Javier Blake: Historias de División Minúscula en tiempos de lo extraño

Desde Matamoros hace más de 20 años que conocimos a Javier Blake, tanto en su faceta como voz de División Minúscula como ahora, en solitario presentando En Los Tiempos De Lo Extraño, el cual presentará oficialmente el 8 de octubre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Javier Blake irrumpió en la escena un poco más de hace 20 años, se juntó con sus amigos en Matamoros, Tamaulipas y crearon a División Minúscula, inspirados por bandas de punk rock de Estados Unidos pero, como la escena en este lugar es pequeña, mudaron sus cuarteles a Monterrey, de ahí que la gente y medios tuvieran la errónea idea de que eran nativos de Nuevo León y por ello, sacaron en esos años unos stickers que decían Matamoros High School.

Pasaron por todo tipo de aventuras, desde el éxito con su primer álbum Extrañando Casa pero también mucha carrilla de la escena rockera nacional de esta época; gracias a Gula y un chiste interno de llamarse los happy punk se empezó a crear o mejor dicho, englobar a bandas de punk melódico en esta categoría y eso no le gustaba a muchos; claro, luego los veías a estos mismos trolls echando slam con “Cursi”. Incluso un show abriendo a los argentinos de 2 Minutos en la ahora CDMX les atrajo una lluvia de fluidos a sus personas:

‘Pero sí nos llovió, no había tantos conciertos, si nos salíamos de la escena, una vez nos invitaron para abrir un show de 2 Minutos en el DF en el 2001, acababa de salir el disco. Recuerdo que nos tocaba abrir y nos aventaron escupitajos, a Luque el bajista, le escupieron y se encabronó tanto que lo devolvió y de pronto vimos como en la película de 300 con las flechas como llovían escupitajos, solo nos agachamos. Nos emocionamos porque nos fue chingón dentro de todo, nos fuimos a la van y de regreso a Monterrey; nos paramos a media noche en la carretera al baño, y ahí con la luz blanca de gasolinera horrible nos vimos y parecía que estábamos todos balaceados de puro gargajos’.

Javier Blake
Javier Blake

Pasaron los años, las generaciones van cambiando, muchos se quedaron con el División Minúscula de hace dos décadas y otros se alejaron por diferentes motivos, muchos como dice el propio Blake debido a que relacionan este estilo de música con una etapa en su vida, música para ‘cuando eres chavo’, sin embargo, muchos siguieron el camino y han crecido con ellos, no importando que sus canciones favoritas sean de los primeros discos.

‘Cuando empezamos a tocar nos considero una banda de punk rock o punk melódico, música rápida, prendida, pero con una melodía pegajosa en las letras. Veníamos con influencias de Bad Religion, Face To Face, Descendents que nos siguen gustando, la banda ha crecido y evolucionando para no estancarnos’.

Muchas aventuras con sus amigos, con los cuales seguirá haciendo música hasta que se mueran ya que cada que se ven o hacen algo se la pasan bien. Esto incluye que se viene una gira de aniversario para Defecto Perfecto y un disco nuevo, esta última tardará un poco más, pero Javier Blake planea que este año haya al menos una nueva canción de la banda sonando por todos lados.

Pero en lo que todo esto ocurre, el vocalista ha salido con su proyecto solista, uno bastante liberador con temas que no tendrían cabida en un disco de DM por diferentes motivos, en especial por el ritmo que no siempre puede ser estridente y así lo hemos confirmado con su gira por diferentes ciudades de México; un show acústico donde Blake solo tare su guitarra como un juglar de antaño.

Javier Blake en la Terraza Franciscana (Foto: Alfredo Alvarado)

El primer disco (ya que planea ya un segundo) lleva de nombre En Los Tiempos De Lo Extraño, donde “Réplica” es un tema que nos hace recordar el éxito con sus primeros hits con DM y que podría ser la única que tocaría con sus compañeros de matamoros en vivo si así lo desean los demás.

ELTDLE es también un reflejo de su forma de escribir, una que se basa en dejar guitarras en lugares habituales para él y si llega la inspiración, le da rienda suelta a su mente y hace un demo en su celular, con lo cual luego podrá trabajar. Así fue desde hace años que empezó con las letras de los que vemos ahora en esta placa solista.

‘Tengo un método que consta de dos partes, una es algo que yo denominó: Exponerme a los accidentes. Esto significa estar preparado para cualquier cosa; en mi casa, estudio, casa de mis papás en Matamoros, siempre hay una guitarra, en Monterrey en casa de mi hermano… me gusta tener guitarras regadas en los cuartos porque la guitarra y la canción te llaman. Si estás viendo una película y empiezas a rascar la guitarra te empiezas a dar cuenta de que algo está pasando, pones pausa a la película y te das cuenta que tienes una canción. La grabo en el celular para que me olvide y avanzo lo que me pide ese momento.

Después voy al home studio, trabajo sobre esos apuntes y ya las empiezo a trabajar con una mayor formalidad, con estructura, tono, letra, melodía, todo eso. La inspiración te agarra en cualquier lado y ya depende de ti llevarla a un ambiente de orden y de trabajo’.

Algo que tiene este disco es que tiene mucha sencillez, por lo mismo de la estructura de sus canciones. Sigue siendo su voz, pero una vibra diferente a lo que le conocemos, si bien no más íntima, más orgánica y así se nota en temas como “Rompeolas” o “Estúpido Adiós”. Cada tema es un momento en su vida, muchos artistas deciden luego no grabar ciertas cosas para no volver a ese momento, pero con Javier Blake es diferente, las graba pero a veces no quiere tocarlas. Por otro lado, la ‘simpleza’ tiene su magia y su complejidad, de ahí que por ejemplo “Cursi” sea la única canción que nunca ha salido de un set de DM.

‘Me ha pasado no tanto para no grabarla si no para no tocarlas, si hay canciones que de repente hablan de algo triste y que decides no tocarla, a veces dices ‘prefiero no hacerlo, si la puedo evitar la evito’. Hay veces que la gente te la pide y la tocas y no pasa nada o a veces te la piden, la tocas y terminas dejando que la gente la cante porque se te quiebra la voz, pero al final del día no es tan grave. Es parte del proceso. Es la forma de sacar le veneno’.

Con todo esto, te dejamos la plática completa con Javier Blake dando recuerdos curiosos de División Minúscula y sobretodo, esta extraña aventura solista en tiempos poco habituales.

Recuerda, la presentación eléctrica y oficial del disco ELTDLE será el 8 de octubre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Los boletos los puedes adquirir vía Ticketmaster y tienen un costo de $300 y $480 pesos. Recordando que el aforo está reducido a un 50% de su capacidad, es momento de ir por el tuyo lo antes posible.

Póster oficial de Javier Blake en Teatro de la CDMX
Póster oficial de Javier Blake en Teatro de la CDMX
Andre Dulche
Andre Dulche
Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,229FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan