Conecte con nosotros

Pólvora Live

La Barranca, La Castañeda y San Pascualito Rey en El Frontón: una noche para la historia

La Barranca, La Castañeda y San Pascualito Rey se presentaron en El Frontón México como parte de El Ritual.

Publicado

el

La Barranca, La Castañeda y San Pascualito Rey en el Frontón

Desde que se anunció el Ritual, un evento para celebrar tres generaciones distintas de rock mexicano, mi expectativa fue alta. Desconozco porque nunca alguien había tenido la idea de reunir en un mismo escenario, con shows completos, a La Castañeda, La Barranca y San Pascualito Rey. ¡La mezcla es simplemente perfecta! Los tres poseen una mística única que al unirse, provee una atmósfera bohemia que pocos actos podrían dar.

Aunque una cruel tormenta se desató por toda la ciudad, no fue obstáculo para cruzar la explanada del Monumento a la Revolución, envuelta entre luces rojas y azules, con la misión de llegar al Frontón México a uno de los mejores eventos que haya tenido la escena nacional en años. Una iniciativa que de verdad, espero se le de seguimiento anual.

San Pascualito Rey: una catarsis de vino y lágrimas

A pesar de la travesía que involucró llegar hasta la sede por la lluvia, varios cientos logramos llegar para San Pascualito Rey. Lo primero que aplaudiré de El Ritual es la puntualidad. Parece increíble que aún ocurren conciertos de la escena donde empiezan hasta que se les de la gana para “que llegue más gente” y obvio, compren más cerveza. Pero aquí no: se anunció a San Pascualito a las 8:20 y a esa hora salieron, así siguiera entrando gente empapada.

Con copita de vino en mano y el esquelético personaje del Sufro sufro sufro de fondo, Pascual subió al escenario para reabrir heridas amorosas o crear escenarios imaginarios, ya dependía el caso de quien. Al menos “Aquí estaré” me llevó a momentos turbios de la vida, eso sí.

Su ritual de la noche fue celebrar el vigésimo aniversario de su debut, reflejado en los grandes clásicos como “Nos tragamos” y “Te voy a dormir”, junto a una mezcla de éxitos con “Así es el amor” y “Me dio la vida”. “Ya quítate la playera, Pascual”, le gritaba un jarioso detrás de mi. Cada quien sus gustos.

Como spoiler, Pascual anunció que el documental sobre la banda, Canción que quema, formará parte del FICUNAM (seguro a la programadora no le debió caer en gracia que lo dijera). Así que atentos a emprender el viaje al CCU.

Nunca había visto a San Pascualito Rey en vivo pero es una de esas agrupaciones que reinventa sus temas para no sonar exactamente igual que en disco. La energía que le da el cantante es apabullante, al fin alabo más la idea del dark guapachoso.

San Pascualito Rey en el Frontón
Quien como Pascual que sin importar la cantidad de vino en la sangre, sigue dando todo de si. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

La Barranca: la poesía encarnada en rock

Salí al lobby unos instantes para encontrar a una decena de despistados viendo la pelea del Canelo. Puro morbo a sapiencia de que el tapatío, siempre gana cuando lo emparejan con bultos genéricos. Por fortuna esa postal duró un par de minutos porque era momento de ver a La Barranca.

Dieron las 9:55 cuando las luces apagaron. “Maestro, maestro”, le gritaban a José Manuel Aguilera. Con un vistoso traje violeta y camisa naranja, el guitarrista subió al escenario tras los redobles de Abraham Mendoza. A un costado del escenario, alcancé a ver a Chava de la Casta junto a una acompañante bien abrazados, disfrutando el show.

Me recosté en el suelo del Frontón (tristemente, había mucho espacio para hacerlo en General B) para disfrutar de cada melodía, de los visuales que acompañaban las pantallas laterales y el enternecedor tono de voz de José Manuel cuando narraba alguna anécdota. “No es por presumir pero cuando existía la radio y ahí nos ponían, esta era una de las canciones que sonaban”, dijo cuando sonó “El alacrán”.

Bajo nubes grises, bellos rostros femeninos y cuervos revoloteando, La Barranca aprovechó para presentar algo de su reciente material, Entre la niebla, como la genial “Sueño de orquídea”.

También fue la primera vez que los vi y aunque me quedé con hartas ganas de escuchar “En el fondo de tus sueños”, fue un recital maravilloso. El viaje que fue vivir “Posiblemente Imposible” (de la que considero su mejor placa, Piedad Ciudad) o su gran cierre con “La barranca”, “Cuervos” y “Día negro”, coreada por todos, no tuvo comparación. La maestría quedó más que confirmada.

La Barranca en el Frontón México
De grande me quiero vestir como José Manuel. Pura elegancia. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

La Castañeda: el eterno drama de la locura

Dio la impresión de que La Barranca se extendió unos cuantos temas más aunque también, varios iban mentalizados a que si La Castañeda saldría hasta las 11:30, nos íbamos a fregar sin alcanzar transporte. Esa es la única observación que tengo al respecto: si los tres iban a dar show completo, ¿qué costaba empezar más temprano? Ya también sus fans no son como para estar afuera tan tarde, lo que es.

Esto se vio reflejado en la forma tan apresurada de tocar de la agrupación. En menos de un parpadeo, ya estábamos en “Secta de extraños”. ¡Ah caray! Sin embargo, esta me ha parecido una de las actuaciones más interesantes de La Casta, siempre acompañados por toda la parafernalia teatral y un demencial espectáculo.

En esta ocasión, la música habló por ellos, por este legado que han forjado durante más de tres décadas. Chava mantiene impecable su voz (aunque sí, varios bromearon de que parecía Carlos Trejo) y los León, siempre virtuosos. Un gran cierre para celebrar que el rock mexicano, siempre encontrará refugio en la sede que le pongas: los leales parroquianos siempre le seguirán.

La Castañeda en el Frontón México
El cierre de La Castañeda se dio con los clasicazos de “lo mejor del rock en español en mp3”: “Cenit” y “Transfusión”. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

Setlist de La Castañeda en el Frontón México

  1. “Amantes de lo insólito”
  2. “Tumba matriz”
  3. “El loco”
  4. “La fiebre de Norma”
  5. “Tóxico mágico”
  6. “Gris normal”
  7. “Sueños”
  8. “Secta de extraños”
  9. “Gitano demente”
  10. “La dosis”
  11. “La espina”
  12. “Cautivo de la calle”
  13. “Tloque Nahuaque”
  14. “Misteriosa”
  15. “La última noche”
  16. “Vapor”
  17. “Cenit”
  18. “Transfusión”

Fotógrafo y reportero desde 2015, programador del Festival Macabro, profesor de Historia del cine en la FES Acatlán y coordinador de materiales en Filmin Latino.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *