Eskimo Callboy – MMXX – Hypa Hypa Edition

EN CORTO

Eskimo Callboy es la muestra de como fusionar géneros sin sonar forzados, pero con siete versiones de la misma canción es fácil odiarla y no querer volver a escucharla jamás.

A nueve meses de que MMXX fuera oficialmente lanzado, el éxito de la banda alemana Eskimo Callboy sigue subiendo como espuma y para no dejar pasar la oportunidad, la banda recientemente relanzó el EP pero ahora con nuevas versiones de su más grande éxito hasta la fecha: “Hypa Hypa”. Pero antes de entrar en detalles, pongámonos en contexto, pues cabe aclarar que, aunque son actualmente una de las bandas más populares en Alemania y Europa en general, no es un nombre que sea muy conocido por nuestro lado del mundo. 

Eskimo Callboy es una banda de (lo que varios han llamado) electronicore, y que se distinguen por su estilo pesado pero cómico y por sus videos un tanto ridículos, pero siempre divertidos. A la fecha, la banda cuenta con cinco discos de larga duración, uno en vivo y tres EP’s, siendo el más nuevo de estos MMXX – Hypa Hypa Edition y como mencioné anteriormente, “Hypa Hypa” es la rola más exitosa de la banda hasta la fecha, contando con más de 12 millones de reproducciones tan solo en YouTube y más de 20 millones en Spotify. Pero vamos por partes para entender de qué trata todo esto…

Eskimo Callboy
Eskimo Callboy

“Hypa Hypa” es una rola divertidísima que mezcla perfectamente el pop noventero con el metalcore atascado. Si nunca has escuchado a la banda podríamos decir que es como si Nsync y el Bring Me The Horizon de “Count Your Blessings” se hubieran fusionado. El coro es realmente pegajoso y bailable mientras que los versos son pesados y brutales y por absurda que suene la combinación antes descrita, funciona bastante bien. Es como abrir un portal a un mundo en donde todo puede combinarse sin esfuerzo alguno y de pronto las diferencias entre el pop y el metal se desvanecen.

La segunda rola es “Hate/Love” que está perfectamente balanceada entre un rock alternativo y elementos electrónicos poperos que resultan en la canción más pegajosa de todo el EP con un breakdown bastante interesante, aunque el coro suena descaradamente a “Cant Get My Head Around You” de The Offspring. No me atrevo a decir que es una copia pero vaya que es bastante parecido. 

“MC Thunder II (Dancing Like a Ninja)” es bailable y pesada con tintes kawaii y un breakdown de hard electro a la Combichrist que te hará querer ponerte botas de plataforma para luego hacer un moshpit y terminar en una coreografía de K-pop. Los cambios de ritmo y las combinaciones de estilo son ridículamente efectivas y divertidas. La mejor del EP de Eskimo Callboy. 

“Monsieur Moustache” y “Drama Queen” tienen una vibra más emo que nos recuerda al Escape The Fate de 2006 con Ronnie Radke aunque con letras que sinceramente pueden causar un poco de pena ajena, mientras que “Prism” nos muestra el lado más melódico de la banda acompañados del guitarrista alemán Tobias Rauscher en donde también sobresale la voz de Nico, nuevo vocalista de la banda. 

Hasta aquí todo bien y nada realmente nuevo pues son exactamente las mismas rolas incluidas en la versión original del EP que fue lanzado en septiembre del año pasado y es entonces que pasamos a la parte nueva: siete versiones nuevas de “Hypa Hypa” y es entonces cuando te preguntas a ti mismo “¿realmente necesito siete versiones de la misma canción?” Está por demás decir que no, pero lo que sí hay que reconocer es que Eskimo Callboy encontraron la forma de expandir su sonido y de llegar a audiencias nuevas a través de una misma canción, pero reversiones junto a los artistas más populares de Alemania en la actualidad. 

La primera de las colaboraciones es con la banda de folk metal Saltatio Mortis y, por increíble que parezca, la combinación funciona bastante bien. Arreglos con gaita y acordeón que nos recuerdan a los Dropkick Murphys y que dan ese ambiente medieval bastante bien logrado, aunque la verdad es que resulta raro escuchar ese género con letras tan simplonas. 

No tan alejada de la versión anterior, llegan The Boss Hoss con un estilo netamente country que te hará querer ponerte una camisa de cuadros y un sombrero. Los arreglos de banjo le dan vida nueva al coro para que quieras cantarla mientras montas a caballo. No esperaba decir esto, pero es probablemente la mejor versión de todas las nuevas. 

Seguido de las versiones con elementos acústicos, llega el dúo de rap más popular de Alemania, 257ers con una versión que parecía tener mucho potencial pero que se cae pronto, dejando un sabor de boca agridulce. Los versos son consistentes y logran llamar la atención con un flow muy bien logrado sobre el beat de la canción original, pero el coro pareciera no encajar del todo y se siente un tanto forzado. Tal vez lo mejor de esta versión es que es la más corta de todo el EP porque la verdad es que sí es un tanto olvidable. 

Del rap pasamos a la electrónica con Sasha en una versión con sintetizadores tipo synthpop que da ganas de salir a la pista de baile. El gran inconveniente es que para este punto el coro ya ha sido repetido lo suficiente para empezar a odiarlo y con todo y las variaciones de estilos, empieza a ser demasiado. La versión no es mala, pero es tan repetitiva que no parce aportar mucho al EP y es muy tentador saltarla. 

Y para terminar de odiar el coro, llegamos al remix punchis punchis tipo antro de la condesa del dúo de DJ’s alemanes Gestört aber GeiL, que sinceramente, es la más flojita de todas las versiones en la que solo se repite constantemente el mismo coro que ya escuchaste veinte veces en los últimos 30 minutos y que no aporta nada nuevo ni innovador a la rola. Si no estás en mood tachero, definitivamente la saltarás. 

Ya casi llegando al final encontramos la versión más ridícula y pesada de todo el EP. We Butter The Bread With Butter es una banda de metalcore alemana que nos entrega una rola rayando en el deathcore con breakdowns, guturales y sintetizadores que se pueden tornar divertidos o absurdos dependiendo de tu estado de ánimo. No sabrás si sacudir la cabeza o ponerle coreografía. La más ridícula de las versiones, al mismo tiempo la más entretenida, es tan absurda que no puedes no amarla. 

Para dar cierre tenemos a Axel One con una versión más oscura y lenta que se siente un tanto fúnebre por momentos pero encontramos el mismo problema que con la versión de Saltatio Mortis: la letra no encaja con el estilo. La colaboración está muy bien ejecutada simplemente la música no suena exactamente como para pedirle a tu chica que baile contigo toda la noche. 

En términos generales MMXX – Hypa Hypa Edition es bueno, tanto en la parte de las rolas originales como en las nuevas versiones y resulta muy interesante descubrir todo lo que se puede hacer con una misma canción siendo interpretada por otro artista. Algunas versiones parecen encajar y funcionar mejor que otras sin gran problema, pero con tantas versiones se puede sentir repetitivo y a veces tedioso escuchar el mismo coro una y otra vez. 

También se entiende que la intención de Eskimo Callboy es llevar su música a una audiencia mayor a través de la popularidad (en Alemania) de los actos colaboradores, así que tampoco se les puede odiar por intentar crecer de alguna manera. Al final, no es un disco que vayas a escuchar de principio a fin, pero definitivamente tiene rolas que vale la pena visitar de vez en cuando, sobre todo cuando tienes ganas de escuchar algo sin tanta complicación. 

Gerardo Sánchez
Amante de la ciencia y el humor negro. La música salvó mi vida y el punk rock me enseñó a vivirla.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,214FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist