Vampiro: rockstar, luchador, activista y guardaespaldas de Milli Vanilli

De pronto se pagan las luces, no se ve nada dentro del ring y los riffs de Angus Young resuenan dando la introducción a “Back In Black”, de pronto una luz roja y va saliendo un hombre, el ídolo de la vieja escuela, el Vampiro hace su entrada. Así es como muchos recordarán a Ian Hodgkinson llegando al cuadrilátero durante años.

La verdad es que el Vampiro (llegando a México como Vampiro Canadiense) fue de los primeros en tener luchas sangrientas con casi cualquiera que lo retara; ya fuera el Cibernético, Konnan o hasta la leyenda, The Undertaker. Otro aspecto por el cual siempre se le recordará es con su llegada al ring con los Misfits, o arriba del pancracio juggalo junto a Insane Clown Posse (donde actualmente es campeón) o con ese gran proyecto que fuera Lucha Underground de la mano de Robert Rodríguez, sí el mismo director de cine de Desperado o Spy Kids.   

Sin embargo, lo bueno termina por acabar, al menos hay etapas y así ocurre con AAA que le ha dado la espalda a Vampiro, pero tampoco es algo que le importe mucho ya que hoy en día tener una exclusividad con alguna promotora ya no es sinónimo de éxito. Por otro lado, ha encontrado camino como independiente y tal vez, regrese el proyecto de El Rey Network de Robert Rodríguez y con él toda esta mezcla de cinematografía con la lucha libre. ¿Lo veremos próximamente en el ring?

Vampiro
Vampiro

“Parece que sí, pero no como luchador de antes si no promoviendo mis propias funciones. Sí voy a luchar bajo mis condiciones. Yo quiero solo mano a mano, no quiero luchar 3 contra 3, no me llama la atención. ¿Para qué? ¿Para recibir golpes? No gracias. Yo voy porque la gente quiere ver al Vampiro entrar y salir, tener algo de acción y convivir. El promotor en lugar de pagarme tiene que hacer una donación a la ANPS, ayudarme a conseguir productos para la gente que no cuenta con los recursos.

En mis funciones es plática, convivencia, enseñanza, y ya después lucha libre, para que todos disfruten.

AAA no me quiere, aunque tengo una buena relación con ellos. En la lucha libre yo voy a luchar por algo que los pueda beneficiar. No me importa su campeonato. Yo Vampiro, después de 40 años, quiero luchar por una causa. Yo no soy buen luchador, lo que hago es que creo una buena conexión con el público”.

Hablando de las luchas con conciencia o ayuda social, esto es debido a que Vampiro se ha unido a Alianza Nacional de Prevención y Salud (ANPS) en especial para luchar contra la diabetes. A pesar de que él no sufre de dicha enfermedad si tiene otra con síntomas similares (también con poco apoyo gubernamental) que es el Alzheimer.  Algo similar como lo vemos desde hace años con los Ángeles Guardianes y hasta en el Canal 11 cuando daba clases de tránsito.

“Yo no tengo diabetes, pero sí estaba en los primeros pasos del Alzheimer. Lo que yo me di cuenta es que hay alternativas, las cuales son casi las mismas que la diabetes… y la verdad cambiando tus hábitos y tu plan de vida lo puedes mejorar. A mí me encanta luchar por una causa y como yo sufrí casi los mismos síntomas, que yo veo que no hay mucho apoyo y la gente necesita una guía o influencia para la cusa, fue una invitación para mí para ayudarlos a luchar”.

Más allá de la lucha libre, el rock

Saliendo de la lucha libre y lo social, también hemos tenido al Vampiro en el mundo del rock, no solo como compadre de Jerry Only de Misfits o amigo de los payasos callejeros de ICP; lo hemos visto activo en el escenario con su proyecto de industrial Droch Fhoula, uniéndose a Los Garigoles de Guadalajara, una banda que, dicho sea de paso, es muy infravalorada. Pero ahora Ian también va a incursionar en otro género, como es el rockabilly, uno más clásico al estilo Brian Setzer Orchestra y para ello ha tenido al apoyo de un viejo lobo de mar, Billy de Biohazard, ‘porque este cabrón es un monstruo’.

“Tengo una experiencia de cuatro décadas en la Lucha Libre y estoy lleno de gratitud, pero no es solo lo que yo hago. Con la lucha libre sí se abrieron varias puertas y de todo lo que yo he hecho en la música, películas, me dio la oportunidad de seguir estudiando, seguir creciendo como ser humano y dedicar mi vida a ayudar a la gente, que ese es lo que yo quiero hacer más que nada.

Cuando yo empecé en el punk en los 70, The Clash era uno de mis grupos favoritos. Ellos estaban para ayudar y crear polémica para que tu crecieras. Y esa es la manera en que yo vivo. Yo amo el hardcore pero soy más de los Ramones, The Clash, New York Dolls o Iggy Pop, soy más de este rock”.

Por si te preguntas, que pasó con Droch Fhoula, su banda de metal industrial junto a Tavo Resorte desapareció: “Por desgracia falleció Tavo (que en paz descanse) y en esos tiempos es cuando yo empecé a enfermarme del cerebro. El no ser constante no fue favorable. Además, me estaba divorciando. Era un gran sueño de nosotros, pero no salió”.

Igualmente, y como anécdota de oro, Vampiro fue guardaespaldas de Milli Vanilli, ese dúo noventero que tenía súper hits como “Baby, Don’t Forget My Number” o “Girl I’m Gonna Miss You” que después fueron sacrificados por los medios al saberse que hacían playback y tacharlos del gran fraude musical de ese siglo. Pero el propio luchador nos cuenta su experiencia y de paso, nos recuerda quien era el mayor culpable de todo este escándalo.

No es una leyenda, es la verdad. Yo sí estaba con ellos desde el principio hasta el último día.

Yo era muy joven, pero a mí lo que me molesta es que dicen que solo fueron ellos dos los que engañaron al mundo con el playback. Uno, ustedes compraros sus discos; dos, hubo un chingo de promotores, uno de ellos era MTV, que sabían y estaban vendiéndolos y promoviéndolos. Entonces no puedes juzgar solo a Milli Vanilli, tienes que juzgar a los productor, disquera y promotores, porque ellos fueron los que los engañaron.

A ellos no los cacharon, si no que estaban cansados de esconderse y lo hicieron a propósito. ¿Quién sufrió? Ellos. Pero, ¿Quién cobró? MTV, la disquera y los promotores”.

Vampiro
Vampiro

Un Clavo directo al ataúd

Otra faceta de Vampiro pues termina siendo el cine, pero más allá de verlo actuar lo vemos en su día a día y nos damos cuenta como un hombre real sufre de cosas como Alzheimer, soledad, adicciones y logra componer su vida. Si él puede, tú también puedes campeón.

Así que desde hace un tiempo que ronda la cinta Nail In The Coffin: The Rise And Fall Of Vampiro, el cual es difícil de encontrar en programación comercial, solo festivales como es el caso de Macabro XX en la CDMX. Si la encuentras, aprovecha.

“Yo no siento que soy famoso, como tú dices; yo soy Vampiro. Esta película es algo que pasa todos los días. Yo vivo así, entonces no es nada espectacular. Es impresionante que mi hija pueda ver quién es su papá cuando ya no esté.

Lo que me llevo de esta película es saber que este no fui yo, esta es una parte que me llevó a este nuevo camino. Eso es cuando yo estaba enfermo, así que no me digas que no puedes mejorar tu calidad de vida, tienes que cambiar a ti, no el mundo, nadie tiene la culpa, sino tú tienes la culpa; pero también tienes cómo cambiar tu vida. Y eso es lo que yo tengo que decir de eso.

Me da coraje que nadie me dijo que estaba haciendo las cosas mal. Pero me impulsó a mostrar quien soy, y ahora en frente de este movimiento en México estoy mostrando eso”.

Como sabemos que ya estás bien prendido, aquí te dejamos la entrevista completa con Vampiro, un amigo de Pólvora.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,179FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist