St. Vincent: 5 datos para amarla antes de su show en Corona Capital 2021

No hay acto que nos emocione más para el regreso del Corona Capital que Annie Clark, mejor conocida como St. Vincent y quien compartirá cartel el sábado 20 de noviembre con The Kooks, Cheap Trick y Disclosure.

Previo al anticipado show, es momento de recordar algunos puntos clave de la carrera de esta cantante y guitarrista. Desde que adoptó su seudónimo a partir de un tema de Nick Cave (el verso “And Dylan Thomas died drunk in St. Vincent’s hospital” de “There She Goes, My Beautiful World”), pasando por tener su propia marca de café y hasta convertirse en la segunda mujer en ganar el Grammy a mejor álbum alternativo, te dejamos cinco punto que nos hacen amarla más allá de su joya música.

St. Vincent en México
St. Vincent en Live Out. Foto: Mario Valencia.

Una amante del metal

St. Vincent podrá estar influenciada por elementos del rock clásico como David Bowie, King Crimson y Kate Bush. Sin embargo, hay un género que no podemos dejar atrás en su fórmula: el metal.

Para el Record Store Day 2012, Clark lanzó un “7 con dos temas, “Krokodil” y “Grot”. El primero, una oda punk a los primeros años de la corriente. La segunda, un tema denso y pesado muy a la Sabbath.

Pero no se queda unicamente con estos guiños. En 2018, realizó una entrevista para la BBC donde tocó seis de los riffs que marcaron su vida, entre ellos “Cowboys From Hell” de Pantera y “Forty Six & 2” de Tool.

Para cerrar con broche de oro el tema, a lo largo de 2021 durante la promoción de Daddy’s Home dio a conocer su intención de lanzar un disco de metal en el futuro influenciada por Tool. “Quiero hacer ese disco. Hay una razón para todo. Hay una razón para ser cálida y también una razón para decir jódete”, mencionó en entrevista con NME.

A lo largo de este año, St. Vincent fue uno de los artistas invitados para participar en The Metallica Blacklist, el multitudinario tributo al cuarteto de San Francisco donde contribuyó con una versión electrónica de “Sad But True”. Como parte del Record Store Day, lanzó por aparte un 7″ cuya cara B, fue el cover de “Piggy” a Nine Inch Nails.

Y si tú no avalas esto, no importa: Steve Vai ya lo hizo en su momento y la incluyó en la cuarta edición de su programa académico junto a Steve Morse e Yngwie Malmsteen. Ahí no más.

St. Vincent y el cine

Además de su faceta como cantante, St. Vincent ha sido muy cercana al séptimo arte. Su inicio es un tanto… Increíble de imaginar después de tantos años, pues primero compuso un par de temas “The Antidote” y “Roslyn” (junto a Bon Iver) para la saga de Crepúsculo. ¡Chamba es chamba y la verdad es que los temas no son nada malos ni brillan en el sol!

Su siguiente paso en el mundo de los soundtracks fue en el filme italiano A Bigger Splash, dirigido por Luca Guadagnino (mismo autor de Call Me By Your Name) con una versión al clásico “Emotional Rescue” de los Rolling Stones.

Finalmente, su debut como directora llegó en 2017 con la antología de horror, XX, junto a creadoras como Roxanne Benjamin (productora de la saga VHS). Su cortometraje, The Birthday Party, es protagonizado por Melanie Lynskey, quien muchos recordarán por su papel de Rose en Two and a Half Men, narra la historia de una mujer preparando la fiesta de cumpleaños de su hija. Sin embargo, no contaba con que el cadaver de su esposo, sería el obstáculo a vencer. Una joya de humor negro.

Pero este año llegó su gran oportunidad al tener una película totalmente alrededor de ella: The Nowhere Inn. Escrita por ella y su inseparable colega de Sleater-Kinney, Carrie Brownstein (con quien primero compartió pantalla en el video de “Laughing With A Mouth of Blood“), el falso documental es un intento de retratar su vida y música. Pero cuando Carrie entra a escena, un fuerte y surrealista debate sobre la identidad, se apodera del filme.

De igual forma ha compartido su talento en TV al componer “Teenage Talk”, sencillo que apareció en la serie Girls.

Un catálogo joya de colaboraciones

Arriba mencionamos sobre su dueto con Bon Iver pero no ha sido la única colaboración y varias de ellas, se han vuelto icónicas entre los fanáticos. Pero vayamos en orden antes de soltar la emoción.

La primera de ellas se dio en 2008 para el track “What’s the Use of Wond’rin?”, incluido en el debut solista de nuestra querida cantante de cabaret punk, Amanda Palmer.

Después, el primer gran hit. En 2012, el cuarto disco de estudio de St. Vincent fue Love This Giant, esfuerzo en conjunto con el legendario David Byrne. Tras haberse conocido tres años antes en un evento de caridad en Nueva York, ella tenía la inquietud de trabajar un álbum con un ritmo más jazz, donde lucieran instrumentos de aliento como el trombón, el saxofón y la trompeta

El trabajo logró concretarse en estudio con el apoyo de la Antibalas Afrobeat Orchestra y tuvimos sencillos como “Who” y “I Should Watch TV”, mismo que Byrne retomó en su pasado American Utopia.

A los dos años, Annie fue elegida para acompañar a Dave Grohl y Krist Novoselic durante la introducción de Nirvana al Salón de la Fama del Rock and Roll con el tema “Lithium”. Grohl y Clark se volverían a frecuentar en presentaciones en vivo como la reunión en 2020 de la banda para un concierto de caridad.

Aquí no se detiene su oleada de colaboraciones, pues tenemos “Under Neon Lights” junto a The Chemical Brothers (para reventarse la tacha, como no), “Wouldn’t Wanna Be Like You” de Sheryl Crow, una versión de “New York” junto al líder de X Japan, Yoshiki y probablemente uno de los videos con mejor química de la década pasada: su show en los Grammy con Dua Lipa donde interpretaron un mash up de “Masseduction” con “One Kiss”.

Como dato random para cerrar esta parte, la canción favorita de St. Vincent del autor de esta nota, “What Me Worry”, contó con un excelente dueto a lado de Andrew Bird. Para conmoverse hasta las lágrimas.

Cada disco es un mundo

No por nada el buen Iván Nieblas en su clásica reseña de Marry Me, la describió como una Frank Zappa moderna. Cada álbum ha tenido su propia personalidad y vibra no solo reflejada dentro del sonido, sino también en el escenario cuando comenzó a adoptar distintos atuendos.

Esto último comenzó a volverse más notorio con el lanzamiento de su álbum homónimo en 2014, con sus largos rizos teñidos de rubio en una propuesta considerablemente más accesible que sus antecesores mientras lanzaba un comentario hacia la creciente obsesión tecnológica, con un video de “Digital Witness” tomando elementos de Metrópolis.

Le siguió Masseduction en 2017 con esta severa observación hacia el culto a la fama. Esta vez, la música dejó un poco de lado las guitarras para adentrarse en el mundo electrónico y pop con atuendos que ella misma llegó a describir como incómodos en algún punto pero que sin duda, dejaban ver este lado de libertad sexual reflejada en el álbum. “I can’t turn off what turns me on” se convirtió en una especie de mantra para mi.

Este año tuvimos Daddy’s Home, un álbum que más allá de la propuesta estética, absorbe las influencias funk, soul, pop y hasta psicodélicas de la era para celebrar su impresión sobre un Nueva York que no vivió, pero que resuena en su guitarra.

Inicia el piano, alegre, una bienvenida al recorrido hacia lo profundo de Queens. Un recordatorio de que a través del dolor, se forja la vida en “Pay Your Way In Pain”, una canción que inevitablemente nos lleva al Young Americans del Duque Blanco o al sonido de Minneapolis de Prince. Todo inspirado por el encarcelamiento y posterior liberación de su padre, acusado de varios fraudes en Tulsa, Oklahoma.

Encima el streaming que ofreció del concierto parece filmado para un viejo televisor de antena de conejo. Mucho estilo y sustancia con esta artista.

Le dio una voz a sus fans

En 2015, contó con su propia serie de podcast en Apple Music, St. Vincent’s Mixtape Delivery Service. A lo largo de 91 episodios, Annie se dedicó a entrevistar a varios fans que la contactaban a través de correo o en redes sociales que necesitaran desahogar algunos problemas, como reconciliaciones familiares, cambios de carrera o episodios conmovedores como un padre primerizo que necesitaba la inspiración.

Después de charlar con ellos, al final incluía una playlist con canciones elegidas por ella que fueran acorde al tema platicado.

Además de los fans, llegó a realizar un tributo a Prince tras su fallecimiento e igual contó con estrellas invitadas como Josh Homme y Zane Lowe.

St Vincent Mixtape Delivery Service
Imagen: Apple Music.
Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,100FollowersFollow
11,171FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas