34 años de Watchmen

Todos somos marionetas, solo que yo soy una que puede ver los hilos” – Dr. Manhattan

Fue un 12 septiembre del lejano 1986, cuando el número 1 de Watchmen vio la luz pública por primera vez. Obra semanal que marcó un parteaguas en la industria del cómic, no solo por la complejidad de su trama sino por la forma en cómo logró deconstruir el mito contemporáneo del súperheroe para hacerlo trizas.

En 34 años de existencia se han escrito muchas cosas sobre Watchmen, en cómo cambió la forma de ver, leer y hacer el cómic para siempre. Escrito por el brujo mayor del noveno arte Alan Moore y magistralmente ilustrado por Dave Gibbons (no Gibson). A través de 12 números, su autor utiliza elaborados juegos narrativos que se nutren de elementos literarios, históricos, geopolíticos, filosóficos e incluso musicales. Todo para ofrecernos un ángulo sui generis de ese sobre explotado y a veces prostituido arquetipo llamado súper héroe.

Analizar una obra de esta magnitud bajo la óptica simplista de “seria”, “adulta” y “violenta” es uno de los errores más comunes. Ante la incapacidad de entenderla en su totalidad prefieren banalizar su importancia a través de interpretaciones superficiales que poco ayudan a valorarla en su justa dimensión. Por eso y para no aburrirlos con un debate estéril, les daremos algunos datos curiosos. Esperamos que estos enriquezcan su lectura, y si ya la leyeron, pues que lo hagan otra vez.

12 datos para celebrar a los antihéroes de Watchmen

A manera de homenaje por sus 34 primaveras con sus respectivos inviernos, ahí les van 12 datos que a lo mejor no se sabían; y si sí, pues el repaso no les viene mal:

  1. El nombre Watchmen (Vigilante) está basado en la frase quis custodiet ipsos custodes del poeta Juvenal. Hace referencia a la dificultad de obligar a la mujer a tener un comportamiento moral adecuado debido a la corruptibilidad de los hombres que la custodian. En el uso moderno, la frase se emplea para definir el problema moral de cómo controlar a los que controlan un determinado entorno como el político, económico y social.
  2. Dave Gibbons utilizó un diseño de cuadrícula de nueve paneles en toda la serie. Además agregó símbolos recurrentes, sí, como la carita sonriente manchada de sangre.
  3. En las portadas de originales aparece un reloj que se adelantaba un minuto por número hasta la medianoche. Referencia al Reloj del Apocalipsis, que aparece en la publicación The Bulletin of the Atomic Scientists de la Universidad de Chicago. Es un símbolo que se creó para alertar a la sociedad de los peligros de las armas nucleares.
  4. Adrian Veidt menciona que Richard Nixon estaba en Dallas el día que el presidente John Fitzgerald Kennedy fue asesinado. Esto sí sucedió en realidad. Además, se sugiere que los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein fueron asesinados, lo que evitó que en la historia de la novela ocurriera el escándalo del Watergate.
  5. Kitty Genovese, historia relatada por Rorschach, fue una persona real que murió apuñalada sin que los numerosos testigos del crimen hiciesen nada para evitarlo. El comportamiento de los vecinos de Genovese ante su violación y asesinato inspiró los estudios psicológicos sobre lo que vendría a conocerse como el efecto espectador.
  6. A lo largo del capítulo ‘Aterradora simetría’ hay alusiones a la simetría. Como cuando se ve un póster del álbum Aoxomoxoa, cuyo nombre es un palíndromo, del grupo Grateful Dead.
  7. El epígrafe que figura al final del capítulo es un fragmento del poema de Blake, “El tigre”.
  8. Entre los objetos que se ven en el suelo de la casa de Hollis Mason después de la irrupción de la turba enfurecida, hay un ejemplar de la novela Gladiator de Philip Wylie, considerada como una fuente de inspiración en la creación de Superman.
  9. Nova Express, la revista de Veidt que acusa al Dr. Manhattan de provocar cáncer, es el título de una novela de William Burroughs.
  10. Watchmen muestra cómo los superhéroes son percibidos primero como dioses merecedores de adoración, en particular el Dr. Manhattan, para luego realizar una deconstrucción, que revela defectos de su naturaleza humana y los hacen menos valiosos a ojos de la gente.
  11. Otro de los temas que se tratan es el del determinismo. Gregory Golda en su libre “Post-modern graphic novels” describe la relación entre esta doctrina filosófica y el Dr. Manhattan, quien “vive su vida inmortal percibiendo tiempo y de los sucesos como inevitables. Se convierte en el símbolo del determinismo”.
  12. La megalomanía se aborda, pero no a través de los villanos convencionales. En su lugar, Ozymandias se presenta como un idealista que busca en el pasado inspiración a fin de utilizar mejor su inteligencia para ayudar a la humanidad. Veidt idolatra a Alejandro Magno y Ramsés II, cuyo nombre en griego adopta para su identidad secreta.

Espero haya sido de su agrado además de ayudarles a entender mejor Watchmen, esta obra maestra del noveno arte que irónicamente su creador odia tanto y que la industria ácidamente criticada en sus páginas no se cansa de explotar, si les gustó, compartan, sino comenten.

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,180FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist