Nintendocore: cinco bandas para conocer el lado extremo de los 8 bits

¿Ninten… qué? Por increíble que parezca para algunos o quienes lo hayan olvidado, durante los 2000 hubo una camada de bandas que tomaron muy en serio su amor e influencia hacia la música de videojuegos en el rock. A esta tendencia se le denominó como Nintendocore y aunque engloba un espectro más amplio del que parece, es la unión del chiptune (música generada a través de los chips de sonidos de computadoras o consolas de videojuegos) con géneros como el metal, punk, rock, etc. Como veremos aquí, hay un poco para todos: power metal, synth punk, metalcore y hasta shoegaze.

La música de videojuegos y el rock han estado en estrecha relación desde hace años, mucho antes que los juegos musicales se volviesen populares con Guitar Hero o Rock Band. Ahí tenemos dos casos diametralmente opuestos: Yellow Magic Orchestra, héroes poco reconocidos en el mundo de la electrónica pero que a la par de Kraftwerk, sentaron las bases del género. Ellos aprovecharon el fenómeno masivo de Space Invaders a finales de los 70 para samplear sus sonidos en un disco. Mientras tanto, en Estados Unidos y con la euforia de Pac-Man al tope, el dueto cómico Buckner & Garcia lanzaron el álbum Pac-Man Fever, con sus cariñosas odas al come píldoras, Frogger, Defender y Donkey Kong. Disco de platino en 1982, humildemente.

Ya en territorios pesados, hay dos bandas que en sus shows en vivo, demostraron su amor por los 8 bits. La primera fue Autoclave, difunta agrupación de Washington D.C. pero que dejó su huella en los inicios del math rock. Ellas dieron vida a un clásico de las arcade, el tema de Paper Boy. Finalmente, el héroe de chicos y grandes, Mike Patton en su época junto a Mr. Bungle, solía tocar en vivo el tema de Super Mario Bros. compuesto por Koji Kondo.

Sin más, aquí cinco bandas esenciales para conocer esta corriente que sacará tu lado geek.

The Depreciation Guild

Empezamos con el lado más tranquilo del Sonido Nintendo. The Depreciation Guild fue un trío de Nueva York que tristemente puso fin a su carrera en 2011. Aún así, lanzaron dos placas, las cuales junto a su EP debut compuesto de piezas chiptune, demostraron su amor por los títulos de antaño.

En especial In Her Gentle Jaws es una magnífica pieza de dream pop donde los bits, sirven para crear atmósferas o llenas de baile o muy etéreas. Esta es de las pocas bandas que hablaremos hoy con voz, cortesía de Kurt Feldman, quien da una vibra especial a temas como “Butterfly Kisses” y “Blue Lily”. Su siguiente placa, Spirit Youth, lleva estos experimentos a interesantes niveles de shoegaze, muy noventero el asunto. Pero si quieren verse atascados, con su EP Nautilius y melodías dignas de un Game Boy, no hay falla alguna.

Horse the Band

Los creadores del concepto de Nintendocore. Formados en California por el tecladista Erik Engstrom y el guitarrista David Isen, Horse the Band debutó con R. Borlax, placa donde los teclados buscan emular el sonido del viejo NES. Sin embargo, fue su segunda placa la que les dio el éxito, The Mechanical Hand, donde el sonido retro encontró refugio en melodías de metalcore que ahondaban en sus traumas por los Boos en Mario Bros. y en metáforas de Birdo como señal de abuso.

Por acá en México, estos jovenazos dieron una pequeña gira en 2006 en varias ciudades. Al año siguiente, formaron parte del Taste of Chaos en el Salón 21 junto a The Used y Aiden. Porque también eran muy emocionales, guiño.

Aunque desafortunadamente no han lanzado un álbum desde 2009, el año pasado volvieron con un EP, Your Fault, con una versión nintendera al himno de Nine Inch Nails, “March of the Pigs”.

Math the Band

Incluso fuera del contexto Nintendocore, Math the Band es una banda extraordinaria de Providence. Llena de un gran humor, ellos combinan el sonido chiptune y una fuerte capa de sintetizadores, con géneros que van del punk al indie y hasta el pop. Fundada por Kevin Steinhauser tras sus múltiples intentos de acoplarse al punk, tomó su guitarra y laptop inspirado en Devo para un proyecto atestado de referencias geek. Tan sólo escuchen el divertido Math the Band the Band the Album para darse una idea.

Hasta la fecha, Math the Band continúa como una de las pocas agrupaciones en mantener vivo el movimiento, aunque solo Steinhauser se mantenga como el único miembro original. En octubre del 2020, lanzaron un nuevo álbum titulado Flange Factory Five, donde incluyeron una rola en honor a Killer Instinct y que además, planea expandirse a otros horizontes. Este proyecto es muy ambicioso, ya que incluso buscan lanzar un juego para el Game Boy Color basado en el concepto del disco. ¡Hasta una bebida energética se venía en camino! Desafortunadamente por el tema pandemia, ya no se ha hablado mucho al respecto.

Minibosses

Un grupo que a pesar de haber nacido a finales de los 90, sigue relegado al underground a pesar de ser excelentes músicos. Con una formación en el rock progresivo, género que se asoma en cada uno de sus covers junto a unos toques más heavy, Minibosses es quizá, de las mejores bandas en demostrar su cariño a la época del primer Nintendo. Ahí tenemos covers a temas de Tecmo Bowl, Castlevania, Mega Man, Super Mario e infinidad más. Son unos clavados, incluso tienen un medley dedicado a juegos deportivos de la consola.

Minibosses en pleno corazón de la pandemia en noviembre del 2020, se animó a dar un concierto gratuito, con sana distancia y para toda la familia en Arizona. Actualmente, se encuentran financiando un nuevo álbum Statdemon, al cual le hace falta solo siete mil dólares para alcanzar su meta. Si te gusta lo que aquí te presentamos, apóyalos dando click aquí. Eso sí: su música sólo está disponible por Bandcamp.

Minibosses Nintendocore 2021
El setlist de su show con sana distancia.

Powerglove

Creada como un proyecto alterno de músicos locales de Boston, al final se terminó convirtiendo en la profesión del guitarrista Alex Berkson y el baterista Bassil Silver. Bautizada en honor al inútil accesorio lanzado para el NES, Powerglove es una banda de power metal en su mayoría de reversiones a temas clásicos no solo de videojuegos, sino de temas a caricaturas famosas como Los Picapiedra y X-Men.

Su debut fue el EP Total Pwnage, con una portada similar a las usadas en el PlayStation 2. Ahí incluyeron sus brillantes covers a la música de Tetris, F-Zero y Final Fantasy VII. Pero el grupo no se ha quedado unicamente en el virtuosismo de las piezas instrumentales, pues han contado con dos invitados de lujo en las voces. En el álbum Saturday Morning Apocalypse, Tony Kakko de Sonata Arctica les ayudó en el tema de Pokémon. En su última producción, Continue? apareció Marc Hudson, actual voz de Dragonforce en un surrealista cover a “Bajo del mar” de La Sirenita. Por la comedia.

¿Y en México?

Aunque evidentemente se volvió una tendencia marcada en Estados Unidos, por nuestros lares hemos tenido bastantes representantes del Nintendocore. Y si no se consideran como tal, aquí ya les pusimos la etiqueta. La más importante nace aquí en la Ciudad de México, la Bonvi Band. Ellos no llevan su música hacia ningún extremo del metal o el punk. Lo suyo tiene más que ver con una mezcla elegante de jazz en los temas clásicos de Nintendo. Con un disco bajo el brazo, basta escuchar su medley de The Legend of Zelda para conocer su potencial.

Bonvi Band - Nintendocore

Para finalizar, la imagen de portada corresponde al álbum Smash 64, del proyecto Nintendocore Lives. ¡Vayan a visitarlos a su Bandcamp!

Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,213FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist