Conecte con nosotros

Pólvora Live

Badbadnotgood en el Auditorio Blackberry: La cita romántica que siempre deseamos

El Auditorio BB fue testigo de una de las mejores ejecuciones de jazz que se hayan dado en la ciudad, Badbadnotgood vaya que son buenos.

Mitvalk

Publicado

el

badbadnotgood en concierto

Badbadnotgood es una apuesta interesante, ya que entiendo que no a todos les puede quedar la tirada tan experimental y tan de post-bop que su propuesta presenta, sin embargo el concierto que dieron en el Auditorio Blackberry en la pasada puesta de luna no tiene comparación.

Una ejecución impecable pero intensa que hacía vibrar cada una de las extremidades, una entrega tan suave que se sintió perfectamente recibida por su gente que tuvieron a bien abarrotar el auditorio con un lleno total, ni un palillo cabía en la zona general y eso habla de lo mucho que la gente esperaba la llegada de los canadienses.

Matthew Tavares
Matthew Tavares en plena ejecución en los teclados / Foto: OCESA / César Vicuña

La espera y los colores previos al concierto

Esta vez y en comparación con la ultima vez que estuve en el Auditorio Blackberrry, Tlaloc hizo el paro y permitió que la raza vendiera su mercancía no oficial a las afueras del recinto, playeras con la portada del IV y bolsas alusivas a los integrantes desfilaban colgadas de las puntas de los dedos de la razita que gritaba el ya clásico “lleve su playera, la playera del evento”.

Esta misma tregua de lluvia fue la que permitió que la entrada todo estuviera en orden, esta vez no había filas húmedas esperando, todos ingresaron en orden y más que concierto esto parecía una especie de evento socialité.

Uno logra identificar en las vestimentas cuando alguien no va precisamente por lo que pasará solo en el escenario, sí no por la experiencia. Y déjenme jugar un poco al prejuicioso pero el ver que la banda ni siquiera se aperraba a estar enfrente del escenario, sí no que estaba en el lobby echando el trago y platicando con los amigos, me hace pensar en el infinito abanico de fans que tiene Badbadnotgood.

Alexander Sowinski
Alexander Sowinski fue el encargado de alentar a los asistentes en la presentación / Foto: OCESA / César Vicuña

Y no me mal entiendan sobrinos, no es queja, realmente en ocasiones es bueno ese respiro, esa apreciación, esa intención de ponerte hasta atrás del auditorio con trago en mano mientras te balanceas al ritmo de jazz y de la improvisación que tiene la banda, simplemente disfrutar el momento.

Y es que justo fue así la experiencia, sin ningún tipo de pretensión, Badbadnotgood salió a entregar su talento a los espectadores, sin luces, sin grandes espectaculares, todo aquello visual quedó reducido para que pudiéramos centrarnos en nuestros oídos y así poder percibir las notas perdidas que esta agrupación hacía rebotar por todo el coloso de la calle de Tlaxcala.

La cita intima que tuvimos con BadBadnotgood

Cómo ya les platicaba los asistentes esperaron hasta las 8 de la noche para ingresar a la zona general del recinto, en donde la gente comenzaba a acomodarse y a ir por los últimos reffiles previos al recital. A mis espaldas, unos camaradas hablando de la suerte del América vs Puebla del otro lado, unas chicuelas hablando sobre los próximos conciertos a los que asistirían (abanico infinito les digo)

Y en la bocina música acorde a la velada, “She´s Gone” de Step by Step, hasta “Eso es el Amor” de Nico Gómez And His Afro Percussion Inc. sonaron en la bocina hasta que por fin cerca de las 8:20 pm las luces se apagaron y en la bocina sonó War Pigs de Black Sabbath, esto mientras Chester Hansen subía al escenario para dar los primeros acordes.

Seguido por los demás integrantes la cosa ya estaba bien cuajada por ahí de las 8 y media de la noche, todos listos en sus posiciones y a darle que es candela, “Signal From The Noise” comenzaba a retumbar en las bocinas mientras únicamente la banda era iluminada por un proyector.

Y es que esa fue la constante sobrinos, ni una sola lampareada, únicamente el escenario era iluminado por un proyector que colocaba imágenes en lo-fi con gente bailando o algunas secuencias muy conceptuales, también pusieron tomas caseras que la banda misma grabo en sus viajes. Caminos en carretera, calles en japón, desiertos, todo era un unisonó de sentidos que eran perfectamente musicalizados por Badbadnotgood.

badbadnotgood en escenario
La banda solo estuvo acompañada de la luz de un proyector / Foto: OCESA / César Vicuña

“City of Mirrors”, “Timid Intimidating”,” Beside April”, “Love Proceedinsg”, “Lavender” fueron algunas de las invitadas de la noche, canciones con las cuales era imposible seguirles el ritmo pero que en intensidad se sentían como si hubiéramos nacido con ellas.

“Estamos muy felices de estar aquí”, “Estamos muy agradecidos por estar apoyados por gente hermosa esta noche, bienvenidos a la experiencia audiovisual del Talk Memory” dijo desde la batería Alexander Sowinski para prender a la gente, que estaba completamente entregada.

Posterior al encore la agrupación regresó para culminar la velada con “Na Boca Do Sol” y “The Chocolate Conquistadors” confirmando así que la música de Badbadnotgood no solo es para entrar en introspectiva, sí no que también se siente, se baila y se saborea.

badbadnotgood concierto blackberry
Una gran noche la que nos regaló BADBADNOTGOOD en el Auditorio Blackberry / Foto: OCESA / César Vicuña

Una gran noche de jazz, experimental y post-bop que tuvo ayer la colonia Condesa, y un obligado para ti sobrina o sobrino que están iniciando la aventura por el género.

Master de la fina grosería, amante empedernido del videojuego y secuaz de todo lo bello que se haga en fotografía. Que vivan los 2000, la música y el juguito de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *