muerte y alguien subió una foto y publicó que se había reído demasiado con este capítulo; pero también un amigo mío rapero, me escribió y me dijo que ese era el capítulo que más le había pegado. Estás escribiendo momentos”.

Fermín IV en entrevista con Pólvora / Foto: Mario Valencia
Lo que me costó mucho trabajo fue que yo no quería hacerme el héroe en el libro sino que quería retratar mi historia“, fueron las palabras de Fermín IV / Foto: Mario Valencia

Plasmando la Avanzada Regia de los 90 y los inicios de Control Machete

Sin duda, nadie tampoco se ha puesto a investigar y crear un documento con la escena del rock nacional que se vivió en los 90, por eso existe un capítulo dedicado a ello: “Se llama ‘Yo quiero una banda’ y refleja un poco el ambiente en donde se generó La Prófuga del Metate y después Control Machete porque creo que es una gran historia: la Avanzada regia, los grupos, los momentos, los géneros y el impacto social que tuvo tanto en Monterrey como en Latinoamérica.

Uno de los puntos importantes fue la creación de Control Machete: “Estábamos en el momento adecuado y con los medios adecuados para que Control Machete hiciera música y transmitiera lo que transmitimos”.

(Este libro) sirve para decirle a la gente ‘hey, conóceme a través de los siguientes capítulos’”, y es que Fermín recuerda que la gente realmente no sabe la historia del grupo, incluso piensan que fue creado como un grupo de pop en donde solo van agarrando varios músicos y los ponen juntos a cantar. Esto se debe a que al final la disquera, ya que hasta en una revista Eres (sí, esa dedicada a las chavitas noventeras) salieron.

control machete eres
Control Machete apareció en la revista Eres y esta anécdota viene en el libro del exvocalista de Control Machete / Foto: Facebook Historias del Reyno

Y eso se conjugó con la gran fama que tenían en ese momento y que les llegó de golpe: Fue muy rápido, fue muy efervescente, siento que no nos dio tiempo de digerirlo, pero por ejemplo en la portada de Eres teníamos la oportunidad de decir ‘salimos nosotros solos’, porque en esa época salía uno chavo y una chica. La verdad es que nos dedicamos a lo que nosotros nos gustaba: a hacer música, mientras que la parte del marketing y todo eso la generaba la disquera”.

El éxito de golpe: “me mareó y estaba listo para traicionar lo que fuera con permanecer en ese lugar”

Fue gracias a su primer disco, Mucho Barato, que se convirtieron en un éxito inmediato para la época e incluso es uno de los grandes grupos a mencionar cuando hablamos de hip hop latinoamericano. Pero, cómo vivieron el éxito tan de repente con Control Machete:

Cómo no marearse cuando era todo lo que soñaba y era mi meta en la vida, o sea, desde chavito. Yo dije ‘yo quiero ser músico y yo quiero que la gente cante mis canciones. Yo quiero que me conozcan’ mientras veía un video de Metallica y viendo cómo la gente coreaba sus canciones pensaba ‘yo quiero eso’. Porque en ese en ese momento yo tenía 21 años, aunque sé que nos veíamos más grandes”.

A mí me agarró, me mareó y estaba listo para traicionar lo que fuera con permanecer en ese lugar. Entonces yo no me di cuenta, lo puedo decir así claramente porque en el capítulo donde sale esta referencia lo digo, o sea, me reclamaron y yo así de y ‘¿cuál es el problema? ¿cuál es el asunto?’. Yo no me di cuenta, Dios me hizo ver en dónde estaba y quién era yo y creo que eso fue la única manera de que pude salir de ese de ese rollo”.

De la creación de Molochete a ser los teloneros de U2

Hablando de recuerdos, se vino a mi memoria el Molochete, esa gira que hizo Control Machete junto a Molotov y en donde los boletos volaban como si fueran los de Taylor Swift ahora. Así que Fermín se acrodó que alguna vez andaba de ‘chismoso’ y encontró que alguien había escrito que fue el inicio de los festivales: “No estoy diciendo que lo diga yo, pero en esa época no había cosas así, o sea, en realidad los Molotov y nosotros éramos amigos y no había una competencia. Así que nos potencializamos: los dos agarramos la misma ola y nos subimos, había una hermandad y queríamos que otros se movieran en esa ola.

Entonces hacíamos tres fechas en un fin de semana y nos acompañaba La Flor de Lingo, y luego otras tres fechas y nos acompañaba El Gran Silencio o Jumbo y así así lo vivimos en realidad. Eran auditorios grandes aunque nunca nunca un AuditorioNacional, pero quizás si hubiera pasado más tiempo hubiéramos llegado ahí, pero fue maravilloso convivir con ellos”.

Otra gran anécdota que nos contó fue cuando fueron teloneros para U2: De repente, ahí estábamos, o sea creo que otra vez era el momento que vivíamos, porque hubiera tenido mucho más sentido poner a otras bandas, entonces pum, de repente estábamos abriéndole a U2. Y nos sacamos mucho de onda porque en esa época poníamos una manta que decía ‘Andamos Armados’ y venían unos revolucionarios y quisimos ponerla y nos dijeron: ‘¿eh? O sea, ustedes no tocan el escenario para nada’ y nosotros de ‘pero por qué no’. Pero fue maravilloso, fue un momento increíble. Me hubiera gustado conocerlos, no los conocimos aunque nos dejaron una nota este fue un momento increíble”.


También salió el tema de Cypress Hill, banda que influenció a Control Machete, así que cuando Fermín IV tuvo la oportunidad de grabar con ellos “Siempre Peligroso” fue una experiencia inolvidable que obviamente quedó plasmada en el libro, Sí Señor: Fuego, sonrisas, realidad y dolor:

Mi hermano Enrique y yo los escuchábamos todo el tiempo y nos sabíamos todas las canciones y llegar a grabar una canción con ellos fue la locura para mí personalmente. En el libro escribo el final de un capítulo en donde yo no me acordaba de la llamada que le hice a Enrique para decirle estaba con Cypress Hill ya que era una escena que yo tenía borrada completamente. Él me la recordó y fue una gran escena para cerrar ese capítulo”.

Las tres canciones favoritas de Fermín IV

Ya para acabar, le pedimos a Fermín IV que nos contará sobres sus tres canciones favoritas y estas fueron las que escogió:

“Comprendes Mendes”

Por el simple hecho de la manera en que se generó y de hecho en el libro le dedico un buen tiempo a esa canción explicando cómo sucedió y qué fue lo que escribí. Para mí era hacer un homenaje a todas las bandas que habían formado parte de todo esto que sucedió antes de que fueran famosas. Me late porque pude encajar todas estas frases que representaban a todos estos grupos en un verso y además por lo que generó nos abrió las puertas tanto a Pato, a Toño como a mí.

“004” (del disco Boomerang)

Fue mi primera canción como solista y mi primer sencillo y representaba lo que yo estaba viviendo. Representa que solo tienes que creer y fue básicamente lo que transformó mi vida.

“Mis Días Junto A Ti”

Es la canción que le escribí a mi esposa que nunca salió de una manera oficial y solo subí un vídeo en Youtube. Escogí el coro de una canción regional en Monterrey que es “Un Rinconcito en el Cielo” y narro como la conocí, el momento en que le pedí que se casara conmigo y cuando nos casamos. Y en la canción digo que para mí la relación más importante en este mundo es mi esposa y mis hijas.

Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *